BIENVENIDO

Gracias por visitar este Blog.

Se pueden publicar comentarios en cualquier reseña. Para consultar reseñas antiguas, solo tienes que pinchar en "Listado Alfábetico de las películas del Blog".

Todos los comentarios serán contestados. Para plantear dudas, sugerencias o cuestiones puedes enviar un e-mail a: sgmcine@hotmail.com

Actualmente hay 358 reseñas publicadas.

martes, 22 de enero de 2008

Mac Arthur, el General Rebelde (Mac Arthur)

Mac Arthur, el General Rebelde (1977)

A través de los recuerdos que evoca durante una conferencia en la academia militar de West Point, el célebre general Douglas Mac Arthur, (Gregory Peck), asistimos a los momentos clave de la guerra en el Pacífico Sur, desde que MacArthur se ve obligado a abandonar la fortaleza de Corregidor en 1942, su promesa de volver victorioso a Filipinas, su mando en Australia, hasta su destitución por parte del Presidente Truman después de cuestionar la conducción de las operaciones militares en Corea. Todo ello sin pasar por alto el difícil y díscolo carácter del que fue uno de los grandes heroes militares de la II GM.

Siguiendo la estela del éxito del biopic sobre Patton estrenado a comienzos de la década de los 70, “Mac Arthur” trató de repetir los mismos esquemas de aquella película para ofrecer un retrato cinematográfico de una de las figuras militares más célebres de la II GM. En lineas generales, la película resulta bastante fiel a la historia y no elude abordar los aspectos menos atractivos de la personalidad de Mac Arthur: su inflexibilidad, su impaciencia, las ansias de gloria… etc. Otro de los grandes atractivos de la película es la excelente ambientación de los distintos escenarios en que transcurre la historia: Corregidor, Nueva Guinea, Luzón…etc. El otro gran mérito de la película es contar con un enorme Gregory Peck que se mete perfectamente en la piel del personaje, tanto física como sicológicamente.

Hasta ahí los méritos del film. Sin embargo, la película se cojea en varios aspectos. En primer lugar, la cuidada reconstrucción de los hechos históricos no termina de cuajar porque hay algunos saltos temporales demasiado bruscos que no están nada bien explicados (por ejemplo, de la retirada de Corregidor se pasa en unos pocos minutos, a los combates en Nueva Guinea). Las escenas de acción son realistas, pero no secuenciales, lo cual hace que el hilo argumental deje la sensación de ver una sucesión de hechos inconexos. Además, pese a que el film aborda, como comentaba, los aspectos menos positivos de la personalidad de Mac Arthur, lo hace solo tangencialmente, para dedicarse a resaltar el lado heroico y carismático del personaje, con lo que el retrato final del mismo resulta bastante descompensado. Muy lejos, por ejemplo, de la muy realista visión del personaje biografiado que nos ofrece “Patton”. Pero por encima de todo, creo que el principal problema de la película es que no consigue emocionar al espectador con la empatía del personaje, cosa que si conseguía “Patton”. La interpretación de Peck, excelente, no logra compensar la falta de emotividad de un guión algo encorsetado. El hecho de querer condensar un periodo de casi 10 años en dos horas de metraje hace que los distintos episodios se vean demasiado inconexos y que el film resulte frio en su conjunto.

Muy probablemente, de haberse dejado de lado la heroicidad del personaje para centrarse más en su controvertida y problemática personalidad, con sus luces y sombras, el resultado habría sido más memorable. Sin ello, “Mac Arthur” se queda en un correcto, aunque algo irregular, film biográfico del que podemos recordar la actuación del gran Gregory Peck, pero poco más.


Calificación: 5,5/10

9 comentarios:

Steiner dijo...

Kleist:

Completamente de acuerdo. Salvo por la actuación de Peck, la película hace aguas por varias partes. Desde luego que no logra parecerse a Patton.

Saludos

Von Kleist dijo...

Buenas Steiner

Gracias por la respuesta. Como digo en la reseña, se nota demasiado que los responsables del film querian subir a los altares a Mac Arthur, y la hagiografia, aparte de un guión un poco soso, no da mucho de sí.

Saludos

Major Reisman dijo...

