BIENVENIDO

Gracias por visitar este Blog.

Se pueden publicar comentarios en cualquier reseña. Para consultar reseñas antiguas, solo tienes que pinchar en "Listado Alfábetico de las películas del Blog".

Todos los comentarios serán contestados. Para plantear dudas, sugerencias o cuestiones puedes enviar un e-mail a: sgmcine@hotmail.com

Actualmente hay 357 reseñas publicadas.

lunes, 19 de febrero de 2007

Banderas de nuestros padres (Flags of our fathers)

Banderas de nuestros Padres (2006)

Clint Eastwood ha sido el director que mas recientemente ha decidido aproximarse a la II GM mediante dos películas que narraran la contienda desde los puntos de vista opuestos de los contendientes en la batalla de Iwo Jima. La primera, Banderas de nuestros padres, que cuenta la historia que rodeó a la archiconocida foto de los marines plantando la bandera de EEUU en la cima del Monte Suribachi sirve de pretexto argumental a Eastwood para componer un contudente alegato antibelicista y desmitificador sobre la guerra.

Opino que la historia está bien contada, (con flashbacks que van intercalando la batalla con la historia posterior), manteniendo un buen ritmo narrativo a lo largo de toda la película (la mano de Eastwood se nota). A ello hay que añadir unas buenas actuaciones de los actores principales, aunque ninguno sobresalga especialmente. Las escenas de batalla están filmadas con la excelente factura de "Salvar al soldado Ryan", resultando unos combates hiperrealistas, aunque personalmente eché de menos alguna escena de acción más.

En resumidas cuentas, la película es una denuncia de la maldad e injusticia intrínsecas de toda guerra, no solo ya para los enemigos, sino para los propios soldados que combaten por su país. Al final queda claro que la manipulación propagandística, los intereses económicos, y la política gubernamental resultan más importantes que las vidas de los soldados. Mientras estos arriesgan sus vidas por la patria, otros usan el sacrificio ajeno en beneficio propio. Este eje argumental es eficientemente desarrollado a lo largo del film.

Lo que quizás le falte a la historia es un punto de originalidad, ya que lo que cuenta sobre la brutalidad, el traumatico desarraigo que la guerra produce en los soldados o la injusticia que conlleva toda es guerra, es algo ya visto en títulos anteriores. Pese a ello, la película tiene la virtud de ser un alegato bastante sincero sobre la verdadera naturaleza de la guerra, alejado del patrioterismo americano al uso. El final, pese a ser en cierto modo convencional, resulta bastante emotivo, con las escenas del padre superviviente de Iwo Jima abrazándose a su hijo y contándole que ninguno de ellos era un heroe porque al fin y al cabo "luchaban por sus compañeros".

En resumidas cuentas, "Banderas de nuestros padres" es un film eficaz, conmovedor en algunas partes (atención especial al plano del sirope de caramelo), y de impecable factura técnica, aunque le falta algo de fuerza narrativa para llegar a obra maestra.

Calificación: 6/10

19 comentarios:

Pableras dijo...

Pos esta peli es un pastel infumable.
lamentable, si, alardes por aki por alla, pero es infumable. Una pena. incluso hay juegos de spectrum que me gustan mas que esta peli. que digo, habia una máquina de 5 duros de naves espaciales que me gustaba mas que la peli, que digo, cuando aun era una criatura tenia una maquina que hacia beep beeep con una palanca amarilla que me gustaba mas que la peli. ains, este Clint.....

Von Kleist dijo...

Buenas Pableras

Desde el punto de vista estrictamente bélico, desde luego la película me decepcionó bastante. Esperaba escenas de acción perfectamente recreadas estilo "Salvar al soldado Ryan", y lo cierto es que apenas hay alguna escena de combates.

Ahora bien, cinematográficamente hablando, sin ser una obra maestra, sí que es un film que tiene ciertas cualidades, aunque lejos de ser una de las grandes del cine.

Saludos

Anónimo dijo...

Je je, yo me hubiera aprovechado de la aureola de héroe para que mi vástago no me metiese en una residencia de ancianos como la que sale en los Simpsons.

Von Kleist dijo...

Buenas

Por muy heroe que fuera, (y eso es algo que la película muestra también) la fama fue temporal. En cuanto se pasó la fiebre por los "heroes de la bandera de Iwo Jima" los 3 supervivientes quedaron convertidos en juguetes rotos, como se muestra en la escena que uno de ellos llama al empresario que le había ofrecido trabajo, solo para descubrir que ya no le interesa. Ese aspecto sí que se muestra bien en la película.

Saludos

yossarian dijo...

Hola.

A mi en cambio me decepcionó que las escenas bélicas recordarán a las de la peli de Spielberg.

