BIENVENIDO

Gracias por visitar este Blog.

Se pueden publicar comentarios en cualquier reseña. Para consultar reseñas antiguas, solo tienes que pinchar en "Listado Alfábetico de las películas del Blog".

Todos los comentarios serán contestados. Para plantear dudas, sugerencias o cuestiones puedes enviar un e-mail a: sgmcine@hotmail.com

Actualmente hay 357 reseñas publicadas.

martes, 4 de octubre de 2011

Acción en el Atlántico Norte (Action in the North Atlantic)

Acción en el Atlántico Norte (1943)

La acción nos sitúa en 1943. El Teniente Joe Rossi (Humphrey Bogart) oficial de la marina mercante y segundo del petrolero North Star verá como su buque es torpedeado por un submarino alemán y hundido en su ruta hacia el puerto de Murmansk, en la URSS. Pese al accidentado naufragio y el rescate tras permanecer varios días en el mar, Rossi no duda en volver a enrolarse en otro barco y repetir el viaje en un buque tipo Liberty que formará parte de un convoy con destino al lejano puerto ruso, al que deberán llegar siguiendo la peligrosa ruta del Atlántico Norte.

Ya hemos comentado en otras ocasiones como durante el periodo comprendido entre 1942 y 1945, los grandes estudios de Hollywood se embarcaron en una intensa campaña propagandística destinada a producir Films que sirvieran para levantar la moral del pueblo estadounidense y ensalzar la causa de los países Aliados en la contienda. Y por supuesto, las grandes estrellas de la industria cinematográfica se prestaron a protagonizar esos films de propaganda. En ese contexto se enmarca Acción en el Atlántico Norte, una película producida por la Warner Bros, y protagonizada por el gran Humphrey Bogart, quien por esas fechas también iba a participar en varios proyectos similares, como Sahara o la mítica Casablanca.

En el caso que nos ocupa, Acción en el Atlantico Norte tiene el interes de ofrecernos una perspectiva de la conocida como Batalla del Atlántico, ofrecida desde el punto de vista de las tripulaciones de la marina mercante. De hecho, el film fue originariamente concebido como un documental, pero finalmente fue producido como película comercial con la finalidad de que actuara como reclamo para estimular el enrolamiento en el servicio de la marina mercante. A tal efecto, la Warner Bros no escatimó medios para lograr que la película fuera creible, construyéndo en sus estudios unas enormes réplicas a escala real de un petrolero y de un buque tipo Liberty, las cuales iban a ser incendiadas durante el rodaje, y dándole el papel protagonista a Bogart, que había sido marino mercante en su juventud, y aceptó encantado el encargo.

En cuanto a la valoración, hay que decir que Acción en el Atlántico Norte acusa bastante el elemento coyuntural que motivó su producción y no puede decirse que haya resistido demasiado bien el paso del tiempo. Lo mejor del film radica, sin duda, en sus escenas bélicas muy bien filmadas para la época, y que combinan una serie de buenas maquetas con imágenes de combate naval sacadas de archivo. En ese sentido, el enfrentamiento del convoy con la Manada de Lobos (grupo de U-Boote que se concentraban para atacar los convoys aliados), y el enfrentamiento final con el submarino alemán condensan los mejores momentos del film. En medio, hay un interludio dedicado al periodo que los marinos pasan en tierra antes de embarcar, y que no presenta mayor interés, más allá de permitir el lucimiento de Bogart, en una secuencia que muestra el peligro de como el hablar en exceso en lugares públicos puede suponer un filón de información para el espionaje enemigo, y en la que Bogey muestra alguno de los tics de “duro” que le hicieron famoso.

En definitiva, Acción en el Atlántico Norte ofrece algunos puntos de interés desde el punto de vista bélico, pero en líneas generales resulta un título simplemente correcto, cuyo principal aliciente reside en abarcar un tema muy poco trillado por el cine de guerra, y en la siempre estimulante presencia escénica de Bogart. Pero no es una película especialmente memorable.

Calificación: 5,5/10

4 comentarios:

miquel zueras dijo...

Hola, Von Kleist. Efectivamente, esa era la trilogía bélica de Bogart siendo "Casablanca" sin duda la más célebre,"Sahara" es la única que no he visto.
"Acción..." la revisé hará un año en un canal de cine clásico y coincido en que el paso del tiempo no le ha sentado muy bien. Lo de la "Manada de lobos" es un tema muy atractivo, dicen que algunos de estos submarinos llegaron a pasearse por el puerto de Nueva York. Creo que Bogart sirvió en la marina durante la Primera Guerra Mundial y que su barco fue torpedeado por un submarino alemán aunque no llegó a hundirse. Saludos. Borgo.

Von Kleist dijo...

Buenas Miquel

Es curioso como Bogart demostró en todas las películas que hizo durante la II GM, que era un actor todoterreno. En Sahara, si ir más lejos, encarna de forma bastante creible al jefe de un carro de combate que queda aislado en el desierto frente a un batallón del Afrika Korps, te recomiendo que la veas cuando puedas.

Y, efectivamente, la experiencia marinera de Bogey le vino muy bien para el papel en esta película, porque conocía de primera mano lo que era la vida en el mar y los peligros de la guerra submarina. Eso logra que realmente nos creamos su personaje, y me gustó por cierto la frase que cierra el film, cuando preguntado ante su cara de circunstancias pese a haber arribado a puerto, Rossi contesta "Estoy pensando en el viaje de vuelta".

Saludos

Major Reisman dijo...

Buenas

Poco que añadir a tu estupendo comentario. Ciertamente es una película de su época y si encima estaba hecha como propaganda y con material para otro tipo de producción... Está claro que se ha quedado como pieza de interés para los que les guste los del tema de la Batalla del Atlántico.

Hace mucho tiempo que la vi, pero creo recordar que también había una escena en que el barco era atacado por un biplano ¿no?

Un saludo

Von Kleist dijo...

Buenas Reisman

Efectivamente, este fue un film clara y genuinamente propagandístico, así que el paso del tiempo no le ha sentado bien, precisamente. Es muy probable que, de no haber actuado Bogart en la película, esta habría quedado en el más completo olvido, pero al menos nos ofrece la siempre estimulante presencia escénica de Bogey, y esos toques de cine "noir" en los que tanto se lucía este actor.

Y sí, efectivamente, el buque es atacado por un par de biplanos y creo que estos eran, además un par de He-51 que la productora encontró en EEUU, por lo que realmente se trataba de aviones alemanes.

Saludos