BIENVENIDO

Gracias por visitar este Blog.

Se pueden publicar comentarios en cualquier reseña. Para consultar reseñas antiguas, solo tienes que pinchar en "Listado Alfábetico de las películas del Blog".

Todos los comentarios serán contestados. Para plantear dudas, sugerencias o cuestiones puedes enviar un e-mail a: sgmcine@hotmail.com

Actualmente hay 358 reseñas publicadas.

lunes, 18 de enero de 2010

Camas blandas, batallas duras (Soft beds, Hard Battles)

Camas blandas, batallas duras (1974)

La historia comienza en Paris, en mayo de 1940. Después de la entrada de las tropas alemanas en la capital francesa, el burdel de Madame Grenier se convierte en un local frecuentado por altos oficiales alemanes destinados en la ciudad. Esto será aprovechado por el Mayor Robinson (Peter Sellers), un oficial británico que se esconde en burdel, para eliminar a varios generales alemanes, lo cual pondrá a la Gestapo tras la pista de Madame Grenier y sus chicas.

Tras encumbrarse como auténtico "Rey de la Comedia" en los años 60, gracias a sus papeles cómicos en películas memorables como “El guateque”, “La Pantera Rosa”, o “Telefono Rojo, ¿volamos hacia Moscú?”, el actor británico Peter Sellers inició en la década de los 70 una acusada cuesta abajo personal y profesional. En ello tuvieron mucho que ver los desafortunados reveses personales sufridos en esa época por el actor, relacionados con su turbulenta vida privada, y también una serie de malas elecciones artísticas a la hora de elegir sus siguientes papeles. En ese sentido, Camas blandas, batallas duras, se enmarca dentro de la época profesionalmente menos afortunada de Sellers y, desde luego, no puede decirse que fuera una de sus mejores películas, sino más bien lo contrario. Y ello no se debe precisamente a que la pelicula no tratara de explotar la comicidad de Sellers, ya que este batió todos los records interpretando en ella nada menos que a seis personajes distintos. De este modo, aparte de interpretar al mayor Robinson, el actor da vida en la película a un general francés, al agente de la Gestapo Schroeder, a un general japonés, al presidente francés, e incluso al mismo Hitler en una breve aparición del personaje.

Sin embargo, la interpretación ubicua de Sellers no es suficiente para compensar los muchos defectos del film. El más grave -y principal- es que, para tratarse de una comedia, la película tiene muy pocos gags, y los que contiene, además, no hacen gracia. Y aunque la poca inspiración de los momentos pretendidamente cómicos de la película podría compensarse en parte con unos diálogos cuidados, o al menos medianamente ingeniosos, lo cierto es que ambas cosas brillan por su ausencia en este caso. Y ello pese a los vanos intentos de subrayar la comicidad de algunas de las escenas con la introducción de la voz en off de un narrador que hace comentarios irónicos acerca de las mismas. Tampoco contribuyen a levantar el vuelo del film los ligeros toques de erotismo que se introducen en las escenas que transcurren en el burdel, ni las apariciones de Sellers, pues como apuntaba antes, el guión es bastante burdo y las situaciones cómicas que se muestran apenas provocan la hilaridad del espectador. Finalmente, tampoco ayuda mucho el que la ambientación y producción de la película parezcan más propias de un telefilm que de una película para la gran pantalla.

En definitiva, Camas blandas, batallas duras se queda en una comedia peor que mediocre, que hubiera merecido el más absoluto de los olvidos de no haber contado con la presencia en su reparto de Peter Sellers, aunque este estuviera viviendo sus horas más bajas como actor. Una película solo para los muy fans del actor británico, que deseen verlo en sus multiples roles. Por lo demás, un título totalmente a olvidar.

Calificación: 2/10

19 comentarios:

lola dijo...

Hola, totalmente de acuerdo contigo; la película es mala con ganas, aún reniego de las 45 pesetas que me costó la entrada.
Que tengas una buena semana.

