BIENVENIDO

Gracias por visitar este Blog.

Se pueden publicar comentarios en cualquier reseña. Para consultar reseñas antiguas, solo tienes que pinchar en "Listado Alfábetico de las películas del Blog".

Todos los comentarios serán contestados. Para plantear dudas, sugerencias o cuestiones puedes enviar un e-mail a: sgmcine@hotmail.com

Actualmente hay 358 reseñas publicadas.

martes, 15 de mayo de 2007

Hermanos de Sangre (IX): Por qué combatimos

Hermanos de Sangre (IX): Por qué combatimos

Marzo de 1945. La Easy se encuentra en Alemania, donde los combates casi han cesado y la vida en el frente se hace un poco más tranquila, pese a los rumores de un posible salto sobre Berlin. El Capitán Nixon cae en una depresion y se da a la bebida tras estar a punto de morir en un salto de entrenamiento. Poco después de recibir la noticia de la muerte del Presidente Roosevelt, una patrulla de la compañia descubre los horrores de un campo de concentración cerca de Landsberg. En represalia, ordenan a los ciudadanos alemanes del pueblo cercano que acudan al campo para enterrar los cadáveres de las victimas. Poco después la Easy se pone nuevamente en marcha, esta vez rumbo a Baviera, donde deben ocupar el reducto alpino de Hitler, en Bechtesgarden.

Este 9º episodio de la serie es para mi gusto el más flojo de la misma. Pese a que al principio, en la típica introducción del capítulo con los testimonios de los veteranos, estos parecen ofrecer una visión humanizadora del enemigo, al final el episodio gira casi exclusivamente en torno a las atrocidades cometidas por los alemanes. Quizás una perspectiva un poco más general de la sociedad alemana habría sido de agradecer. Por lo demás, no acabé de entender muy bien la súbita tendencia alcohólica de Nixon, que por otro lado se queda en un hilo argumental inacabado. Las secuencias del campo de concentración resultan muy realistas en cuanto a su recreación, pero demasiado directas al exponer lo evidente. Opino que una escenificación más elíptica de dichas escenas habría conseguido resultados más conmovedores sin menoscabo de mostrar la crudeza del campo de concentración. A todo ello hay que unir la total ausencia de acción en este episodio, de ahí que resulte un poco desangelado en comparación con los precedentes.

En resumen, como comentaba, este episodio me resultó el menos entretenido y más “plano” (por sí decirlo), de esta magnifica serie.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Pesa demasiado la confesión religiosa de Spielberg.
Pienso que no pudo resistir la oportunidad de volver a mostrar el genocidio en el marco de una serie de éxito como esta.
De todas maneras, a mi entender, es típico del sr. Spielberg aprovechar cualquier momento para rememorar el holocausto nazi (ya lo hizo con La lista de Schindler, justo tras el éxito de Parque Jurásico, cuando todo el mundo conocía su nombre).
De todas maneras me permito recordarle al sr. Spielberg que en el único campo de concentración nazi en el que se grababan los números de prisionero directamente sobre estos era en Auschwitz-II (Birkenau), y las tomas no paran de mostrar los citados números.
Un poco más de seriedad, sr. Spielberg.
Más que nada para poder creernos algo de sus películas.
Hala... salud!!!

Von Kleist dijo...

Buenas anónimo

El problema de Spielberg es que muchas veces piensa con el bolsillo antes que con la razón, y siempre mete alguna "cuña" patriotera para asegurarse el éxito en EEUU, como hizo con el prescindible prólogo y epílogo de "Salvar al Soldado Ryan". Pero en fin, ya se sabe "Poderoso caballero es Don Dinero", como dijo el inmortal Quevedo.

Saludos

Anónimo dijo...

Acierto del autor del blog...

Anónimo dijo...

Va.... Si....que acierto. Seguro que es un alma cándida... que si tuviese una fabrica de tornillos negros por ser su color favorito, no los cambiaría a amarillos si el consumidor así lo prefiriese. Seguro que preferiría seguir vendiendolos negros ganando tres cuartas menos que con los amarillos