Buenas

Efectivamente es una película fallida, sobretodo porque Mac Arthur es un personaje mucho más controvertido que Patton y como bien señalas, se pasa varias veces de puntillas por sus peores momentos.

Por cierto, el primer director que fue propuesto para dirigirla fue un novato con fama recien estrenada por una pequeña película titulada "Duel". Este director declinó la oferta porque no le apetecía nada tirarse tres años viajando por Asia y Filipinas y en su lugar aceptó la oferta de dirigir una película sobre un tiburón que aterrorizaba una pequeña población de la costa este estadounidense.

Saludos

Von Kleist dijo...

Buenas Reisman

El problema es que la vida y milagros de Mac Arthur daba para dos películas, una que abarcara el periodo 1941-45 y otra para el de 1945-1950. Al querer condensarlo todo en un solo film les salió una pelicula un tanto desvaída.

Sobre lo que comentas de Spielberg, no tenía ni idea de que habia sido propuesto para la direccion. Habría sido sin duda interesante verlo dirigir esta historia, aunque tampoco es su estilo.

Saludos

alanbrooke dijo...

Pues en efecto el exceso de diálogos hace que la película salga inconexa. Un defecto que tendrá también El Princípe Jack (sobre la vida de Kennedy) y Hoffa de Nicholson. Es extraño que se REPITA como fórmula de películas de personajes reales en vez de evitarse.

Peck hace lo que puede, pero no le dan mucho margen. Sólo en la secuencia anterior a Inchoon pasa realmente bien.

Siempre me pregunté por qué esa película era menos popular que la de Patton. Hasta que la ví.

Y sobre lo de meter demasiados años y/o cosas que contar en un metraje de minutos insuficiente, es el defecto típico de las películas hechas sobre Hitler. Como El Reinado del Mal. Tal vez por eso sólo las que se concentran en sus últimos días de vida han tenido éxito.

Von Kleist dijo...

Buenas alanbrooke

Estoy bastante de acuerdo contigo. Cuando se quieren comprimir demasiados hechos en un solo film o se hace cuidando mucho, pero mucho, la estructura del guión o al final queda un film deslavazado e inconexo. Y es una pena porque en mi opinión Peck logra un grandísimo papel. Pero claro, como film, esta película está a años luz de "Patton".

Por cierto, que la de "El Reinado del mal" es una de mis recientes críticas.

Saludos

Casandra dijo...

Pues sólo hay que compararlo con Into The Storm de Churchill para ver el riesgo de meter muchos años en una sola película.

El defecto de esos saltos, es que el espectador se siente defraudado: parece que le van a explicar que retos enfrentaba el protagonista (tema interesante donde los haya) y cómo los supero...pero no se cumple la promesa. Se saltan a la torera los momentos clave de cada crisis de la guerra y en definitiva una se siente que es más lo que la película le oculta que lo que le muestra.

Frustrante.

Y lo peor: repetitivo a lo largo de toda la película. Una y otra vez pasa lo mismo.

Casiopea dijo...

Y no sólo eso, sino que el conflicto con Truman apenas se desarrolla. Para contar lo poco que cuentan, mejor no pongan nada de la guerra de Corea.


Lo malo es que en efecto es algo que se ha convertido en una fórmula, y no en una trampa en la que hay que evitar caer. Es curioso cómo casi todas las películas históricas de este tipo suelen repetir la misma falla. El Stalin de Duvall es todavía peor.

Von Kleist dijo...

Buenas Casandra

Pues sí, ya lo dice el refrán: "El que mucho abarca, poco aprieta". El problema de querer abarcar un periodo tan largo de tiempo es doble: por un lado te arriesgas a hacer un tostón de película si te extiendes demasiado. Por otro, puede haber momentos cruciales que queden descritos de una forma esquemática. Y el problema de MacArthur es el segundo. Opino que a la vida de este general habría que haberle dedicado, como mínimo, un díptico.

Casiopea, no solo no se desarrolla el conflicto del Truman, sino que la parte dedicada a la II GM se pasa, en apenas media hora, de ver a MacArhur abandonando Filipinas, a la campaña final contra Japón. Lo dicho: se necesitaban al menos dos películas de más de dos horas de duración para hacer un retrato biográfico e histórico decente.

Saludos