BIENVENIDO

Gracias por visitar este Blog.

Se pueden publicar comentarios en cualquier reseña. Para consultar reseñas antiguas, solo tienes que pinchar en "Listado Alfábetico de las películas del Blog".

Todos los comentarios serán contestados. Para plantear dudas, sugerencias o cuestiones puedes enviar un e-mail a: sgmcine@hotmail.com

Actualmente hay 349 reseñas publicadas.

lunes, 19 de febrero de 2007

Enemigo a las puertas (Enemy at the gates)

Enemigo a las puertas (2001)

Stalingrado, 1942. Mientras alemanes y rusos combaten duramente en las calles de la ciudad por cada metro de terreno, el joven soldado ruso Vassily Zaitzev (Jude Law) es enviado a combatir en primera linea. Tras salvar la vida al comisario político Danilov (Joseph Fiennes) y gracias a sus habilidades como experto francotirador, Zaitzev llega a convertirse en una pesadilla para las tropas alemanas, hasta el punto que el alto mando alemán decide enviar a Stalingrado a uno de sus francotiradores de élite, el Mayor Koenig (Ed Harris), con la misión de encontrar a Zaitzev y eliminarlo.

El director francés Jean Jaques Annaud (responsable de la magnifica “El nombre de la rosa”) retomó el tema de la lucha por Stalingrado, una de las batallas más sangrientas de la historia, para contarnos una historia con aires de Western clásico, centrada en el apasionante duelo singular que se establece entre dos hombres inmersos en la gigántesca batalla, un duelo en que solo uno de ellos puede sobrevivir.

Con esta premisa argumental, basada en un hecho parcialmente verídico, pues Vassili Zaitsev existió realmente y está documentado que los alemanes trataron de eliminarlo, aunque el duelo con Konig no está documentado y posiblemente no sea realmente histórico, Annaud nos regaló una película europea que poco tiene que envidiar a las superproducciones americanas. De este modo, la película ofrece efectos especiales sobresalientes (atención al ataque de los Stukas contra las barcazas que cruzan el Volga), una cuidadísima ambientación, y una fotografía muy cuidada que prácticamente logran trasladar al espectador a Stalingrado en 1942, en plena batalla. Asimismo, los actores principales están muy bien en sus papeles, especialmente Ed Harris, que prácticamente parece salido de una escuela militar prusiana, y Jude Law, que está muy convicente interpretando a Zaitzev.

Otro gran acierto de la película es retratar el lado oscuro del régimen soviético, usando a los hombres como carne de cañon, y sacando procecho del sacrificio de los defensores de Stalingrado como arma propagandística para el régimen de Stalin. Como no podía faltar en un film de Annaud, la pelicula alterna la desolación de Stalingrado con otras escenas de gran plasticidad, rememorando la infancia de Zaitsev cazando lobos con su abuelo en Siberia, de gran lirismo y belleza paisajística.

Pese a todas estas virtudes, a “Enemigo a las puertas” le falta algo para resultar redonda. La historia del triangulo amoroso entre Zaitsev, Tania (la mujer soldado), y el comisario político interpretado por Ralph Fiennes no acaba de encajar del todo bien en el argumento, y posiblemente por ello el ritmo de la narración resulta un poco irregular. Asimismo, se echa de menos una mayor contextualización del desarrollo de la batalla en sí, y probablemente hubiera sido de desear una resolución más emocionante del duelo final entre ambos francotiradores.

En cualquier caso, las virtudes de “Enemigo a las puertas” superan ampliamente sus defectos, por lo que puede considerarse un clásico menor, pero clásico al fin y al cabo, uno de los más recientes del género bélico. Una película que hay que ver.

Calificación: 7,5/10 

42 comentarios:

japa dijo...

Un asunto que se refleja bien en esta película y me ganó es la desmitificación del "héroe". Vassili sabe que es un héroe para todos, que todos esperan sus triunfos, que todos le apoyan (el pequeño Sasha daría su vida por él y por desgracia la da) y esa presión le va aplastando; La secuencia en que Krushev (muy bien interpretado por Hoskins) reclama soluciones y Fiennes le ofrece la opción de usar héroes) es un excelente punto de inflexión.
Ahora, si tengo que elegir, me quedo con la excelente escena en que Fiennes y Jude están escondidos entre cadáveres y el comisario descubre que tiene ante sí un diamante en bruto: la eliminación de los alemanes resulta perfecta, creíble, y grabada con una austeridad ejemplar.

Von Kleist dijo...

Buenas Japa

Aparte de la escena que comentas, también es de resaltar la crítica implicita al régimen comunista en la escena en la que Vassili es llevada a la lujosa fiesta donde se encuentra con Kruschev, y se muestra el lujo y buena vida de los jefes del partido mientras los soldados mueren por miles en el frente. Sin duda, hay muchas escenas de esta película que son ricas en matices.

