BIENVENIDO

Gracias por visitar este Blog.

Se pueden publicar comentarios en cualquier reseña. Para consultar reseñas antiguas, solo tienes que pinchar en "Listado Alfábetico de las películas del Blog".

Todos los comentarios serán contestados. Para plantear dudas, sugerencias o cuestiones puedes enviar un e-mail a: sgmcine@hotmail.com

Actualmente hay 358 reseñas publicadas.

martes, 9 de octubre de 2007

Amén

Amen (2002)

Kurt Gerstain es un científico enrolado como teniente en el departamento de sanidad de la SS por sus conocimientos sobre parásitos y purificación de aguas. Sin embargo, su inocente tarea pronto se verá complicada por un nuevo programa: el exterminio de los judios mediante el uso del gas Zyclón. Gerstain, cristiano de firmes creencias, trata de entorpecer la matanza y abrir los ojos de sus compatriotas, sin que nadie lo escuche. Finalmente decide denunciar los hechos del genocidio judio ante el nuncio vaticano, para hacerlos llegar al Papa en Roma. Pese a que el nuncio no lo escucha, su ayudante, el padre Fontana intentará ayudar a Gerstein en su tarea de detener la matanza de judios.

El director Costa-Gavras es conocido por dotar a sus películas de un fuerte compromiso ideológico y componente de denuncia política. En ese aspecto “Amen” no es ninguna excepción a la regla de este realizador de origen griego, que compone con su película un contundente alegato contra la pasividad de la Iglesia Católica, y especialmente del Pontífice Pio XII ante el genocidio nazi. Aunque la película peca de cierto maniqueísmo (en mi opinión se deforma demasiado la opinión de Pio XII de preferir el nazismo al comunismo) lo cierto es que el tema del silencio de la Iglesia Romana ante las muertes de miles de judios en Europa es una de las cuestiones mas lacerantes y aun polémicas de la historia reciente del Estado Vaticano.

Centrándonos en el aspecto cinematográfico, hay que decir que “Amen” tiene mas fuerza por lo que cuenta que por como lo cuenta. Las limitaciones formales que presenta el film hacen que el desarrollo de la historia resulte relativamente plano y lineal, sin evitar caer a veces en cierto efectismo (como en la escena de la mariscada de los cardenales con el Vaticano de fondo). En el aspecto artístico, tampoco hay nada especialmente reseñable, aunque sí una escena lograda, cuando Gerstein observa por la mirilla de un barracón como gasean a un grupo de judios, sin ver lo que ocurre dentro, el horror se intuye en una elipsis muy lograda. Los actores principales (Tukur y Kassovitz) están bien en sus respectivos papeles dando credibilidad a sus respectivos personajes.

Quizás lo que le falta a “Amen” para ser una gran película es algo mas de atrevimiento, tanto en la forma como en el fondo, y haber profundizado más en los temas que plantea, pues su postura claramente antieclesiastica la grava con una dosis importante de subjetivismo. Pese a todo, una película interesante y que hace reflexionar.

Calificación: 6/10

13 comentarios:

Major Reisman dijo...

Buenas

Buena reseña. Y coincido contigo en que le falta "algo" a esta película para ser grande.

Quizás sea el hecho del maniqueismo simple que indicas y que se centra demasiado en la crítica a las altas esferas, pero olvidando que también el papel de los peones es importante para haber parado aquella maquina del terror

Un saludo

Von Kleist dijo...

Buenas Reisman

Pues sí, todo resulta demasiado unidireccional en la visión de Costa Gavras sobre la actitud de la iglesia. Y el hecho de recurrir a tópicos fáciles (como la comilona de los cardenales con el Vaticano de fondo) le resta puntos al conjunto del film. Un poco más de ecuanimidad a la hora de valorar la actuación de la iglesia no habría estado de mas.

Saludos

Alfredo P. dijo...

Concuerdo con los comentarios, esta película cae en un fácil maniqueísmo respecto a la actuación de la Iglesia frente al Holocausto; no busca profundizar más en el porqué de dicha actuación, ni mucho menos busca mostrar los hechos con ecuanimidad.

Saludos desde Lima.

Saludos desde Lima.

Von Kleist dijo...

Buenas Alfredo

Tu lo has dicho, le falta ecuanimidad. Ademas en dos o tres escenas Costa-Gavras peca de un efcetismo bastante evidente, lo que le resta puntos al conjunto del film.

Saludos

yossarian dijo...