Von Kleist dijo...

Buenas Lola

¡¡¡45 pesetas!!! madre mia, sí que eres una cinéfila con tradición...;) en cualquier caso, por irrisoria que pueda parecer hoy la cantidad hoy, la verdad es que seguro que habría muchas maneras mejores de gastar ese dinerillo. Y sobre todo antes, que con la peseta, lucía más.

Saludos

lola dijo...

Bueno, tal vez exageré un poco, pero en el 75 los precios en los cines serían aprox. 70-80 ptas. Iba todos los fines de semana, en ocasiones los dos días, y te sobraba para después ir a merendar con las amigas. Ahora ya casi nadie va al cine, entre los precios desorbitantes y que mucha gente se baja las películas, no es lo mismo. Me encantan las películas, pero la magia de verlas en un cine grande no tiene precio.

Perdona la perorata, me he puesto nostálgica.

Von Kleist dijo...

Buenas Lola

Coincido en tu apreciación. La magia de la sala de cine en penumbra, la pantalla grande, el ambiente casi teatral de los locales, es algo por lo que merece la pena pagar. Y pese al auge de las descargas por internet y la piratería, aun sigue funcionando, esperemos que por mucho tiempo.

Saludos

Major Reisman dijo...

Buenas

Esta era una de las películas que iba a comentar en mi serie sobre los grandes bodrios del cine bélico, pero te has adelantado. Bueno, como no tenía terminado el comentario, me lo reservo para otra ocasión.

Es realmente espántosa. Incluso es peor que algunas de Pajares y Esteso que ya es decir. No se, supongo que los productores debieron de pensar en que con Sellers bastaba para hacer una comedia o algo así.

Un saludo

Von Kleist dijo...

Hola Reisman

Vaya, lamento haberte "chafado" el comentario. No habría estado mal publicarlos de manera simultanea.

Como dices, parece que los responsables de producción creyeron que con ponerle a Sellers un poco de maquillaje y distintos disfraces, iba a salirles una comedia graciosa. Pero en este caso, la gracia la tiene donde las avispas. Y lo realmente curioso es que, pese a interpretar a 6 personajes, si te das cuenta, los papeles de Sellers son bastante incidentales en la trama. Lo dicho, un desaguisado total.

Saludos

Anónimo dijo...

Hola amigo, te felicito por la tarea que haces, mi nombre es Ricardo y soy de Argentina, me gustaria saber como consigues tantas peliculas belicas sobre la segunda guerra mundial? en mi pais se consiguen solo algunas , en realidad bastantes pero muchas tengo ganas de verlas y se me hace imposible, quizas por internet se puedan descargar pero por lo general son de una calidad desdeñable, tienen alguna opcion? Muchas Gracias. Brillante trabajo.

Major Reisman dijo...

Buenas

No te preocupes que el comentario tan sólo estaba redactado en forma de apuntes a desarrollar. Además, tengo otra "peor" para acabar el ciclo dedicado a los bodrios.

Un saludo

Von Kleist dijo...

Hola de nuevo

Bien Reisman, me alegro de no haber sido demasiado "aguafiestas". Por cierto, que me tienes en ascuas con lo que dices...¿una película peor que esta?. Crei que era imposible...;)

Ricardo, como siempre digo en estas cuestiones, hay 3 medios principales. Buscarlas en DVD de venta (por internet se encuentran), bajarlas con un programa tipo emule, o mirar en las páginas de película online. Espero haberte sido de ayuda.

Saludos

Sila dijo...

De esta película si que ni tan siquiera había escuchado hablar. Y eso que Sellers es uno de mis favoritos.

Un saludo

Von Kleist dijo...

Buenas Sila

El caso es que los fans de Sellers suelen conocer esta película, al menos de oidas, por el hecho anecdótico de los seis papeles que interpreta, y también porque encarnó a Hitler. Pero fuera de esos aspectos marginales, la verdad es que se trata de una película totalmente a olvidar.