Pableras dijo...

Tremenda una escena que no sale en la peli, sino en los extras del DVD, que sale Hoskins tomando un trago con Fiennes, y a su vez Krushev criticando duramente al Camarada Stalin. Me impresiono mucho esa escena. Muy buena.

Von Kleist dijo...

Buenas

Sí, he oido hablar de ese material desechado que comentas, con la escena de Krushev criticando a Stalin, la cual de haberse incluido habría acentuado aun más el fondo anticomunista de la historia. Una pena que se suprimiera, aunque quizás habría desviado la atención de la historia principal.

Saludos

Alejandro_ dijo...

Una película muy entretendia, aunque como dice Kleist le falta algo para ser redonda.

La ambientación es muy buena, los uniformes correctos, y se agradece el uso de material alemán (Pz-III) y soviético, aunque en algunas escenas aparecen T-34-85.

Sin embargo hay algunos puntos que no me parecen correctos. Los cruces del Volga se realizaban de noche, precisamente para evitar lo que ocurre en la película. El desembarco del trense produce justo al lado del frente. Tampoco he leido que se diesen 1 rifle por cada persona, y los incidentes donde se disparaba inmediatamente contra las tropas que se retiraban eran más bien aislados.

Me gustó mucho el papel de Hoskins (Khruschev) y Ed Harris (Koenig).

Saludos y felicitaciones por el blog, amigo Kleist.

Von Kleist dijo...

Buenas Alejandro

Gracias por tu comentario. Respecto a lo que comentas, posiblemente los episodios de la NKVD disparando a las tropas rusas para que avanzaran no fueran norma, pero por lo que tengo entendido hasta finales de 1942 fueron algo más que episodios aislados. El hecho de que la pelicula retrate la otra cara del comunismo me pareció bastante de agradecer, porque es algo relativamente extraño en el cine de la II GM.

Saludos

alucard dijo...

saludos.
una de las cosas que mas me gustan de esta pelicula, es como muestra la crueldad del regimen comunista de stalin. te hace plantearte quienes eran peores, si ellos o los alemanes.

todos los matices son ciertos; stalin ordeno ni un paso atras,y sus propios comisarios disparaban contra sus camaradas. destaco el comentario que hace el mentor de vasili cuando le esta contando su vida: "si esta es la tierra del socialismo y la libertad yo te la regalo". tambien, se muestra como los altos mandos prohibieron la evacuacion de la poblacion civil,con la finalidad de que los propios civiles se alzasen contra los invasores, causando miles de bajas civiles.

Von Kleist dijo...

Hola alucard

No puedo estar mas de acuerdo contigo. La verdad es que le doy un "10" a Annaud por reflejar en esta película lo que muchas veces el cine ha obviado, la natureza criminal e inhumana del comunismo stalinista. Por una vez, el cine ha mostrado la cara oscura del bando de los "buenos", ojalá cunda el ejemplo para futuras producciones.

Saludos

Brandkommando dijo...

Las famosas escenas aqui comentadas de "Enemigo a las Puertas" han sido infladas exageradamente.
Sin duda no niego que algunas existieran, pero mas bien como hechos aislados.

Por otra parte es licito pensar que el verdadero carnicero del pueblo ruso en la Segunda Guerra Mundial no fueran los Alemanes en primera instancia, sino la locura megalomana e intransigente del propio Stalin y una postura de total desprecio hacia su propio pueblo.

Por cierto, no olvidemos que dichos hechos fueron repetidos por los propios alemanes contra sus ciudadanos cuando las cosas se volvieron en su contra.
Los mandos disparaban a sus propios soldados antes de permitir cualquier acto de rendicion, a la ciudadania se les negaba el exodo,
El ultimo reducto del ejercito lo formaban jovenes sin experiencia belica, simple carne de canon.

En fin, el mismo perro con distinto collar...

La pelicula, salvo el maniqueo exagerado de los hechos es correcta.

Un blog excelente.
Salu2.

Von Kleist dijo...

Hola Brandkommando

Bienvenido al blog y gracias por el comentario. La verdad es que los fusilamientos de soldados rusos no fue precisamente algo "aislado" sobre todo en la fecha de Stalingrado, cuando el NKVD hizo de todo para aplicar estrictamente la orden de Stalin de "ni un paso atrás". Aunque también es cierto, como señalas, que tales acciones se dieron también en el bando alemán, especialmente en los meses finales de la guerra.

Saludos y espero verte más veces por aqui.

juanguga dijo...

Conforme en general con lo dicho anteriormente. Solo criticar la escena de sexo bastante explícito que considero innecesaria y que no encaja en una película seria. El mismo hecho se puede sugerir sin perder el hilo de la historia.