Hola.
Coincido en que la película no es redonda, pero no la considero tan maniquea.
No hay que olvidar el personaje del jesuita que trata de ayudar al protagonista, y del que no digo nada más, y que creo que representa probablemente a los que sí trataron de combatir el holocausto, pero que nada podían hacer si sus "generales" se lo impedían.
Creo que es lícito criticar al ejercito y sentir respeto por los soldados que se sacrifican.

Yo compartí la angustia del personaje, con sus constantes viajes, con los planos de los trenes que no dejaban de circular.

Evidentemente Costa Gavras se posiciona, ¿pero cómo no hacerlo?

Un saludo

Von Kleist dijo...

Hola Yossarian

El problema es que se da una visión de la jerarquía eclesiástica bastante negativa (la escena de los cardenales comiendo marisco es antológica) entrando a valorar moralmente la actitud de la Iglesia católica. Personalmente hubiese preferido que se mostrasen los hechos de una forma más neutral, para que cada uno sacara sus propias conclusiones. Cuestión de gustos.

Saludos

Francisco dijo...

Saludos:

Haría falta reseñar Shoah, de Claude Lanzmann, seguramente el mejor documental sobre el Exterminio de los judíos europeos. Un peliculón, aunque muy dura de ver.
Muy buena la página!
Saludos desde Argentina.

Ramón dijo...

El punto está en Costa-Gavras, pero especialmente en Rolf Hochhuth, autor de El Vicario, la obra en la cual se basa el guión de la película.

Esta pieza de teatro fue escrita en los '60 y fue desmentida por historiadores.

Ni los personajes ni los hechos son históricos. El fondo sí. PEro el resto es novela.

De todos modos Costa-Gavras es un gran director y creo que la película es buena, en cuanto tal. En cambio, en cuanto fidelidad histórca, no

Von Kleist dijo...

Buenas Ramón

Gracias por los datos que aportas. La historia, desde luego no suena muy real, aunque sea creible, por lo que no me extraña que sean hechos reales novelados. De todos modos, más allá de que se base en hechos reales o no, el problema del film es de fondo: el enfoque que nos ofrece es demasiado tendencioso, y eso le resta puntos al planteamiento original.

Saludos

Mario Estanislao dijo...

La película muestra lo pusilánime que era Pio XII, pues para salvaguardar los tesoros del vaticano escondió la cabeza como el avestruz, no le importó que millones fueran muertos. Solo se limitó a orar (Una solución muy fácil, por lo demás).
Actualmente nada ha cambiado: algunos de sus ministros hablan de los pobres,los perseguidos, el hambre y la miseria, de injusticias sociales en naciones capitalistas, en circunstancia que en el Vaticano se vive en medio de lujos orientales. También, como se aprecia en "Amén", antes de dar una opinión o denunciar una situación, ve y estudia concienzudamente en que puede verse perjudicada por sus palabras o acciones, escondiendo la cabeza y solicitando oración, si su intromisión puede perjudicarla.

Saludos

Von Kleist dijo...

Buenas Mario

Ciertamente Pio XII se vió en una situación complicada. No solo era arriesgado ponerse abiertamente en contra de la Alemania Nazi por la posibilidad de las represalias, sino que -no hay que olvidarlo- el Vaticano estaba ubicado dentro de un estado fascista aliado de Alemania. Es cierto que el Papa seguramente debió hacer más por denunciar el holocausto judío, pero hay que tener en cuenta los condicionantes políticos que existían. En cualquier caso, no puedo emitir un juicio definitivo sobre Pio XII porque recozco que no he leído lo suficiente sobre el tema, aunque sí hay que reconocer que la actitud del Papa fue laxa, en el mejor de los casos.

Saludos

Anónimo dijo...

Habrá que ver otros filmes importantes, otros puntos de vista(ver por ejemplo l apelícula de Pio XII,o la de Juan XXIII que muestran otra parte). Además, cuando ya han pasado los hechos, es muy fácil dar soluciones, sin embargo, el problemas mucho más complejo.
Es bueno recordar personajes históricos que estuvieron del lado de los judíos, aquellos que rescataron trenes completos del dominio nazi, hombres y mujeres que arriesgaron su vida por otros unos muy reconocidos y otros muchos que permenecieron en el anonimato.

Von Kleist dijo...

Buenas anónimo

Como dices, contrastar los puntos de vista es vital para esclarecer cualquier hecho histórico. Y eso quizás es algo que se echa de menos en este tipo de películas, que son demasiado maniqueas, cuentan unicamente lo que se le quiera hacer creer al espectador, por eso comentaba en mi reseña que no me parece del todo redonda.

Saludos