Saludos

Conde de Salisbury dijo...

Herr Kleist, espero que me perdone por poner un comentario ajeno a la película, pero es por si esto le interesa a alguno de los visitantes. Acabo de ver que se ha publicado un libro con el título "La derrota del III Reich a través del cine"

El enlace es:

http://www.marcialpons.es/fichalibro.php?id=100862347

Von Kleist dijo...

Buenas Conde

Para nada hay que pedir disculpas, todo comentario sobre cine bélico e histórico en general también es bienvenido en este blog. Muchas gracias por el apunte, Lord Conde...;). Habrá que echarle un vistazo al libro, a ver que tal está.

Saludos

David Lean dijo...

Beno: no rompe todos los récords. En 1949 Alec Guinnes había protagonizado 8 sentencias de muerte y hacía 8 personajes distintos. Por algo se llamaba Guinnes...

A Sellers lo conocí viendo Lolita y nunca entendí porque se dedico a la comedia cuando lo tenía todo para ser un gran actor drámatico. Lo ví luego en la pantera rosa, y supuse que lo eligieron para contratar la imagen que tenía el público de él. (como poner a Stallone en Oscar o mi mama dispara) pero cuando se metio a la comedia en serio, pues nunca lo entendí. De verdad. Lo tenía todo para el otro género...

(Sólo me convenció en Desde El Jardín y el mérito es de Kozinski)

Es curioso que muchos actores drámaticos deriven a la comedia. Arnie en Gemelos y el mismo De Vito lo hicieron. Igual que Sheen en two and half men. El colmo es Nielsen que siempre hacía papeles de tipo duro durante 40 años de cine y sólo cuando se metio a comediante se convirtó en superestrella...

Por cierto nunca entendí tampoco porque no eligieron a Rush para la pantera rosa en vez de a el pesado de martin. Después de verlo en llámame Peter...

Von Kleist dijo...

Buenas David

Desconocía el dato de los 8 papeles interpretados por Guiness, realmente es todo un record "idem" ;).

Es interesante lo que planteas respecto a los actores "serios" que derivan hacia la comedia. Supongo que para muchos es un reto interpretativo. Siempre se ha dicho en la profesión que es mucho más dificil hacer reir que hacer llorar. De todas formas, en el caso de Sellers, creo que su talento era puramente cómico, aunque también tuviera dotes de actor dramático.

Personalmente me quedo con su genial interpretación de torpe invitado hindú en "El Guateque" y la no menos memorable interpretación del Dr. Strangelove en "Telefono Rojo ¿volamos hacia Moscú?" donde, por cierto, también interpretaba dos papeles. He leido en algún sitio que Sellers era tan brillante adoptando personalidades porque carecía de una propia... no sé si es cierto pero para mi gusto ha sido uno de los grandes actores de comedia del S. XX.

Por cierto, muy de acuerdo con tu comentario en cuanto a la elección de Steve Martin para el "remake" de La Pantera Rosa. A mi Martin me parece un cómico mediocre y de registros bastante limitados.

Saludos

astor dijo...

La mejor de Sellers que yo ví es desconosidísma:como la ví empezada por la tele ni sé el nombre. Pero era genial. Hacía dúo con Palance. Jack era un traficante de esclavos de Louisiana que en pleno congreso le decía a Lincoln: "¿Quién les ha dicho a ustedes que la esclavitud es mala? Yo me llevo a mis negros y les digo: "¿Que haces pasando hambre aquí, chico? Yo te llevo a américa y te doy de comer a diario papa de la buena, pa´que me trabajes bueno, te consigo médico gratis pa´que estes sanote, y te consigo esta tremenda negrota pa´que te la tires y me des negritos" (sic) y todos vienen conmigo y están mucho mejor en mi plantación que allá en Africa. Y todos están mejor que los obreros "libres" de las fábricas yanquis, y yo y mis compatriotas sureños nos hacemos ricos. ¿Quién pierde con eso? Nadie. ¿Quién le ha dicho a usted que la esclavitud es mala, Mr Lincoln?"