Von Kleist dijo...

Hola Juanguga

Personalmente no considero que la escena sea tan explícita (al menos para los estándares de otros films), y además creo que está justificada, pero es cuatión de opiniones. Además en este caso se agradece que la historia romántica de Zaitzev con Tania sea tratada de una forma secundaria, sin entorpecer la acción principal. Algo que no ocurre en muchos films bélicos que introducen este tipo de elementos.

Saludos

Imperator dijo...

Creo que no es Ralph Fiennes el comisario politico, creo...

Saludos!

Anónimo dijo...

Tienes razón, Imperator, el comisario político es Joseph Fiennes, hermano de Ralph, famoso antes de esta película por ser protagonista de Shakespeare in love.

Paulus dijo...

Hola.

De nuevo comento. He de decir que esta película la he visto hace tiempo. Pero los recuerdos que vienen a mi mente acerca de ella son suficientes para poder escribir acerca de la misma. Anticipo que me pareció una gran película y, el tuyo, un gran comentario acerca de la misma. De nuevo te felicito.

En primer lugar tengo que señalar que resulta apasionante en sus primeras escenas (quizás hasta el momento en el que Vassili dispara a los alemanes) si bien, para mi gusto, y como bien comentas, la historia pierde interés a según transcurre el tiempo del film. La historia amorosa y los cambios de ritmo que acertadamente señalas no ayudan a mantener la "tensión".

Por otra parte me gustaría, al margen de los Panzer alemanes, que pudiese haber aparecido alguno de los T34 rusos semienterrados pues tuvieron cierta importancia en lo que a esta batalla urbana se refiere. Otra carencia, a mi parecer, reside en el hecho de que, al margen de Koening, no se muestra la fuerza, la contundencia y la valentía de uno de los mejores ejércitos de la guerra como fue el VI Ejército de Paulus, aunque minorado en el combate urbano. Regalarles o tributarles una escena a tan valerosos soldados no sería algo descabellado.

Caprichos aparte, en la cruel eliminación de los soldados bolcheviques por sus camaradas, coincido contigo, von Kleist, en que no eran hechos aislados. Es algo históricamente probado y ratificado por las sentencias que Stalin dejó para la posteridad: "Ni un paso atrás" o "Al soldado ruso es al único soldado que le sale más caro retroceder que avanzar". A ese extremo jamás llegaron los alemanes, cuyo honor es destacado por la literatura de post-guerra americana incluso. De ahí que en su avance sobre la URSS fuesen aclamados en cada pueblo que liberaban de las ordas de la NKVD.

Un saludo.

Von Kleist dijo...

Buenas Paulus

Deduzco que por tu nick, eras aficionado a la historia del VI Ejército.

En cuanto a lo que señalas, es cierto que se echa en falta alguna que otra escena de combate entre unidades alemanas y rusas. Pero como el directo quería centrarse en el duelo personal de los francotiradores, supongo que decidió obviarlos. En cuanto a la liberación de la NKVD, muy de acuerdo, lo malo es que detrás venian las tropas de la SS y SD.

Saludos

José Luis dijo...

Muy buenas a Kleist y a los demás.

Creo que uno de los pequeños fallos de la película es que la historia romántica no acaba de "traspasar la pantalla", en parte creo yo porque la señorita Weisz es una actriz un tanto "sosita". Por lo demás, coincido bastante con la crítica de Kleist. Me parece una cinta bastante buena y una muestra de que se pueden hacer grandes producciones de calidad fuera de Hollywood. Si la película es menos famosa o ha tenido menos nombre considero que es precisamente por el hecho de ser una cinta europea.

Saludos.

Von Kleist dijo...

Hola Jose Luis

Estoy de acuerdo contigo, la historia romántica, más que enriquecer, entorpece un tanto la trama. Y da la impresión de que ha sido introducida -como en tantas ocasiones ocurre en el cine bélico-con la única finalidad de hacer la película más asequible al público en general (leasé, femenino).

En cuanto a las aptitudes de Rachel Weisz, también coincido contigo, no es una mala actriz, pero le falta algo de carisma.

Saludos

Zeitzler dijo...

1.Para mí lo mejor es el comienzo cuando te muestra a los pobres rusos acribillados por los alemanes, que salen por pies, y luego son acribillados por sus propios oficiales. Una escena de aúpa. Y el oceano de cádaveres en el que se esconde el comisario, de donde sale Vassili...

2.Mención aparte un excelente Bob Hoskins que se sale como Krusev (Lo que no sé es si esa era la apariencia física de Nikita en 1942. Creo que no tenía el pelo blanco todavía. ¿No lo ponen demasiado como era en tiempos de Kennedy?)

3.Otra escena genial cuando los comisarios tartamudean de miedo: "De-de-bemos matar a to-todos los que huyan, ca-camarada"

"Ya lo llevamos haciendo desde el principio. ¿No se les ocurre otra cosa?"