De Eastwood esperaba algo más sobrio, más cercano al clasicismo que él todavía representa.

Me interesaba y me cabreaba la gira para captar bonos, la utilización de esos pobres muchachos.
Pero me acabó agobiando la estructura constante de los flash backs, las postalitas para mostrar como caen los otros protagonistas de las fotos.

Entiendo que lo que se quería denunciar era el contraste entre el horror del combate y la utilización propagandística y falsa de las proezas de los soldados, y ahí es donde puso el acento; pero creo que en esta ocasión el viejo Clint no consiguió dar en el clavo.

Una pena.

Von Kleist dijo...

Buenas Yossarian

Estoy de acuerdo contigo, Eastwood no logró una película redonda en esta ocasión. No creo que sea problema de los "flashbacks" exclusivamente, sino más bien de que lo que cuenta no es excesivamente original y, eso sí, se incide demasiado en el tema de los bonos de guerra.

Y algo más de acción bélica habria sido muy de desear.

Saludos

Paulus dijo...

Hola Kleist

Por lo que a mi respecta, y aunque prefiero la de Iwo Jima, me parece esta una película muy muy buena. ¿Mejorable? Tratándose de Eastwood, desde luego. En lo atinente estrictamente a la película me parece muy aceptable en el fondo, en la trama, en los medios empleados y en el fin que buscaba. Es importante el hecho de no incurrir en un patriotismo barato al estilo Salvar al soldado Ryan (gracias Eastwood!!).

Sé que no es la película por excelencia de Eastwood, pero yo no era un admirador de Eastwood como director hasta que vi este film (además de su "gemela"). Algo que llamó particularmente mi atención y que, creo, contribuye a potenciar las sensaciones que transmite la película, es el constante tono gris azulado de la película. El trabajo de Eastwood se nota en el detalle más que en la película concebida en general.

Es cierto que alguna escena bélica más no supondría ningún escalafón menos para la factura de la obra. Pero para mí esa es una sensación eterna cada vez que presencio una pèlícula con buenas escenas, como es "Banderas de nuestros padres" (los aviones, la artillería, los blindados y material de desembarco).

De todos modos, te felicito (como en otras tantas ocasiones) especialmente por el análisis que haces. He leído muchos acerca de la película que comentamos y el tuyo es, con diferencia, el más preciso.

Von Kleist dijo...

Buenas Paulus

Gracias por el halago. La verdad es que el amigo Clint es para mi gusto, el último artesano clásico de Hollywood. Un director que tiene las ideas claras, y sabe como contar historias. Pero a mi modo de ver a sus películas siempre les falta un "plus" de genialidad o de profundidad narrativa para llegar a ser grandes películas. En pocas palabras, Eastwood siempre hace películas de "7" u "8" pero no llega al sobresaliente.

Pese a todo, como dices, es de agradecer el que haya ofrecido esta doble visión de la Batalla de Iwo Jima.

Saludos

José Luis dijo...

Buenas.

Muy acertado ese comentario de que Eastwood hace películas de 7 u 8 pero que no llega al sobresaliente. Qué gran verdad... y qué pena.

No me parece una película entusiasmante en absoluto, y tampoco debió de parecérselo al público norteamericano (al que iba dirigida), pues creo que fue un pinchazo en taquilla, mientras que el libro en el que se basa sí que fue un éxito.

No sé qué tiene exactamente, pero no me acaba de... digamos "de llegar". No sé si son las interpretaciones, que el drama no se centre en un personaje principal, cierta frialdad en las escenas de combates... no sé, pero es de esas películas que una vez que la has visto no te apetece volverla a ver en bastante tiempo.

Saludos.

Von Kleist dijo...

Buenas José Luis

Creo que el problema es exactamente el que comentas. Es una película correcta, pero no termina de "llegar" y tampoco de llenar. Quizás sea por la sensación permanente de que lo que nos cuenta Eastwood en esta película ya lo hemos visto en otras. Eso y la falta de acción, lastran el conjunto. Y es una pena porque el tema de la dura batalla de Iwo Jima daba pie a rodar buenas escenas puramente bélicas. Yo ya he comentado alguna vez que para criticar la guerra, hay que mostrarla en toda su extensión.

Spielberg, que entiende bastante de los gustos del público, desde luego no cometió el mismo fallo que el amigo Clint en este caso.

Saludos

José Luis dijo...

Buenas.

Sobre lo de Spielberg... bueno, no olvidemos que es el coproductor de esta película (y de "Cartas de Iwo Jima" también), así que no hubiera estado mal que le diera algún consejillo al bueno de Clint. Claro que, ¿quién se atreve a ponerse en plan profesor con Eastwood y a enseñarle el oficio a estas alturas?

