BIENVENIDO

Gracias por visitar este Blog.

Se pueden publicar comentarios en cualquier reseña. Para consultar reseñas antiguas, solo tienes que pinchar en "Listado Alfábetico de las películas del Blog".

Todos los comentarios serán contestados. Para plantear dudas, sugerencias o cuestiones puedes enviar un e-mail a: sgmcine@hotmail.com

Actualmente hay 358 reseñas publicadas.

martes, 13 de mayo de 2008

El Hundimiento (Der Untergang)

El Hundimiento (2004)

Berlin, año 1945. La capital del Reich se encuentra cercada por las tropas soviéticas, las cuales se preparan para lanzar su asalto final. Mientras tanto, el dictador de Alemania, Adolf Hitler (interpretado por Bruno Ganz), refugiado en el búnker subterraneo de la Cancillería, contempla la caida de su Reich de los Mil Años. A través de uno de los testigos de aquellos críticos momentos, la joven Traudl Junge, una de las secretarias privadas de Hitler, se reconstruyen los agónicos dias que precedieron al hundimiento de Alemania.

Basándose en el libro homónimo del escritor Joachim Fest, y en las Memorias de Trauld Junge (tituladas “Hasta la hora final”), el director alemán Oliver Hirschbiegel abordó, en un tono semidocumental, el aun espinoso tema de la significación histórica del personaje de Adolf Hitler y su III Reich. Pese a que, tras su estreno, muchos críticos aclamaron la obra de Hirschbiegel como una de las grandes películas del año por aportar una nueva y más cercana visión de Hitler, personalmente opino que la película se queda a medias en más de un sentido, opinión que paso a comentar.

Sin duda, el gran aval de la película es la creíble actuación del actor suizo Bruno Ganz en el papel del Fuhrer, logrando realmente una gran representación del Hitler acorralado y mentalmente perturbado de los últimos días del III Reich, aunque para mi gusto, no supera la de Alec Guinnes en “Los últimos diez dias”. Ganz capta a la perfección el plano físico de Hitler, así como su recreación gestual y verbal (como se aprecia en la V.O. en la que habla con acento austriaco) de una forma casi mimética. Sin embargo, a su interpretación le falta un punto de personalidad propia, cosa que si aprecié en la de Guinnes, que logró -para mi gusto- la mejor interpretación del Fuhrer hasta la fecha. En cualquier caso, es innegable que el papel de Ganz es el gran activo de la película.

Volviendo a la valoración del film, creo que “El Hundimiento” es una película irregular. No puede negarse que su rigor histórico es absoluto, pero precisamente por ello resulta algo fria, centrándose casi exclusivamente en la figura de Hitler. En ese sentido, no nos muestra nada original ni nada que no se haya llevado a la pantalla previamente, (por ejemplo en la ya comentada serie de TV de 1981 “El Bunker”, con Anthony Hopkins haciendo de Hitler). Tiene algunas escenas logradas, como la desesperación del médico de la SS ante el abandono de los heridos o la escalofriante muerte de los hijos de Goebbels a manos de su madre, pero en general le falta intensidad narrativa y por momentos se hace excesivamente lenta. La ambientación del Berlin de 1945 es buena, aunque yo aprecié algunos errores de contexto (demasiados uniformes impolutos y muchas STG- 44). Pero lo peor, como apuntaba, es el tono monótono que adopta la historia, mediante un desarrollo excesivamente lineal y monocorde que no termina de implicar emocionalmente al espectador; por mucho que se intente con la introducción de las subtramas del médico de la SS y el muchacho de las juventudes hitlerianas. La deliberada asepsia narrativa que impregna el desarrollo argumental, impide que la historia del horror que rodeó al hundimiento de una nación en el abismo de la destrucción, víctima del fanatismo de su lider, conmueva realmente al espectador.

Un último aspecto que no me terminó de convencer es que, más allá de la evidente asepsia narrativa que mencionaba antes, se trata de una producción alemana, y como tal, desprende cierto halo autoexculpatorio respecto al nazismo. Las declaraciones que cierran el film, en las que aparece la verdadera Traudl Junge afirmando su desconocimiento de la verdadera dimensión de la maldad del hombre y régimen que gobernaron Alemania durante doce años, bien podrían haberse omitido, pues vienen, precisamente, a quebrar el tono general de neutralidad valorativa del film.