"Ma-ma-temos ta-también a su-sus familiares, Ca-ca-marada"

"Cuentenme algo que no hayamos hecho ya"

"Darles esperanza"

4.Y la escena en que llevan a Vassily a la rueda de prensa. ¿Se filmo antes o después de Forrest Gump? Porque me dio la impresión de ser calcadita de las escenas de Forrest en la casa blanca. Si fue una precursora, fue prófetica de como rodar ese tipo de escena.

5.Pero nadie como Ed Harris. Cuando lo veo con el cigarro en los créditos al final...

Alanbrooke dijo...

Y la relación entre Harris y el pobre Sasha. Nunca olvidaré el diálogo.

"Lo sabía. Me mentiste desde el princio. No te avergüenzes. Elegiste tu bando y eso esta bien. Elegiste a los rusos, porque tú eres ruso. Creo que yo hubiera hecho lo mismo que tú. En lo que metiste la pata es en venir aquí. Eso sí que fué lo único que estuvo mal, mi pequeño Sasha. Lo siento por lo que voy a tener que hacer..."

Nadie como Harris.

Y la música al final...

Von Kleist dijo...

Buenas Zeitzler y Alanbooke

Gracias por los comentarios. Concuerdo con ambos. La forma en se muestra la cara asesina del régimen de Stalin respecto a sus propios soldados y ciudadanos, además de inusual, es tremedamente realista. Y ¿que decir de como se retratan a los comisarios políticos?. En un par de secuencias, la película muestra más de la URSS durante la guerra que decenas de producciones anteriores.

En cuanto a las escenas del banquete y Krushev, claramente son posteriores a Forrest Gump, cuyo año de producción (1994) es anterior al de "Enemigo a las puertas". Lo que no sé es si se inspiraron en ella.

Alan coincido contigo. Harris roba cada plano en el que aparece. La pinta de frio oficial prusiano no se la quita nadie, parece recien salido del Cuartel General de Zossen. Un pedazo de actor secundario que a mi modo de ver, logra uno de sus mejores papeles en este film. Y la escena de la ejecución de Sasha... simplemente (y pese a estar narrada en elipsis) estremece.

Saludos

Gewehr 43 dijo...

Um, Enemigo a las Puertas, probablemente una de las mejores peliculas belicas de esta decada que ya toca a su fin.

Si una pelicula se la puede juzgar por las secuencias que se te quedan, en este caso va uno bien servido.

El abuelo enseñando al nieto a disparar.
Ese mapa de Europa que se va cubriendo por la esvastica hasta llegar a Stalingrado, mientras un narrador nos pone en situacion.
Todos los reclutas rusos metidos en los trenes como si fueran ganado y encerrados con candado.
La fantastica escena cruzando el Volga,¿alguien a mencionado el primer Call of Duty?.
La escena de los cadaveres en la fuente y los tiros de francotirador que mete el protagonista aprovechando el ruido de las explosiones, ¿alguien a mencionado el Call of Duty: World at War?.

Y eso que no quiero dar la impresion de ser un viciado a esta saga de juegos, de hecho el juego que me tiene enganchadisimo desde hace meses es el Borderlands, un juego parecido al Fallout pero mas sencillo que ...., bueno sera mejor que siga con la peli.

....sigue...

Gewehr 43 dijo...

De los actores me gustaron especialmente: Ed Harris, esa frialdad que demuestra en toda la pelicula me encanta. De echo no me gusta la forma como muere, creo que es poco real. Un tipo tan frio no hubiera salido a confirmar el disparo de esa forma, dejandose ver en campo abierto.

Otro actor que tambien me gusto fue Bob Hoskins haciendo de Jruschov o Khrushchev, en internet lo ponen de las dos formas. Me gusta la escena donde el oficial ruso le da explicaciones de porque no han podido defender los muelles y Hoskins directamente saca una Tokarev y se la pone encima de la mesa al oficial. Todo un ejemplo de como funcionaba el ejercito rojo.

Otro que me gusta es Ron Perlman haciendo de ese veterano francotirador que alecciona al protagonista. Hay una frase que le dice a un tal Volodia que va con ellos, cuando tiene que ir al buscar el rancho, le dice algo asi como: "...y no lo derrames por el camino, maldito cabron marxista!". Me encanta esa frase.

...sigue...

Gewehr 43 dijo...

La verdad esque la peli me gusta mucho, y si bien la historia de amor no me convence (quiero ver tiros y no besos!!), al menos no echa a perder la peli, aunque es cierto que le hace perder puntos.

