BIENVENIDO

Gracias por visitar este Blog.

Se pueden publicar comentarios en cualquier reseña. Para consultar reseñas antiguas, solo tienes que pinchar en "Listado Alfábetico de las películas del Blog".

Todos los comentarios serán contestados. Para plantear dudas, sugerencias o cuestiones puedes enviar un e-mail a: sgmcine@hotmail.com

Actualmente hay 358 reseñas publicadas.

jueves, 8 de mayo de 2008

Hitler: Los últimos diez dias (Hitler, the last ten days)

Hitler: Los últimos diez dias (1973)

Berlin, Abril de 1945. A través de los ojos del Capitán Hoffman (Simon Ward), un oficial recien nombrado para un puesto adjunto en el bunker de la Cancillería del Reich, asistimos a la minuciosa reconstrucción de los diez últimos dias de vida de Adolf Hitler (interpretado por Alec Guinnes) mientras las fuerzas rusas se abaten implacablemente sobre Berlin y su población.

Antes de empezar a comentar la película, creo de justicia decir que se trata de uno de los títulos más injustamente olvidados sobre uno de los episodios más importantes de la II GM. Quizás por el hecho de tratarse de una producción europea (anglo-italiana concretamente) y no de un estudio de Hollywood explica que este film pese a sus innegables méritos, pasara relativamente desapercibido en la época de su estreno y aun hoy sea poco recordado. En cualquier caso, esta película merece ser rescatada del olvido, sobre todo, por una soberbia, magistral interpretación de ese gigante de la pantalla llamado Alec Guiness. Treinta años antes de que Bruno Ganz saltara a la fama por interpretar a un Hitler muy humano en "El Hundimiento", el actor británico ya había conseguido recrear el lado más íntimo del personaje a la perfección.

Guiness no solo capta con su interpretación el lado “facil” de Hitler: colérico, autoritario, distante… sino que nos muestra al personaje con toda la riqueza de matices de una personalidad compleja: desde su fulminante mirada de odio, pasando por su provincianismo, hasta su amabilidad y suaves modales con el personal de servicio. Además la película tiene otro gran mérito añadido: capta a la perfección el delirante clima de odio, irrealidad y cinismo que rodeó las últimas horas de existencia del III Reich, en el claustrofóbico ambiente del bunker subterraneo de la Cancillería berlinesa. La película empieza de un modo absolutamente directo. Un médico de la SS, después de enumerar toda una serie de horrendos experimentos con seres humanos, solicita de Hitler –con toda calma- la direccion de la Cruz Roja alemana. Hitler, impasible, parece despreciar a su interlocutor, pero a continuación afirma, con actitud distante: “Tiene usted razón, ha hecho un gran trabajo”.

Aparte de esto, la película va describiendo con profusión de detalles el dia a dia del periodo comprendido entre el 20 y 30 de Abril de 1945, mostrando como se desintegra interiormente el hombre que había dirigido los destinos de una nación, presa de su propio fanatismo e irracionalidad. De entre las escenas destacables del film, me quedaría especialmente con dos: la lúgubre (y kafkiana) conversación en la que Hitler discute con su personal doméstico acerca de la mejor forma de suicidarse; y la mirada fulminante de Hitler cuando su cuñado Fegelein es llevado a su presencia tras fugarse del Búnker e intentar huir, antes de ser fusilado. Dos escenas que en mi opinión reflejan perfectamente el tipo de atmósfera que debió respirarse en el Búnker en esos dias finales de la guerra en el ámbito privado de Hitler.

En definitiva considero que “Los últimos diez dias” es uno de esos films que merecen ser rescatados del olvido y que merecen un reconocimiento bastante más allá de su falta de éxito coyuntural. Alec Guinnes siempre valoró su interpretación de Hitler como una de las mejores y más completas de su carrera, y yo desde luego estoy de acuerdo. Una pequeña joya a descubrir, especialmente por el grandísimo trabajo de Guinnes.

Calificación: 7/10.

8 comentarios:

Major Reisman dijo...

Buenas

Las imágenes de esta película se me mezclan con las de otra realizada posteriormente. La de "El bunker" de 1981 y con Anthony Hopkins en el papel de Hitler (Que supongo que comentarás). Se que ambas me gustaron pero me parece que voy a tener que bajarmelas para volverlas a ver. Recuerdo una por la conversación con Speer en la que dice que hay que destruir Alemania porque no merece existir después de la derrota, y otra por la conversación entre él y Eva Braun especulando sobre sus vidas si él hubiera seguido siendo pintor.