Saludos.

Von Kleist dijo...

Hola Jose Luis

Estamos de acuerdo. Por más que Spielberg fuera el productor, yo creo que a estas alturas de la carrera de Clint, nadie se hubiera atrevido a decirle como debía enfocar la historia de sus films. Más que nada por que hubiera podido saltar con aquello de "Anda, alegramé el día"...;)

Saludos

Paulus dijo...

Hola Kleist.

Como "degustador" de cine bélico tengo que decir que siempre preferiré un mal Eastwood que un buen Spielberg. Sólo quería decir eso a raiz de los comentarios anteriores.

Gewehr 43 dijo...

Pelicula aburridisima, que a mi modo de ver peca de un excesivo melodramatismo.

Los 3 protagonistas me parecieron muy flojos, especialmente Adam Beach, el tipo se pasa media peli a moco tendido.

Como ya se apunto en otros comentarios hay demasiados flashbacks, y encima puestos de una forma bastante caotica.

Una cosa que me empieza a exasperar de las peliculas belicas norteamericanas es su excesivo dolor por los muertos en combate. Tios vais a una guerra, es logico que tengais bajas leñe.

Vale que tuvieron muchas bajas en Iwo Jima, Okinawa, Omaha Beach, el frente italiano..., pero otros ejercitos como el aleman y el ruso tuvieron bajas terribles en el frente oriental y no les veo lamentarse tanto.

Me resulta muy curioso que un pais como EEUU que se mete en tantas guerras tenga despues ese trauma con sus muertos.

Un saludo.

Von Kleist dijo...

Buenas Gewehr

Pues sí, la verdad es que el personaje de Adam Beach resulta patético (involuntariamente, supongo). Aqui al amigo Clint se le fue claramente la mano con la dosis de sensibleria. Y la falta de acción es lo peor, yo creo que la película habría ganado bastantes enteros introduciendo menos escenas lacrimógenas y un par de buenas secuencias bélicas. Como ya he dicho en alguna ocasión, la mejor forma de criticar la guerra es mostrarla en toda su extensión. Pero el frente del Pacífico es lo que tiene para Hollywood: despierta su lado más plañidero (basta con ver "La delgada linea roja" para comprobarlo).

Saludos

Zeitzler dijo...

Es curioso pero a mí las escenas de combate me parecieron frías. No sé, pero me supieron algo así como...faltas de emoción. Es raro de verdad.

Creo que la peli no convenze porque uno no se termina de tragar que los 3 supervivientes después de por fin salir del infierno del combate, ser héroes, y vivir la dolce vita de los hoteles caros y demás...encima tengan REMORDIMIENTOS DE CONCIENCIA!!! en vez de ser cínicos aprovechaos (digamos al estilo de los violentos de Kelly,también de Clint donde hasta sobornaban al oficial de las SS para que le aydudara a consumar el atraco) y es raro, porque Hollywood se especializa en esa clase de "antihéroes" simpáticos, pícaros y gamberretes. Y uno siente que estos tipos no son creíbles. Ese choque entre la veracidad de la trama y la gira para recaudar fondos y los puritanismos de los marines avergonzados de su papel, es lo que uno no se traga. Y creo que es lo que hace fallar la peli.


Sobre el dolor por los muertos en combate, me recuerda la frase de Stalin: una baja es una tragedia un millón es una estadística. Y creo que tiene razón. Con tantas pérdidas los alemanes y rusos se mueren por OLVIDAR. Y comoquiera que los amercianos no tuvieron tantos millones de castigo, pues les pasa eso del sentimentalismo.

Von Kleist dijo...

Buenas Zeitzler

Creo que el principal problema de esta película es precisamente el que comentas: el exceso de sentimentalismo. Vale que los soldados tuvieran su parte de estrés postraumático. Pero de ahi a que se convirtieran en unos auténticos "lloricas", hay un trecho. Esto se hace especialmente en el caso del soldado indio interpretado por Adam Beach que se pasa media película -literalmente- sollozando.

Al final, el antibelicismo que quiso impregnar Clint a su obra estropea el resultado. Y es que la sombra del "Soldado Ryan" es alargada...

Pd. La cita que mencionas es atribuida a Goebbels, no a Stalin. Aunque es cierto que bien pudo haberla dicho el Zar Rojo.

Saludos

Wittmann dijo...

Buenas.

Sólo una aclaración: la frase es de Stalin (de quién sino). Así lo confirma el Call of Duty II ;)

Un saludo.

Von Kleist dijo...

Buenas Wittman

Yo siempre he leido esa cita como atribuida a Goebbels, pero bueno, a lo mejor Stalin también dijo algo parecido (no me extrañaria).

Saludos