Para acabar quiero desearte feliz navidad...¿¿¿¿?????... si, ¿que pasa?.
Aunque tu y yo seamos dos perros de la guerra embrutecidos por el combate, tambien tenemos nuestro corazoncito. Yo, sin ir mas lejos, esta mañana capture a un partisano y antes de meterle 4 tiros le desee un prospero año nuevo.

Bueno camarada nos leemos el año que viene.

Von Kleist dijo...

Buenas Gewerh 43

Ecantado de leerte de nuevo. En cuanto a lo que comentas, es muy cierto, la introducción del film es bastante buena, y la escena de Vassily aprendiendo a disparar con su abuelo y como ya de niño aprende a entablar un duelo singular con su "presa" es memorable. Y los secundarios están realmente bien, lástima que en el corte final del montaje se eliminaran las escenas en las que se ve a Bob Hoskins/Kruschev conferenciando con el mismo Stalin (creo que en la edición de DVD sí aparecen).

Y sí, la película indudablemente ha inspirado el Call of Duty, al menos en la versión que jugué yo de la PS-2 hace ya algunos años, el escenario de Stalingrado estaba directamente sacado de las escenas del film. A mi también me parece de las mejores bélicas de esta década que toca a su fin.

Pd. Espero que antes de desearle feliz año al partisano le invitaras al menos a un polvorón...;)

Saludos y Feliz año 2011

Andreína dijo...

Yo cuando la ví me la lloré toda... algunas chicas se enamoran de el galán guaperas o del prota de la peli a mí me pasó exactamente igual, sólo que me enamoré locamente del pequeño Sacha. Nunca le perdonaré a Ed Harris por esa secuencia. ¡Mi pequeño Saaaaachaaa!


Y todavía me duele oír esa frase: lo peor es que el director se regodea haciendote sufrir; primero te da a entender que Harris ve en el pobre Sacha una especie de sustituto de su propio hijo cuando intenta salvarlo diciendole que no venga, y luego te da el porrazo de mostrartelo helado con eso de que "Lo siento por lo que voy a tener que hacer..."

Todavía no puedo ver ninguna película de Ed Harris sin llorar.

Creo que Kruschev no se parecía en los años 40 a como lo ponen en la peli, pero creo que es una licencia más o menos justa, porque si no lo pones así nadie se va a creer que es Kruschev (o como sea que se escriba) Por otra parte en Los Tudor vemos a un Enrique VIII sin barriga y sin barba, es cierto que en su juventud no estaba tan gordote como en el retrato de Holbein pero a muchos les debe de resultar desconcertante verlo así..

Angelina dijo...

Llevo años tragandome las manías de mi hermana con esa película (odio a ese maldito niño) y sus monólogos interminables cada vez que se menciona la famosa escenita YA ME TIENE HASTA LOS...

En mi opinión Harris se desigura a sí mismo al terminar como el típico nazi matniños (literalmente) en un personaje del que se podía sacar mucho más jugo si se le evitaba caer en el estereotipo de siempre. Menos mal que consigue dar el tipo y no parecer cursi cuando hace el trilladísmo acto-de-maldad-que siempre-vemos-hacer-a-los- nazis, que en realidad son un lastre más que una ventaja en el cine de la IIGM. (Excepción: en Resplandor en la Oscuridad se vería con agradecimiento que un buen malote de la Gestapo le ajuste las cuentas a "Moñitos" Griffith) en mi opinión, allí es cuando se descubre al verdadero actor: cuando logra sacar adelante esos topicazos eternos del cine sin que se note la metida de pata.

Von Kleist dijo...

Buenas Andreina

La verdad es que la ejecución de Sacha es uno de los momentos cinematográficos más polemicos del cine sobre la II GM. Y eso que está narrado mediante una elipsis. Muchos espectadores pensaron que en cierto modo venía a romper el retrato equilibrado del personaje de Ed Harris hasta ese momento en la película. Pero a mi me parece consecuente. Koenig está en Stalingrado para eliminar a Zaitzev, es un francotirador profesional acostumbrado a matar sin pestañear. ¿Por qué no iba a ejecutar a Sasha, cuando descubre que era un traidor?. Lo raro hubiese sido que se transmutara en una hermanita de la caridad a esas alturas. En cuanto a Kruschev, coincido con lo que dices, se trataba de hacerlo identificable, supongo.

Angelina, si lees la respuesta que le he dado a tu hermana, verás que no concuerdo contigo en lo de que el personaje de Harris se desfigura al matar a Sasha. Pero en cualquier caso, sí que estoy de acuerdo en que Harris borda el papel. Para mi gusto, es uno de los mejores secundarios del cine actual.

Saludos

Andreína dijo...

No digo que no, pero lo cierto es que pone frénetica ver que matan a mi primer amor. NUNCA VOY A PERDONAR A ED HARRIS.

