BIENVENIDO

Gracias por visitar este Blog.

Se pueden publicar comentarios en cualquier reseña. Para consultar reseñas antiguas, solo tienes que pinchar en "Listado Alfábetico de las películas del Blog".

Todos los comentarios serán contestados. Para plantear dudas, sugerencias o cuestiones puedes enviar un e-mail a: sgmcine@hotmail.com

Actualmente hay 358 reseñas publicadas.

lunes, 24 de octubre de 2011

Los Jóvenes Leones (Il Grande Atacco)

Los Jóvenes Leones (1978)

La historia comienza en Berlin, en una cena celebrada con motivo de los Juegos Olímpicos de la capital alemana en 1936. A dicha cena acuden delegados de distintos países, entre los que se encuentran el estadounidense General Foster (Henry Fonda), el corresponsal de prensa británico Sean O´Hara (John Huston), y el Mayor alemán Manfred Roland (Stacy Keach). Años después, con el estallido de la guerra, los destinos de estos personajes y de sus familiares se verán progresivamente entrecruzados cuando los avatares de la contienda hacen que un hijo del general Foster, el Mayor Roland, y el corresponsal O´Hara se encuentren en Tunez durante las últimas semanas de la campaña en el Norte de África.

Los Jóvenes Leones es uno de esos films que se encuadran dentro del género que podríamos denominar Spaguetti-War, y que engloba una serie de películas bélicas producidas por los estudios italianos especialmente en la década de los años 60 y 70 del siglo pasado, al rebufo de los grandes éxitos bélicos de Hollywood. En el caso de esta película, normalmente debería haber caido en el más completo olvido, de no ser por el hecho de contar en su reparto con una curiosa mezcla de actores semidesconocidos, y estrellas de Hollywood en pleno declive, como Henry Fonda, e incluso con el mítico director John Huston, quien se puso en esta ocasión delante de las cámaras para interpretar a un veterano corresponsal de guerra, de carácter arrojado y díscolo, decidido por encima de todo a buscar la acción del campo de batalla. Un papel, por otra parte, que Huston interpreta con bastante convicción, y que es de hecho de lo mejor que ofrece este film. Además, para potenciar más el aspecto internacional del reparto, incluso se contrató a Orson Welles para que hiciera de narrador de la voz en off de la versión en inglés del film.

En cualquier caso, se nota que el presupuesto debió agotarse en pagar el caché de las viejas glorias hollywoodienses, porque lo cierto es que Los Jóvenes Leones resulta un bodrio casi absoluto. Partiendo de las historias paralelas de los personajes que se presentan en la introducción de la historia, la película va desgranando el destino de estos, a partir de una serie de “saltos” espacio-temporales, a la vez que plantea una serie de diálogos y situaciones plagados de clichés y lugares comunes. El problema es que prácticamente, no hay historia. Los constantes saltos de una línea narrativa a otra hacen que el desarrollo de los personajes resulte totalmente esquemático, y que la atención del espectador se vea muy perjudicada por esa falta de profundidad argumental. La película levanta algo el vuelo en el tercio final del metraje, cuando la acción se traslada al Norte de África, y la narración se desarrolla de una manera más continua, insertándose algunas escenas bélicas que dotan de algo de ritmo al relato. Respecto a esa parte de acción, hay que decir que las secuencias de combate son medianamente correctas, aunque el uso de abundante material moderno para recrear las batallas de blindados chirría al espectador mínimamente avezado en cuestiones técnicas. Aparte de eso, y de ocuparse de recrear la fase final de la Campaña de Tunez en 1943, la película ofrece bastante poco de interés.

En resumidas cuentas, Los Jóvenes Leones, es el típico film italiano de ciertas pretensiones, pero cuyo escaso presupuesto y deficiente guión lastran casi desde el principio. Una película cuyo principal interés radica en la curiosidad de ver a algunas estrellas de Hollywood participando en una producción europea que roza la serie B. Por lo demás es un título completamente a olvidar.

Calificación: 3/10


6 comentarios:

miquel zueras dijo...

Recuerdo haber visto esta película en un programa doble veraniego, muy indicado para este tipo de producciones. Recuerdo que también aparecía Giulanno Gemma, muy habitual en las producciones de entonces y un Helmut Berger que afrontaba su decadencia después de su experiencia con Visconti. Ah, y la explosiva Edwinge Fenech, una bomba sexual de la época. Las viejas glorias (Huston, Fonda...) más que actuar parecían deambular cumpliendo con su contrato. Una película para ver y olvidar unas horas después. Saludos, Von Kleist. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Von Kleist. ¿Sabes que Sven Hassel ha publicado un cuento de terror? Ja, ja, es broma pero me gustaría mucho que te pasaras por mi blog donde he publicado un cuento de Halloween al estilo de Hassel. Saludos. Borgo.

Von Kleist dijo...

Buenas Miquel

Pues sí, esta es una de esas películas que a buen seguro harían las delicias de Tarantino, carne de programa doble y de DVD (antes, VHS) de saldo. Pero eso sí, al menos tiene en su haber el hecho de contar con estrellas tanto europeas como norteamericanas en su reparto. Respecto al papel de Huston, he de decir que fue de lo poco que me gustó del film, y es que realmente era un hombre al que le iban bien ese tipo de papeles. El resto del reparto hace lo que puede, teniendo en cuenta lo infame de sus diálogos.

Por supuesto, ya mismo me tienes en tu blog comentando el cuento que mencionas.

Saludos

Oz dijo...

Muy interesante post, te felicito y agradezco por compartirlo con nosotros. El blog es excelente, muy completo y ameno de leer.
Un gran saludo, Oz, desde:
http://cinemarcial.blogspot.com/

Major Reisman dijo...

Buenas

Mira que es pésima esta película. Yo creo que no la salvan ni las grandes glorias. Y no coincido con Borgo. Esta no la olvidas porque te crea un trauma :-)

Me hace gracia recordar al Mike Hammer en uniforme alemán. Ja, Ja.

Von Kleist dijo...

Buenas Oz

Gracias por los halagos y encantado de que aprecies el blog. Me daré una vuelta por el tuyo para devolverte la cortesia.

Reisman, hola de nuevo. Sí, ciertamente esta película es mala, pero mala. Está muy en la linea de "De Dunkerke a la victoria": historias paralelas desarrolladas de forma esquemática, personajes que vienen y van, y un guión pésimo. Pero al menos sí que le encontré su punto al personaje de Huston, porque en cierta medida, se estaba interpretando a sí mismo. Por lo demás, material de desecho.

Saludos