En resumen, “El Hundimiento” es un título típicamente alemán, muy cuidado formal y técnicamente, pero algo frio y académico en el plano narrativo. Se trata de una película más interesante por su valor documental que artístico, que será especialmente recordada por la brillante interpretación de Bruno Ganz como Hitler.

Calificación: 6,5/10

22 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola a todos,

A mi parecer no la considero una película fría, sino mas bien bastante realista y que refleja la situación tal como debió ser.
Me encanta ese ambiente decadente y del fin del mundo que se ve en la película,al menos el fin del mundo de prepotencia y superioridad de que hacia gala el pueblo alemán durante el tercer reich, eso se ve muy bien en los rostros de los personajes tanto principales como secundarios, dan una sensación en conjunto de resignación, de aceptemos lo que venga porque es lo que nos merecemos. No hay concesiones para el sentimentalismo burdo en la película, las cosas son como son, hay diferentes historias que forman un todo; el chico de las juventudes hitlerianas que al final acaba desencantado con el régimen y al que le acaban matando a los padres por "traidores", el médico de las SS que se enfrenta impotente a una situación que le supera, los dilemas morales de Speer entre cumplir con las órdenes de destrucción del Hitler y dar una oportunidad de supervivencia al pueblo alemán, los desencantos de Hitler que se ve abandonado por todos,.... Todo ello está muy bien contando y no se ha pretendido con ello más que reflejar una muy probable realidad.
Pueda parecer quizás frio, pero la guerra dista mucho del aire alegre y desenfadado que pueda verse en películas tales como la gran evasión o doce del patíbulo,etc, porque ya se sabe, la guerra es bonita para los que no la han vivido, y es en esto donde esta película merece un 10, porque nos hace "vivir" la historia.
Por lo demás, la belleza de los uniformes, las armas, los tanques, el berlín de la época,... todo muy bien reflejado.
Si tuviera que quedarme con una escena me quedaría con la de Speer saliendo de la cancillería después de haberle confesado al fuhrer que no ha cumplido sus órdenes, se queda un rato contemplando la entrada a la cancillería desierta y destartalada mientras que de fondo suena la música de Purcell "thy hand belinda,when I am laid in earth"(muy apropiada y decadente), poco después desaparece difuminándose.
Por contra, por poner un pero a la película, diré que la historia de la secretaria realmente es sobrante y eso de sacarla ya cuando es vieja al principio y al fin de la película renegando del nacionalsocialismo me parece de un pretencioso moral insufrible.
Con todo la considero una maravilla y una de las 10 mejores sobre el género. Viva el realismo histórico. Fritz, soldado raso.

kikinho dijo...

Coíncido contigo von kleist, es una película correcta y con un enorme Bruno Ganz, pero como que no me acabó de llenar cuando la vi.
La ambientación está muy lograda (algo normal en películas actuales)tanto en el Berlín nazi como los uniformes y armas.
En resumen una película correcta pero ,para mi, por debajo de la vanagloriada "Los últimos diez días" (gracias von kleist por descubrírmela xD)

Major Reisman dijo...

Buenas

Ya he terminado de bajarme "los últimos diez días". Cuando la vuelva a ver te comentaré´si me aprece mejor Guinnes o Ganz. Reconozco que a mi esta me gustó bastante, sobretodo en la cuestión de la ambientación y la historia del chaval.

Sobre Traud Junge. Supongoq ue conoces la serie de la BBC "El mundo en guerra". Bueno, pues esta serie tiene unos "capítulos especiales" que nunca fueron emitidos en la televisión española pero que gracias a la mula pueden bajarse en inglés. Uno de ellos fue precisamente una entrevista a Traud Junge. Allí también intentaba exculparse, pero al ser la entrevisa más larga podías entrever que ella llegó a saber algo pero que se nego a saber más simplemente aplicando la máxima de "ojos que no ven..."

Un saludo

BUDOKAN dijo...

Hola, la verdad que me parece que este film es de correcta realización y se sostiene más por el gran Ganz que por la trama misma. Saludos!

Von Kleist dijo...

Buenas y gracias por los comentarios.