Ahora bien, de que la pinta de prusiano puro no se la quita nadie, pues la verdad es que le salio uno de los mejores nazis que he visto en el cine. Sólo verlo con el cigarrillo cuando salen los créditos al fina de la película ya le pone los pelos de punta a una. Pero es que la crueldad del director con la manera de matar a Sacha me pone histérica: te presenta un personaje al que no puedes dejar de amar y luego te lo mata de un modo... en fin, que siempre termino sacando el pañuelo para llorar...y eso que la peli no se corta un pelo a la hora de mostrarnos cargas suicidas con ametralladoras de tu propio bando detrás mareas de muertos tapizando las calles y ruinas apocalípticas.

Es curioso, pero la visión de un Stalingrado semidestruido me recuerda un poco a la Tierra en decadencia de Blade Runner. El mismo caos el mismo ambiente de fin del mundo, la misma visión desolada urbana, bueno, aunque sean dos filmes muy diferentes, algo de parecido tiene la escenografía, no que sea igualita, pero te causa en cierto modo la misma impresión.

Pero es que no puedo ver esta película sin pensar en mi amado Sacha...

Angelina dijo...

Sin comentarios. Odio a ese maldito niño.



(Ya me tiene hasta los...)


Es curioso que a Ed Harris no le hayan dado más roles protagónicos, porque es un actor muy notable. Pero generalmente hace de secundario.

Angelina dijo...

Porque nadie le perdona esa canallada: al aceptar ese papel se ganó el odio de millones de cinéfilos que como yo, no pueden verlo sin sentir que les sangra el corazón. Todavía me duele verlo.

Angelina dijo...

Disculpela, Herr Kleist: con esta película mi hermana pierde toda ecuanimidad emocional. (el último comentario lo mandó ella, pero le temblaban tanto las manos que se equivoco y puso una "g" donde debían ir la "r" . A veces le pasa cuando una película la conmueve mucho.


(Ya me tiene hasta los...)

Es curioso que sobre Stalingrado se hayan hecho muchas menos películas que sobre El Alamein a pesar de que fué más importante históricamente. Esta y alguna otra Apenas.

Von Kleist dijo...

Buenas Angelina y Andreina

Es cierto que Harris no se ganó precisamente el aprecio del úblico con la escena de la ejecución del jovencito Sasha. Pero bueno, aqui se puede decir aquello de que estaba justificado "por exigencias del guión".

En cuanto a lo de las pocas películas sobre Stalingrado, es cierto que no hay muchas si tenemos en cuenta la magnitud y trascendencia de la batalla. Que yo conozca hay 3 films sobre la misma, y dos de ellos son alemanes, mientras que de los rusos solo existe una que yo sepa. Y es que el "pecado" de esta batalla es que ni americanos ni ingleses participaron, de haber sido así, Hollywood ya habría producido media docena o más de títulos sobre el tema.

Muy bueno el apunte sobre la similitud escenográfica con Blade Runner, no había caido, pero es cierto que existe en cierta medida.

Saludos

Liddell Hart dijo...

No estoy de acuerdo. El problema con stalingrado como tema es que:

-Para empezar tiene que tener una fotografía lúgubre a más no poder (el símil con Blade Runner a mí no me lo parece tanto, pero algo hay) y eso es un riesgo, porque implica hacer una película "antipática" desde el punto de vista visual. En Por quién doblan las campanas y La caída del imperio romano pasaba algo similar: la oscura fotografía implicaba un riesgo de que la peli fuera aburrida.

-La historia no da héroes, porque precisamente tanto los alemanes como los rusos peleban a cuál más sucio. Comparar con la tonelada de películas sobre El Alamein (mucho menos importante estrátegicamente que Stalingrado) donde tenemos a un villanazo excelente como Rommel, al que para postre se puede usar sin que te acusen de incitar al odio, porque para eso intento derrocar a Hitler: una garantía políticamente correcta muy importante, porque si pintas todo lo que paso en Stalingrado pueden comerte a críticas precisamente diciendo que estas incitando al odio. Y mientras más riguroso seas peor.

-No tienes escenarios fotogénicos como el desierto, la campiña francesa, o los mares e islas del pacífico de otras películas sobre la IIGM.

-Y la película esta condenada de antemano a ser truculenta de verdad o a ser linchada por falta de rigurosidad. Comparar con Masacre ven y mira o La cruz de hierro que no son pelis para estomagos de pajarito. No te ofrece flexibilidad.

-Y eso es una limitante ya que la condena a ser trillada y caer en el topicazo: tal y como (quieras que no) les pasa algo a El pianista y La lista de schindler. Y no todos somos directorazos capaces de hacer algo "original" con esa línea.

En definitiva Stalingrado es un tema que no le da mucha libertad al director, y por es tan poco contado, no sólo por los directores anglosajones sino por los mismos directores rusos y alemanes.

