BIENVENIDO

Gracias por visitar este Blog.

Se pueden publicar comentarios en cualquier reseña. Para consultar reseñas antiguas, solo tienes que pinchar en "Listado Alfábetico de las películas del Blog".

Todos los comentarios serán contestados. Para plantear dudas, sugerencias o cuestiones puedes enviar un e-mail a: sgmcine@hotmail.com

Actualmente hay 358 reseñas publicadas.

lunes, 17 de marzo de 2008

El ataque duró siete dias (The Thin Red Line)

Isla de Guadalcanal, 1942. Varios de los integrantes de la compañía “C”, de un batallón del ejército, se disponen a participar en los duros combates por la isla, y cada uno lo afronta de distinta manera. El soldado Doll (Keir Dullea), solo piensa en regresar junto a su joven esposa, con la que solo pudo convivir una semana. El Sargento Welsh (Jack Warden) pretende que sus hombres se conviertan en duros combatientes, mientras que el jefe de la compañía, el Capitán Stone, trata ante todo de preservar las vidas de sus hombres. Sin embargo, el jefe del Batallón, el Coronel Tall solo piensa en lograr sus objetivos, sin preocuparse por el coste en vidas que ello suponga.

Tres décadas antes de que Terrence Mallik llevara a la gran pantalla su propia versión cinematográfica de “La Delgada Linea Roja”, la nóvela homónima de James Jones ya había sido adaptada al cine por el director Andrew Morton. Comparando ambas versiones, creo que esta primera adaptación es en general superior a la de Mallick a la hora de captar el espítitu de la novela de Jones. Escenas como las del Sargento Welsh consolando a Doll cuando este mata a su primer enemigo (“Es solo un pedazo de carne”) o como se retratan las relaciones entre los rangos superiores (Coronel Tall) con los oficiales del frente, son bastante fieles a lo que cuenta original literario.

Sin embargo, la película dista de ser redonda por muchos motivos. En primer lugar, seguramente debido a la cortedad presupuestaria, algunas escenas de acción resultan bastante inverosímiles (especialmente las secuencias finales del asalto al peñón defendido por los japoneses, que me resultaron casi ridículas), y no demasiado espectaculares. Por otra parte, si la versión de 1998 pecaba de demasiado filosófica y de recrearse en exceso en el lirismo visual de las imágenes, esta película adolece de lo contrario, ya que se centra demasiado en el apartado bélico y descuida el aspecto discursivo, que es bastante importante en el libro de Jones. Asimismo, la versión de Mallick es claramente superior a esta en el apartado visual, ya que capta mucho mejor los ambientes tropicales de la isla y la belleza de los paisajes que contrasta con el horror de los combates. También he detectado algún fallo que otro de ambientación, especialmente por el hecho de que se vea, en varias escenas distintas a soldados americanos y japoneses disparando ¡un subfusil MP-40 alemán!, que naturalmente no se usó en el Pacífico. Por último, hay que decir que, aunque la película contiene una alta proporción de escenas de acción, el ritmo que pretende transmitir no es todo lo sostenido que hubiera sido de desear, quizás porque la acción, a fuerza de reiterada, se vuelve un tanto monótona.

En el apartado interpretativo, los actores que aparecen en los papeles principales están correctos en sus interpretaciones y logran hacer creibles sus personajes, especialmente el protagonista, Keir Dullea. A modo de conclusión, se puede decir que “El ataque que duró siete días” logra condensar bien el espíritu de la novela que la inspira, pero se echa de menos algo más de profundidad en la historia, precisamente aquello en lo que la versión de Mallick fallaba por exceso. A pesar de ello, merece la pena verse, aunque sea solo por comparar las virtudes y defectos de ambas versiones de una de las grandes novelas bélicas del S. XX.

Calificacion: 5,5/10

6 comentarios:

Steiner dijo...

Kleist:

Has explicado muy bien cómo es esta película y muy acertadamente en comparación con la versión más moderna de Malick.

A mí personalmente me gusta más la última aunque hay que reconocer a la antigua algunas virtudes como la que bien apuntas sobre las relaciones entre los mandos y entre éstos y la tropa. También me gusta la ambientación en general que se ve realzada por el B/N bien llevado. Lo que mencionas de las MP-40 no lo he captado aunque sí he visto M3A1 americanas que se parecen bastante a las alemanas y que sí se utilizaron principalmente en el frente del Pacífico.

La verdad es que aunque ambas estén basadas en la misma novela, no lo parece. Fíjate en que son muy diferentes incluso en lo que pasa en cada una de ellas. Por ejemplo la escena en que el protagonista se hace con una pistola es quizá una de las pocas que guardan cierta similitud entre ambas.