Kikihno, opino como tú, la película no termina de llenar. Posiblemente esto se debe a la ausencia de una mínima aportación artística más alla de la simple narración de los hechos históricos.

Reisman, me alegro de que vayas a ver "Los últimos diez dias", a ver que te parece, pero seguro que la interpretación de Guinnes te va a impactar. Ya me comentarás.

Budokan, como señalas, la película gira en torno a la gran interpretación de Ganz, pues ciertamente la trama no aporta gran cosa. Resulta especialmente impactante escuchar en V.O. como Ganz habla con el tono ronco y gutural de Hitler, en lo que es un gran trabajo actoral.

Saludos

billy dijo...

La verdad es que el filme no estanba mal aunque ese tipo de cintas me dan mal rollo (el careto lo daba al cien por cien) . Y que conste que no me plegué a la parte de la crítica que denostó la cinta por hacer aparecer a Hitler como ¨humano¨. Precisamente uno de los atributos que nos hacen ser humanos es la posibilidad de elegir entre ser bueno o ser un cabrón.

Von Kleist dijo...

Buenas Billy

La verdad es que yo tampoco entendí las críticas al hecho de reflejar el lado humano de Hitler. Lo que no habría sido de recibo es que lo hubieran presentado como un dictador oligofrénico e histriónico, pues eso habría sido una caricatura del personaje. De todos modos, no era tampoco nada novedoso, Alec Guiness ya había presentado un Hitler muy humanizado en "Los últimos diez dias".

Saludos

Rossellini dijo...

Bueno, el verdadero Hitler era así: un poco histriónico. Le gustaba causar efecto entre sus interlocutores, y entre las masas. Formaba parte de su estrategia política. Pero lo hera a sangre fría, no por gusto o pasión, sino por interés. Y generalmente le salía bien.

Hay un vídeo muy divertido en youtube sobre esta peli: "Hitler se entera que van a filmar una película de Dragon Ball" es para desternillarse de la risa. Se lo recomiendo.

Von Kleist dijo...

Buenas Rossellini

Muy de acuerdo con tu apunte sobre Hitler, a lo que añadiría yo otro. El "Hitler" de Ganz constituye una buena recreación del personaje, pero el de Guinnes es una interorización del mismo. Por eso la interpretación del segundo me llena más que la del primero.

Pd. Me apunto el video para verlo.

Saludos

zeitzler dijo...

el vídeo es genial, bueno, menos quizá por un pequeño detalle: te hace sentirte como Hitler.

¿Y usted que opina Von Kleist?

Von Kleist dijo...

Buenas Zeitzler

Sobre el video... pues que quieres que te diga. No está mal como broma, aunque me parece una chorrada (al fin y al cabo, podían haber subtitulado cualquier cosa que se les ocurriera). La verdad, no me ha llamado mucho la atención.

Saludos

el tercero de los cuatreros dalton dijo...

Hombre claro, es que el vídeo no está hecho para fánaticos de la película de Ganz, sino para fánaticos de dragon ball.

La secuencia en que hitler hecha una bronca a sus generales es típica de todas las pelis de "los últimos días" usarla para reflejar el enfado del fánatico de dragon ball por la mala adaptación que está viendo venir de su serie favorita, es ingenioso.

Pero es cierto que el texto no es la gran cosa. Es interesante comparar con las secuencias de Forrest Gump en que Hanks aparece con los presidentes: los diálogos tampoco son la gran cosa (igualmente hubieran podido poner lo que quisieran) pero el efecto es interesante para el espectador.

Von Kleist dijo...

Buenas

Arreglado el problema, tercero de los cuatreros...;).

Saludos

Paulus dijo...

Hola.

Sin duda esta es una, sino la única, de mis favoritas. Aunque los espectadores y la crítica en general arguyan que el pilar básico de esta obra de arte es el mero papel de Bruno Ganz, yo he visto, y sin temor a equivocarme, detalles que hacen de esta una gran película.

Para empezar carece de escenas fantasiosas, acciones heróicas desmesuradas a lo "Salvar al soldado Ryan" o imágenes que buscan un efecto visual. Es una película sencillamente sencilla pero fantásticamente fantástica. Lograda en cada escena. Puede que la trama no guste, pero la historia es la que es.