Anónimo dijo...

Bueno, los americanos han heccho su cine bélico basado ante todo en su guerra civil que es la que más veces ha sido llevada a la pantalla, y Antietam, que fué la batalla más sangrienta no ha sido muy filmada, por razones parecidas: que la película sería obligatoriamente tremenda. Otro handicap es que la diferencia de culturas entre nazis y rusos no se presta para construir historias atractivas como por ejemplo Cartas desde Iwo Jima, El arpa birmana, Todos fueron valientes, Mediterraneo, Escarlata, y negro, o incluso El secreto de santa Vittoria que resalten el "contraste" entre unos y otros: Stalingrado te da la deprimente impresión que no había mucha difrencia entre ambos bandos y eso pega fatal para una peli. Mucho de su "sabor" depende precisamente de lo diferentes que sean los dos enemigos en duelo y el contraste de sus culturas.

Hay mucho cine ruso de excelente calidad y es interesante que sus directores no hayan explotado Stalingrado apenas. No creo que sea por casualidad. Y que no me vengan conque a los directores rusos les daba pena filmar sobre un frente en que no hubo anglosajones.

Por otra parte no olvidemos lo comentado en La estrella del norte: buena parte de los guionistas de Hollywood de los años 40 pertenecia a lo que podriamos denominar "intelectuales de izquierda", de modo que no es de extrañar que miraran con simpatía a la URSS. Una de las primeras pelis de propaganda americanas es Días de Gloria y no hay muchos americanos allí.

En cuanto a los directores alemanes, creo que después de filmar Stalingrado pues se encontraron conque se les agoto el tema, que no podían hacer más versiones "originales" del mismo, después de haber filmado esa (que no es gran cosa en cuanto a relato de la batalla como tal, porque te pierdes muchos detalles que no te explican) y que más películas sobre el tema implicaban el riesgo de caer en tópicos trillados, que a la larga, fatigarían al espectador.

Von Kleist dijo...

Buenas Liddel Hart

Personalmente no comparto del todo lo que dices. Es cierto que a priori, el tema de Stalingrado puede parecer limitado, pero a mi me parece que podría haberse hecho alguna película más al respecto. Podría haberse explotado más la faceta "verdunesca" de la batalla (por su similitud con Verdún en la I GM) para enfatizar la faceta antibélica de la historia, al estilo de Senderos de Gloria. También falta una película que explique algo mejor el desarrollo global de la batalla, porque ninguna de las que se han hecho hasta la fecha cuidan este aspecto. Ahora bien, es cierto que tampoco pueden hacerse una docena de films sobre el tema, porque este no da para tanto.

Anónimo, es interesante lo que dices. Yo creo que Antietam no ha sido llevada a la pantalla, porque no es una batalla digamos "épica" como sí lo es Gettysburg. En cambio, la más decisiva de la guerra, Vicksburg, tampoco ha sido llevada al cine. Quiero decir con ello que no importa tanto lo sangriento de una batalla, lo que importa es que hay batallas cinematográficas y otras que no. Ejemplo: Balaclava, una batalla muy poco importante desde el punto de vista militar, pero sobre la que hay dos películas.

Y en cuanto al cine producido en EEUU, curiosamente se inclina más por el Pacífico -donde la campaña terrestre fue más bien secundaria- que por Europa. Es por la misma razón, el teatro del Pacífico es mas "cinematográfico" que el europeo.

Saludos

Anónimo dijo...

Efectivamente, el tono épico de las escenas es muy importante, pero en ese sentido Stalingrado no ofrece escenas de mucha belleza épica como balaclava. Por lo demás para explotar el escenario de Verdún compo lo hace senderos de gloria, pues no olvidemos que hacía falta llamarse Stanley Kubrick. Pero comparto tu punto de vista sobre Vicksburg y Antietam. Sobre el cine del pacífico es una ventaja tener escenarios naturales más fotogénicos, y además el "contraste" entre culturas como estadounidenses y japoneses da para mucho. El contraste entre nazis y comunistas sólo lo he visto bien explotado en Europa Europa. Y el truco es no hacer contraste sino señalar las semejanzas entre unos y otros.

Liddell Hart dijo...

Bueno, es posible que en algunos aspectos no este del todo en lo ciero, pero al menos ya sabemos que la explicación clásica de que el "Pecado" de Stalingrado fué el no tener americanos en ese teatro no es ni mucho menos la única. Motivos diferentes para que no haya sido llevada al cine más veces los hay de sobra...¿Y cuántos americanos había en Verdún?

Pues eso.

Sobre los actores es interesante lo que se ha dicho sobre el precio que pagó Harris por ese papel...

A mí la que me encanta es la Weisz que a mí me pareció buenísmia. (No que sea muy buena actriz sino que esta muy buena). Le da una pizca de picante en todas las escenas a la peli. No sé, pero yo considero bien pagada la entrada sólo por verla. (Lo buena que está claro).