Un saludo

Von Kleist dijo...

Hola Reisman

Ciertamente la miniserie "El Bunker" (efectivamente, mi próximo comentario) tiene cierta similitud con este film, aunque el periodo que abarca es más amplio, comenzando cronológicamente en Enero de 1945. La conversación con Speer sí que aparece en esta película, y es, por cierto otra de las escenas destacadas del film.

Saludos y gracias por el comentario.

kikinho dijo...

Después de ver la película (animado por tu reseña) he de decir que me ha gustado bastante. La verdad es que es un título que apenas es conocido pero que refleja esa cruda atmósfera que se debió vivir ahí abajo.
A destacar también la escena en la que un niño de las juventudes hitlerianas acude al bunker a pedir unas fotos firmadas del fuhrer.

Grata sorpresa!

Un saludo!

alanbrooke dijo...

Pues ví esta película más que nada para compararla con la de Hopkins, por consejo de mi amigo Zeitzler. Y me gustó. Injustamente olvidada.

Guiness se le parece más, pero en ninguna de las dos se le caracteriza bien históricamente. En esos días estaba demasiado envejecido y en ambas se le pinta como si estuviera recién subido al poder. En realidad apenas podía caminar, y estaba decrépito. Pocos saben ese deterioro físico que sufrió porque apenas se le tomaban fotos entonces y no aparecía en público.

Quizá para evitar que Hitler inspirara...COMPASION se ovbiaba ese detalle. Curioso que ningún critíco de cine lo haya mencionado

Von Kleist dijo...

Buenas Alabrooke

Me alegro de que te haya gustado la película. Sobre la decadencia física de Hitler, si te fijas sale reflejada en más de un momento (por ejemplo al cortar el pastel de cumpleaños, se aprecia un temblor de su brazo izquierdo). En cualquier caso, las grabaciones de Hitler de Abril de 1945 no lo muestran tan desválido como sugieren los comentarios de algunos testigos. Existe la teoría de que Hitler exageraba sus achaques en determinados momentos para acentuar su parecido con Federico El Grande, en sus últimos años. Sea como sea, creo que Guiness está enorme en el papel.

Saludos

Wittmann dijo...

Buenas Kleist.

Pues, como ya he dejado caer en otros comentarios, para mi gusto ni de lejos se acerca a la maravillosa y memorable "El hundimiento". No obstante, y pese a los medios de la época, consigue una recreación muy aceptable sobre todo en la ambientación con ese toque claustrofóbico. Me gustó particularmente el detalle de haberse detenido en el personaje, a la postre tan importante, encargado del mantenimiento del generador, cosa que "El hundimiento" no hace, pero ya se sabe que la perfección es inalcanzable.

En la controvertida representación de Hitler yo me he de decantar por fuerza por el personaje de Ganz. Resulta muy creíble, menos exagerado y muy reflexivo en función de las circunstancias e, igualmente, fuera de sí en determinadas decisiones. Aparte, los personajes de la de 2004 son memorables cada uno por sí mismo. El personaje de Guiness exagera demasiado la cojera y el temblor del brazo, muestra demasiado carácter de botarate y mentalmente inoperante; y sobre todo, a pesar de que no está mal, se nota demasiado que para recrear a su personaje únicamente se amparó en los tan magníficos como excéntricos discursos del Führer para recrearlo, pero resulta poco "tragable" que se expresase de tal modo en todas las circunstancias. En ese punto, Ganz, se lleva la palma, si se me permite la expresión.

De todos modos, creo que es, el tuyo, un resumen muy acertado de lo que nos ofrece este film.

Un saludo.

Wittmann dijo...

P. D.: La Alta Definición hace maravillas. Sencillamente impresionante "El hundimiento" en HD.

Von Kleist dijo...

Buenas Wittman

Son formas de verlo. La verdad es que a mi la interpretación de Guinness me llegó más, y me da la impresión de que tenía más interiorizado el personaje que Ganz, aunque este hace una muy buen recreación de Hitler, sin duda.

Pd. Habrá que conseguir las versiones HD de muchos más títulos, ciertamente la tecnología obra milagros.