Aunque me guardo el comentario para "La delgada línea roja", adelanto que en general como película bélica es bastante buena. Especialmente me gusta la escena en que son detenidos por el bunker con la ametralladora de la colina y se piden voluntarios y hasta hace falta que acuda el propio Coronel a poner orden. En el lado negativo creo que le sobran la mayoría de secuencias de aves con reflexines filosóficas que terminan por aburrir alargando en exceso la cinta.

Saludos

Steiner
http://cinebelico.wordpress.com

Home Theater dijo...

Hello. This post is likeable, and your blog is very interesting, congratulations :-). I will add in my blogroll =). If possible gives a last there on my blog, it is about the Home Theater, I hope you enjoy. The address is http://home-theater-brasil.blogspot.com. A hug.

billy dijo...

Las M3A1 son parecidas a las alemanas pero son demasiado características para confundir unas y otras (por el tubo-cañón que las hace tan feas de narices). No he visto la cinta (aunque he leido reseñas comparándola más favorablemente que con ¨la delgada..¨) pero si cansa será porque lo que yo llamo ¨pajas mentales¨ estaba poco pulido en las cintas de hace 40 años (pajas mentales: introducir en la narración los sentimientos de los partícipes). de todas formas la tengo en la recámara para cuando me acabe de bajar Inchón (recomendada por Reisman) para ver si me río un poco.

Von Kleist dijo...

Buenas y gracias por los comentarios.

Steiner: creo que la versión "moderna" (la de Malick) tiene virtudes de las que esta carece, pero que esta primera versión en más fiel al libro de James Jones, aunque le falta la suficiente profundidad para desarrollar todo lo que contiene novela. La de Malick es superior en el plano visual, por supuesto, y la escena de la colina. Lo demás, como señalas tiene poco que ver.

Sobre la MP-40, no tengo duda. Paré la imagén y (se distingue perfectamente) es una MP-40, precisamente "congelé" la imagen para asegurarme que no era una M3 que como dices, tiene cierto parecido, pero no, era una "Schmeisser" alemana. Y lo peor es que en otras escenas la empuñan los japoneses.

Billy: lo cierto es que esta película no peca de "sentimentalismo". Más bien se pasa al hipertrofiar la parte bélica. Es decir, tiene mucha acción pero no ahonda apenas en los personajes, que quedan al final demasiado esqemáticos. Y las escenas de acción tampoco son sobresalientes, lo que explica que la película no pase de mediocre.

Wittmann dijo...

Buenas Kleist.

No me entusiasmaba demasiado ver esta película en su momento, porque las noticias que tenía de ella no eran muy halagüeñas. Y los presagios se confirmaron. No es que la película sea mala en sí, de hecho estoy de acuerdo con tu aprobado, pero, tal y como argumentas, le falta algo de profundidad tanto en la historia como en los personajes. Es algo que hace digna de elogios la versión del 98.

Por lo demás tiene un catálogo de errores bastante notorio que intentaré condensar cuando la incorpore a mi blog. Sin ninguna suerte de duda, el más clamoroso de ellos es la aparición de un Schmeisser alemán en medio de una profunda selva del Pacífico. Además no alcanzo a entender muy bien el porqué de la aparición dado si de un error se tratase sería contínuo a lo largo del film. Pero lo cierto es que su irrupción es repentina, de una escena para otra, de suerte que el sargento aparece con un M1 en una escena (u otra arma americana) y en la subsiguiente toma aparece el MP40.

El interés que pueda estar en la base originaria de esta película pierde cierta fuerza con el desarrollo de la misma. No obstante, tiene momentos más que aceptables si bien no pasarán al Olimpo de los momentos históricos del cine.

Saludos.

Von Kleist dijo...

Buenas Wittman

Creo que el principal problema es que llevar al cine la historia de "La delgada linea Roja" hace 40 años es que la mentalidad del público aun no estaba preparada para según que cosas. Por eso esta película empieza medio bien, pero luego termina por diluir por completo el mensaje y el sentido de la novela original. Y precisamente lo hace por no salirse de los convencionalismos. Lo curioso es que la versión de Malick, que en principio filmó su adaptación en una época mucho más libre desde el punto de vista creativo, también mutila gran parte del contenido más políticamente incorrecto de la novela de James Jones. E intuyo que lo hizo asi para hacerla más comercial, a pesar de que Malick tiene la vitola de hacer cine "de autor".

Saludos