BIENVENIDO

Gracias por visitar este Blog.

Se pueden publicar comentarios en cualquier reseña. Para consultar reseñas antiguas, solo tienes que pinchar en "Listado Alfábetico de las películas del Blog".

Todos los comentarios serán contestados. Para plantear dudas, sugerencias o cuestiones puedes enviar un e-mail a: sgmcine@hotmail.com

Actualmente hay 357 reseñas publicadas.

martes, 10 de marzo de 2009

Una tumba al amanecer (Counterpoint)

Una Tumba al amanecer (1967)

La acción nos sitúa en Bélgica, en Diciembre de 1944. Mientras la orquesta del director famoso director sinfónico Lionel Evans (Charlton Heston) actúa para las tropas del frente, se produce la ofensiva alemana en Las Ardenas. Cuando los miembros de la orquesta intentan escapar, son capturados por los alemanes y trasladados como prisioneros a un castillo medieval donde tiene su cuartel el General Schiller (Maximilian Schell), un autoritario oficial que resulta ser admirador de Evans. Mientras Schiller trata de reanudar la ofensiva de sus fuerzas, le propone a Evans que junto con los miembros de su orquesta le ofrezca un concierto para entretener a los oficiales alemanes. Sin embargo, la negativa de Evans a ceder a las intenciones de sus captores hará que se enfrente al resto de músicos de su orquesta, encabezados por Victor (Leslie Nilsen) quienes desean tocar para los alemanes para salvarse del despiadado Coronel Arndt, empeñado en ejecutar a todos los prisioneros.

Una tumba al amanecer” (traducción más que libre del título original “Contrapunto” que hace referencia a dicho término musical) supuso la adaptación para la gran pantalla de la novela titulada The General (“El general”), del escritor Allan Sillitoe. La película abarca una curiosa mezcla de géneros, con elementos de cine bélico, algún toque de thriller, y por supuesto, con un importante componente musical. Este último aspecto puede considerarse el más destacable de la película ya que su banda sonora del film incluye muchas de las más famosas piezas de música clasica de autores como Beethoven, Brahms o Schubert. Entrando a valorar el film, lo primero que destaca es su buen reparto pues en los papeles principales nos encontramos con Charlton Heston y Maximillian Schell (interpretando por enésima vez a un oficial alemán) acompañados por un Leslie Nielsen en un papel muy alejado de los que suele interpretar en sus más recientes comedias alocadas.

Hay que reconocer que el punto de partida de la historia es ciertamente original, y que el inicio de la historia se sigue con interes. Sin embargo, el desarrollo del argumento se me hizo un tanto envarado, y da la impresión de que no termina de fluir con naturalidad. Igualmente, el choque de caracteres entre los personajes de Evans y Schiller, a priori otro de los puntos fuertes de la historia, comienza bien, pero un guión poco imaginativo hace que no termine de resultar lo suficientemente interesante como para compensar la falta de ritmo de la trama principal. También hay que decir que algunas de las situaciones que se plantean, especialmente en lo tocante al interés de Schiller en organizar el concierto en medio de una ofensiva, no resultan del todo creíbles. Afortunadamente la película remonta algo en vuelo en su parte final, aunque en mi opinión el climax narrativo se prolonga demasiado, lo que le resta intensidad dramática al mismo.

En definitiva, “Una tumba al amanecer” se queda en un título de decente factura, pero algo fallido en lo tocante a su desarrollo argumental. No puede decirse tampoco que las intepretaciones de los protagonistas sean especialmente memorables, pese a lo cual, se puede rescatar su parte musical y lo original de su punto de partida argumental. Por lo demás, está bastante lejos de ser una película redonda. Puede considerarse un título menor dentro de la filmografía del gran Charlton Heston.

Calificación: 5,5/10

16 comentarios:

Major Reisman dijo...

Buenas

Me suena que la he visto pero hace eones. ¿No hay una discusión porque se niega a tocar a Wagner? Bueno, me la apunto. Si es esa estará bien volver a verla, y si no, pues resulta un tema curioso.

Un saludo

Von Kleist dijo...

Buenas Reisman

Efectivamente, esta es la que dices. En la escena en cuestión, el general Schiller le pide a Evans que para el concierto estaría bien "algo de Wagner" a lo que Evans replica, "no, nada de Wagner". Por cierto, que tanta discusión de opereta acaba cansando un poquito. En cualquier caso, como bien dices, solo por lo peculiar de su temática merece un visionado. Además, aunque no estén en sus mejores papeles, ver a Heston y a Schnell en pantalla siempre gusta al buen aficionado al cine. A ver si la vuelves a visionar y me dices que te parece.

Saludos

lola dijo...

Hola, no conocía esta película, y eso que Heston es uno de mis preferidos, la buscaré.
Que manía con cambiar tanto los títulos al hacer la traducción.
Saludos,

Von Kleist dijo...

Buenas Lola

Pues sí, la verdad es que esta película no es precisamente de las más conocidas de Heston, supongo porque pasó desapercibida cuando se estrenó.