Así, textualmente.

Sellers era un capitán inglés fanatizado en la misión de capturar barcos negreros y arrestar a los traficantes. Había una escena inolvidable en que arrojaba uno de ellos, el capitán, a la bodega donde estaban los negros encadenados para que lo mataran a golpes. Luego con la llave de la bodega (la hacía girar entre los dedos tan campante) les decía a los oficiales: "¿Me equivoco en suponer que todos ustedes prefieren responder voluntariamente a los cargos que el gobierno de Su Majestad desea formular contra ustedes en la corte?" Si es así, muy gustosamente (hacía agitar la llave) les dejare a solas con su carga humana para que diriman diferencias..."

Y todavía me río de acordarme.

Al final se enfrentaban los dos en un duelo naval Jack para escapar con su carga, Pete para hundirlo. Bueno, una película de primera, Pero no he conseguido datos de ella en ningún lado.

Y claro, Rush haría un inspector EXCELENTE como sucesor de Sellers. Lo caracterizó de manera genial en Llamame Peter.

¿cuantos casos hay de un actor interpretando a otro actor Herr Kleist? Es un tipo de cine muy curioso...

Von Kleist dijo...

Buenas Astor

La verdad es que me pillas totalmente en fuera de juego con el argumento de esa película de Sellers que citas. He mirado en su filmografía y no he encontrado ninguna con argumento parecido. Quizás fuera un telefilm o similar.

En cuanto a los actores haciendo de actores... asi a bote pronto me acuerdo de las producciones (telefims, mayormente) sobre la vida de Marilyn Monroe y similares. De hecho si no recuerdo mal "Llamame Peter" era también una producción para TV. Tambien podría mencionarse "RKO 281" sobre el rodaje de "Ciudadano Kane" con Liev Schreiber haciendo de Orson Welles.

Saludos

Zeitzler dijo...

¡Por Dios! Esa película yo la ví de niño y si no fuera por las escenas que comentas no la hubiera reconocido. Hay que ver lo que es la memoria. Recuerdo que terminaba de una manera curiosísima: Sellers lograba capturar el barco de Jack, y libertaba a los negros, amén de confiscarle a Jack el oro que le habían pagado por ellos. Pero el almirantazgo británico lo degradaba por eso, ya que los barcos estadounidenses NO podías ser abordados. A Jack le devolbían el barco (estaba en la cárcel y ya no tenía esperanzas) pero luego, justo al día siguiente se sabía que Lincoln había prohibido la esclavitud en Estados Unidos y tenía que irse por la noche para que no lo capturaran. La película terminaba cuando él y Sellers se saludaban en la noche al cruzarse los dos barcos: el de Jack que iva rumbo a conseguir nuevos esclavos, y el de Peter que lo llevaba degradado para ser expulsado de la marina y desembarcado en tierra firme. Pero Sellers se quedaba con el oro de Jack y los esclavos desde la orilla oían como los dos se juraban volberse a encontar...

Un muy interesante argumento sobre el esclavismo y el afán de lucro, porque el acierto estaba en presentar al negrero como un idealista y al antiesclavista como un fánatico.

También tenemos una variante: cantantes interpretando como ACTORES a otros cantantes. Como Jennifer López en el rol de Selena o Marc Anthony como Héctor Lavoe.

Von Kleist dijo...

Hola Zeitzler

Pues la verdad, me tiene intrigado el tema de esa película. He mirado y remirado varias páginas web con la filmografía de Sellers y no encuentro ninguna con ese argumento. Curioso, pero bueno, debe haber muchas producciones de Sellers menos conocidas.

Saludos