No me voy a reiterar sobre un aspecto que he dejado notar acerca del ánimo exculpatorio. Simplemente señalaré que yo tampoco lo veo por ninguna parte en esta película.

Al margen del propio Hitler, la terna de personajes que le rodean, así como las historias personales de cada uno y su ambientación son sencillamente espectaulares. Himmler (Ulrich Noethen) caracterizado físicamente de forma mimética, es un vivo retrato de aquel, sagaz y expeditivo. En lo que a Goebbels se refiere, en cuanto vi por primera vez el film me pareció estar en presencia del mismo "Gauleiter", solo faltaba verle en un discurso de los que aquel solía frecuentar. Y así con todos y cada uno de los personajes: Otto Gunsche, Fegelein, Albert Speer, Keitel, Jodl, Mohnke...

Si he de poner alguna pega diré que hecho de menos alguna escena con alguna batalla concreta pues diversos "amagos" hay en la película que se prestan a ello. Otro añadido que podría hacerse, en mi humilde opinión, y que mejorarían (si cabe hecerlo) el talle de la película, sería incluir, aunque fuese de forma sucinta, la historia de personajes relevantes como lo fueron la de los generales Wenck y Steiner, que creo le darían un mayor empuje al ritmo del film sin detrimento de la recreación estricta que se pretende dar del bunker de la cancillería y su ambiente.

No obstante, ambos detalles no desmerecen en nada esta gran película que yo, a mi modo de ver, incuiría en el "Top ten" de las mejores recreaciones de la IIGM.

Es la película que más veces he visto repetida, tanto en castellano como en versión original, respecto de la cual te agradezco el apunte del acento austríaco de Hitler, que aunque era algo conocido por mí no tenía constancia de que en la película se recrease tal extremo.

En definitiva, una obra de arte, del arte de la historia y del cine bélico.

Von Kleist dijo...

Buenas Paulus

Pues que quieres que te diga, aqui diferimos. Cierto que la recreación histórica de los hechos es bastante buena pero -como digo en la reseña- ya se había mostrado en otras películas anteriores. Por otro lado, le falta algo de acción, como señalas, y además a mi me parece que las subtramas que se introducen no pasan de discretas. Pero en fin, lo bonito de hablar de cine es la discrepancia, por supuesto.

Saludos

Anónimo dijo...

¿absoluto rigor historico?
Creia que goering se quito la vida tras ser condenado a muerte en los juicios de nuremberg no que fue fusilado por ss en las calles de berlin

Von Kleist dijo...

Buenas anónimo

Creo que te confundes, la escena del fusilamiento de los SS que mencionas no es con Göering, sino que con cuñado de Eva Braun, Fegelein, que intentó desertar del búnker, pero fue capturado y como muestra el film, ejecutado sumariamente por traición.

Saludos

Anónimo dijo...

Hola hay una escena en la que Hitler mira atentamente el cuadro de alguien en su habitacion del bunker, ¿sabeis de quien se trata?
Gracias

Anónimo dijo...

Hola:

Creo que es el emperador Federico el Grande.

Hitler se identificaba mucho con él y por lo que he leído, tenía un retrato suyo. Seguramente sería el que se ve en el bunker, en la película.

Saludos.

Von Kleist dijo...

Buenas

Efectivamente, el retrato que admira Hitler es el del Rey Federico II "El Grande"(Friedrich der Grosse en alemán), uno de los personajes históricos mas admirados por Hitler.

Conde de Salisbury dijo...

Perdón por intervenir tarde en esta entrada, pero el pasado sábado 27 de junio de 2015 vi el pase de este film por La 2 de TVE y tuve la impresión de que visionaba algunas escenas que no contemplé ni en la proyección de la película ni en el DVD. Tras consultar la carátulla del mismo vi que el metraje está consignado en 150' mientras que el que daba el teletexto de TVE era de 155'. Me he acordado un poco de los muertos de los distribuidores.

Von Kleist dijo...

Buenas Lord Conde

Lo que comentas no es del todo raro. Muchas veces los montajes que vemos en el cine incluyen pequeños cortes de metraje que luego sí se pasan a la version DVD, la razón no la conozco muy bien (igual son exigencias de las distribuidoras) pero en cualquier caso está claro que a veces ocurre que en los pases por la TV de determinados films se ven escenas que no se vieron en las salas.

Saludos