Respecto al título, la verdad es que "una tumba al amanecer" es casi un Spoiler (cosa que uno comprende viendo la película). Quizás no quedaba bien traducirla como "Contrapunto" porque en castellano no dice mucho. El título italiano "Sinfonía de guerra" me parece más adecuado.

Saludos

Alanbrooke dijo...

Nielsen hizo durante mucho tiempo papeles de tipo duro, que él mismo pariodió en Donde Está el Piloto.

No los hacía mal, pero fué cuando empezó a parodiarse a sí mismo que se convirtió en estrella.

key dijo...

seguro que puedes ayudarme. ¿como se llama la peli que hicieron robert shaw y harrison ford jovencito?.

Von Kleist dijo...

Buenas y gracias por los comentarios

Alanbrooke, muy cierto lo que comentas. El caso de Nielsen es un tanto atípico, un actor que pasó desapercibido en papeles serios de su juventud y se hizo enormemente popular gracias a las comedias disparatadas en su edad madura. A mi me parece mejor comediante que actor dramático, desde luego.

Key la película por la que preguntas es "Fuerza 10 de Navarone", la secuela de "Los cañones de Navarone". Esa película está comentada en mi blog:

http://segundaguerramundialenelcine.blogspot.com/2008/07/fuerza-10-de-navarone-force-10-from.html

key dijo...

gracias, recuerdo que tenía muchos momentos divertidos aunque no sea tan buena como los cañones.

key dijo...

puede que haya confundido argumento con una de clint eastwood que le hacía putaditas a los nazis, para conseguir un botín. y fuerza 10 es la que se tiran lader arriba, ladera abajo y gana mucho cuando entra en escena barbara bach.

Von Kleist dijo...

Buenas Key

Pues... por lo que comentas sobre Clint Eastwood y la ladera, creo que estás hablando de "El desafio de las águilas" con el bueno de Clint y Richard Burton asaltando un cuartel alpino de la Werhmacht.

El desafio de las aguilas

Anónimo dijo...

Hoy la estan dando en 13tv,me gusta la película pero siendo el 2º especialista en la Segunda Guerra Mundial de mi provincia del Norte de España,pienso que los alemanes en las Ardenas en aquellas dramáticas fechas,no estarían para músicas varias,jajajaja....

Von Kleist dijo...

Hola anónimo

Ciertamente, la trama se me hizo un poco inverosímil por el hecho de que en medio de una ofensiva los oficiales alemanes se parasen a organizar un concierto filarmónico, pero bueno, al menos no se puede negar que la historia resulta muy original...

Saudos

el Limpiabotas dijo...

La película puede resultar pesada en algun momento, pero resuelve bien y de manera ingeniosa algunos otros, como la relación del joven Teniente Long con el trombón, o el uso alternativo que se le puede dar a una fosa común, o el momento en que un músico se levanta apelando al sindicato de músicos y su autoridad para salvar la situación crítica planteada por el coronel Arndt.

El mundo se derrumba, pero que no pare la música… La melomanía puede hacer que una persona demore sus obligaciones y la escena en la que el General Schiller (Maximilian Schell) está a punto de llevarse, como trofeo, la partitura de la apertura de Tannhäuser, con las anotaciones manuscritas del arrogante personaje que interpreta Heston –y que al principio de la película les dice a sus músicos: “pongan a salvo sus instrumentos, partituras y personas, por este orden”-, convierte a un general alemán en poco más que un adolescente friki.

Un detalle descubierto leyendo sobre la peli. Curt Lowens, el actor que interpreta al capitán Klingerman, el ayudante de Maximilian Schell, en la vida real fue un superviviente del Holocausto y participó en una red que ayudó a huir de la Holanda ocupada a niños judíos.

Y seguro que Anton Driffing se lo debió pasar muy bien haciendo de nazi malo, pero malo, malo.

Una película en la que Charlton Heston demuestra que un director de orquesta competente ha de ser capaz de sustituir la batuta por un bate de beisbol, y no necesariamente para atizar con él a los alemanes.

Anónimo dijo...

Anton Driffing siempre haciendo de coronel y de nazi,...jajaja le recuerdo que lo bordaba como coronel de las Waffenn SS en "El desafío de las Águilas"

el Limpiabotas dijo...

Jawhol, mein lieber freund Anónimo.

Von Kleist dijo...

Buenas Limpiabotas

Personalmente creo que la historia está un poco "traida por los pelos". Supongo que porque el argumento tiene un punto de partida artificioso (ese interés de los alemanes por organizar un concierto sinfónico en medio de una ofensiva no es muy creible), y también porque la trama no termina de desarrollarse con fluidez, al menos para mi gusto. Eso sí, el ver a actores como Heston y Schell siempre es un plus para los buenos aficionados al cine, y al menos esta película sí que tiene ese interés. Pero por lo demás, me parece -valga el simil- que la historia "desafina" en más de un aspecto.

Saludos