BIENVENIDO

Gracias por visitar este Blog.

Se pueden publicar comentarios en cualquier reseña. Para consultar reseñas antiguas, solo tienes que pinchar en "Listado Alfábetico de las películas del Blog".

Todos los comentarios serán contestados. Para plantear dudas, sugerencias o cuestiones puedes enviar un e-mail a: sgmcine@hotmail.com

Actualmente hay 358 reseñas publicadas.

martes, 25 de septiembre de 2007

El Tren (The Train)

El tren (1964)

La acción se sitúa en Francia, en agosto de 1944. El frente alemán en Normandia se está derrumbando, y se sabe que el avance aliado hacia Paris es inminente. Un oficial alemán aficionado al arte, el coronel alemán Von Waldheim (Paul Scofield), decide que antes de la llegada de los aliados, hay que llevarse los cuadros de la galeria nacional francesa, todos ellos de excepcional valor, a Alemania. Con ese objetivo, Von Waldheim se las arregla para conseguir que le concedan un tren con prioridad de salida para su cargamento. Sin embargo, la resistencia francesa, enterada de los planes alemanes, está decidida a evitar el robo de los cuadros, para lo que cuentan con la colaboración del duro jefe de Estación Labiche (Burt Lancaster), miembro de la resistencia, quien intentará detener el tren a cualquier precio.

El eficiente director John Frankenheimer, uno de los directores visualmente más innovadores de los 60, dirigió esta película que, teniendo como vehículo argumental el homenaje a los hombres de la Resistencia, mezcla elementos de Thriller de acción y cine bélico. Lo mejor de la película es sin duda, el duelo de titanes entre los protagonistas, el implacable Von Waldheim contra el testarudo ferroviario Labiche. La lucha por la posesión de los cuadros, a la que Labiche se ve arrastrado en contra de su voluntad, depara un duelo vibrante de personalidades entres el alemán y el francés. Hay que reconocer también que la película está muy bien filmada, con planos largos (marca de Frankenhaimer) y subjetivos, que eran toda una innovación visual en los 60. Las escenas de acción, de igual modo, resultan muy convincentes y tremedamente realistas, apenas se notan los efectos especiales en las mismas. Por último destacaría el desenlace de la trama, muy bien filmado visualmente y argumentalmente impecable.

Las interpretaciones rayan a un gran nivel, especialmente la de Burt Lancaster muy convincente en el papel de Labiche, un personaje que se le ajusta como un guante. Lo que menos me terminó de convencer de la película son los continuos sabotajes que sufre el tren, lo que convierte el desarrollo de la película en una sucesión un tanto repetitiva de sabotajes y las consiguientes reparaciones. Quizás el haber acortado un poco el metraje (130 minutos) habría dado algo mas de agilidad a la narración. Pero, en definitiva, hay que reconocer que “El Tren” es cine del bueno, de excelente factura, y hecho con mucho oficio.


Calificación: 6,5/10

10 comentarios:

Major Reisman dijo...

Buenas

"Peazo" película. Una de mis favoritas.

Tengo dos escenas predilectas. La final que no voy a comentar para no desvelarlo por si alguien no la ha visto (es un final de los que te hacen pensar), y la escena en que convencen al maquinista Papa Boule (Michel Simon) de que es el deber de un patriota el sabotear el tren que se lleva "La France!" a Alemania.

Un saludo

japa dijo...

Yo también me quedo con el personaje de Papá Boule: su intepretación es para mí lo más logrado de la peli, y el actor realmente es como debe ser, le ves y piensas inmediatamente en un viejo maquinista. Y lo de las monedas y porqué no las tira es un detalle magistral.

Von Kleist dijo...

Buenas

Gracias por los comentarios. Ciertamente el actor que interpreta a Papá Boule consigue completar un papel memorable, es dificil imaginar una interpretación mas memorable del veterano maquinista. Cuando el mayor alemán descubre el sabotaje de las monedas, le dice a Boule:

- Viejo loco, ¡debió haberlas tirado!.

A lo que Boule contesta impertérrito:

- Cuatro francos, son cuatro francos.

Lo dicho, el personaje de Boule es uno de esos secundarios inolvidables de la historia del cine.

Anónimo dijo...

El final es eso de los que deja huella. Una película muy buena y con mucho oficio de un autor que puso en bragas a todos los tarantinos del mundo con su magnífica ¨Ronin¨.

Von Kleist dijo...

Hola Anónimo

Pues ya que lo comentas, he de admitir que "Ronin" no me terminó de enganchar. Aunque es una película bien hecha, no acabé de encontrarle las vueltas al argumento (un poco intrincado para mi gusto). Prefiero al Frankeheimmer de sus primeros tiempos.

Saludos

Steiner dijo...

Además de todo lo apuntado me gustó mucho la ambientación que ayuda a convencer. También se muestran con maestría los sentimientos encontrados del patriotismo de los que intentan defender la identidad de Francia a través de sus tesoros artísticos, y los más pragmáticos que pretenden salvar vidas a corto plazo cuando Labiche dice algo así como que todos los cuadros de Francia no valen la vida de uno de sus hombres; pero al final actúa convencido arriesgando su propia vida.

Saludos

Von Kleist dijo...

Buenas

Efectivamente amigo Steiner, el giro de Labiche inicialmente reacio a exponer a sus hombres, pero luego decidido a salvar los cuadros, es uno de los elementos a tener en cuenta para valorar esta película. Otra escena que me gustó es cuando Von Waldheim convence a su superior para darle prioridad a la salida de su tren, respondiendole que "recuerdo que vd. me dijo que los oficiales que usan los conductos reglamentarios carecen de imaginación". El duelo de titanes Labiche-Waldheim es el gran atractivo de la película.

Saludos

Jordi dijo...

Saludos.

Me parece una de las mejores películas para los seguidores de las películas bélicas y las de trenes.

La secuencia del accidente provocado no puede ser más real, nada de maquetas, destrozaron varios trenes jugándosela, porqué si no quedaba bien no sé qué hubieran hecho para "comprar" más locomotoras y reventarlas.

Anónimo dijo...

me estoy informando sobre the train, me convencieron de que es recomendable, la estoy bajando para verla, la pregunta que hago si el argumento de la misma tiene correspondencia o es ficcion.gracias por el espacio y el blok. desde uruguay les saludo.

Von Kleist dijo...

Buenas Anónimo

La Historia de "El Tren" es ficitica, pero sí que tiene una base real, ya que se inspiró en el libro "Le front de L´Árt" (El frente del arte) escrito por la directora del museo Jeu de Paume. Eso sí, la película alteró completamente los hechos, ya que lo que hacia Vallard era pasar informes a la Resistencia sobre el transporte de obras de arte para evitar que los trenes fuesen atacados y de este modo, conjurar el peligro de que se perdieran valiosas obras.

Saludos