Ahora bien, lo que no me termina de convencer es que prefiera al francotirador y no al comisario poítico.

Porque el primero será buen mozo, será heróe de guerra con medallota y todo lo que ustedes quieran, pero el segundo es el "buen partido".

(Ya me imagino a la comadre de la Weisz: "Coooomoooo voy a creeer que vayas a dejar a un chico tan serio, comisario político, ímaginate, con lo escazos que están los garbanzos, y todo el mundo sabe que ellos son los únicos que comen caliente. Porque ¿Que puede darte el raso? Porque será buen mozo, pero es un raso, y no es que yo tenga nada contra los rasos hijia mía pero todos sabemos aquí quién te puede ofrecer una buena dacha") Vamos que con esa lavada de cerebro no me trago que el francotirador vaya a ser competencia alguna con el comisario político.


Y el comisario político es el que DEBE de tener a todas las chicas detrás de él: todos sabemos que es el que va a recibir una puesto de primera y una buena pensión, vamos, que no me trago que le haga caso al otro. En ese sentido el romance cae en en el trillado chico-rico-contra-chico-pobre-verdadero-amor-de-la-chica. Que sí, que se trata de una sociedad comunista, pero ¡Vamos! que las chicas casamenteras se fijan SIEMPRE en "el buen partido" siempre en todas las culturas, incluida la marxista, hombre, no me trago que una superhembra tan buena como la Weisz prefiera al pobretón muerto de hambre...

¿Y usted que piensa Von Kleist?

Von Kleist dijo...

Buenas Liddel

Disculpa el retraso en la respuesta.

Sobre lo que dices de la Weiz, es realmente una mujer atractiva. En cuanto a la credibilidad del romance, creo que sí es plausible que Tania prefiera a Vassily antes que al comisario político. ¿Cuantas mujeres prefieren al heroe de acción antes que rico burgés?. El pobre comisario burócrata tenia que resultarle por fuerza mucho menos atractivo que el jóven comabtiente proletario.

Además, como suele decirse "el roce hace el cariño" y el hecho de que los dos estuvieran en primera linea del frente tuvo sin duda su peso...;)

Saludos

Martín dijo...

Enemigo al Acecho (como la titularon aquí en América Latina) tiene varios cambios sobre el original. Bueno, me dirán que siempre ocurre con todas las películas, que para eso son películas y no documentales, pero en este caso algunos ayudan y otros no.
El triángulo amoroso es de los cambios que no funcionan porque nunca existió en la realidad, y se lo tuvieron que inventar desde cero. Y en este caso específico, la realidad puede ser mucho más culebrona...
En cambio, mucho mejor resultó el hecho que Danilov llegara antes y descubriera a Zaitsev, que apareciera para cubrir las hazañas del francotirador cuando ya era famoso (que fue lo que realmente ocurrió), pero aquí, la función de Danilov - y su relación con Zaitsev - es esencialmente la misma.
También me parece que exageraron demasiado con los comunistas malos. No digo que no hicieran lo que aparece en la película, ¿pero todo al mismo tiempo? Además, no tengo constancia que a un general lo obligaran a suicidarse por lo ocurrido en Stalingrado, aunque sí hubo remociones y desaires (especialmente duro fue lo de Yeremenko, que para peor previó lo que le iba a pasar), así como tampoco lo de los dos soldados por fusil. Es que si los comunistas hacían todo lo que presenta la película, los rusos debían de ser más que estúpidos por no alzarse contra Stalin, contando además con que la película no muestra razones por las cuales no simpatizar con los alemanes, o por lo menos preferirlos a los comunistas. Por eso digo que se les fue la mano... En todo caso, el Khruschev de Hoskins luce impresionante

Von Kleist dijo...

Buenas Martin

Que yo sepa, Zaitszev sí que tuvo algún tipo de romance durante la batalla de Stalingrado, aunque su desenlace fue menos romántico de lo que aparece en el film.

En cuanto a lo de las ejecuciones de aquellos que retrocedieran, se dieron con bastante frecuencia en el seno del Ejército Rojo, aunque fueron más comunes en 1941 que en 1942. Y suicidios de generales también hubo alguno que otro, aunque fueron sobre todo en los primeros meses de la guerra. Hay que tener en cuenta que Stalin y Beria veían conspiraciones y conspiradores por todos lados, así que no es de extrañar que muchos militares fueran presa de esa fiebre conspirativa. Por ejemplo, el famoso Rokossovski que perdió sus dientes en un interrogatorio del NKVD.

Y si, Hoskins encarna un buen Kruschev, sin duda un secundario de lujo.

Saludos

Anónimo dijo...

just dropping by to say hi