BIENVENIDO

Gracias por visitar este Blog.

Se pueden publicar comentarios en cualquier reseña. Para consultar reseñas antiguas, solo tienes que pinchar en "Listado Alfábetico de las películas del Blog".

Todos los comentarios serán contestados. Para plantear dudas, sugerencias o cuestiones puedes enviar un e-mail a: sgmcine@hotmail.com

Actualmente hay 358 reseñas publicadas.

jueves, 24 de mayo de 2007

¿Donde está el Frente? (Which way to the Front?)

¿Dónde está el frente? (1970).

El millonario Brendan Byers III (Jerry Lewis), dueño de un gran grupo de empresas, decide, tras ser rechazado por el ejército, formar y financiar su propio comando de operaciones especiales para ayudar al esfuerzo de la causa aliada. Tras reclutar a un equipo de hombres, parte con ellos hacia Italia, donde el avance aliado lleva meses estancando, y donde Byers espera realizar una arriesgada misión: ir a Italia y raptar al comandante supremo alemán, el Mariscal Kesselring y sustituirlo por el propio Byers para sabotear las operaciones alemanas desde el mismo cuartel general del mariscal.

Rodada en 1970, cuando el popular cómico Jerry Lewis, después de un absoluto esplendor en la década de los 50, estaba ya en franca decadencia; ¿Dónde está el frente? resulta una comedia fallida. Las causas de esto van desde una realización poco cuidada (por cierto, que Lewis además de protagonizarla era director de la película) hasta un guión poco elaborado que no acaba de cuajar en ningún momento, y unas actuaciones, pese a los excesos histrionicos de Lewis, francamente mediocres.
Con todo, hay que reconocer que contiene algúnas escenas medianamente hilarantes: el curso de alemán en gramófono que el protagonista intenta seguir en el barco rumbo a Italia; también cuando Byers, suplantando a Kesselring condecora con bastante mala saña a los paracaidistas alemanes; o el encuentro de Hitler con Kesselring en el búnker. Pero, quitando esos gags aislados, en general, la película es bastante flojita y marca casi un punto final en la carrera de Lewis; quien no volvería a aparecer en el cine hasta diez años después.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

me desternille de risa viendo esta pelicula una y otra vez.

Von Kleist dijo...

Buenas anonimo

Hay que reconocer que la película tiene algún que otro gag graciosillo, como el del encuentro de Hitler con el falso Kesselring en el bunker, y alguno que otro más, pero creo que está bastante lejos de los mejores trabajos de Lewis.

Saludos

alanbrooke dijo...

Pues a mí me pareció mucho mejor que las que hizo junto don Martin. (Nunca entedí porqué se empeñaban en aparecer juntos, porque nunca me pareció que combinaran)

Muy cierto lo de el encuentro entre Hitler y Kesserling: de lo mejor. Pero no está mal cuando Lewis ordena la retirada y el general americano lo toma como una trampa y no ataca. Creo que en la realidas ocurrió algo de eso en Anzio.

Y la idea de terminar con los japoneses genial: pero no se explota como debiera, precisamente el sino de toda la película, se queda un poco a medio hacer.

Von Kleist dijo...

Buenas alanbrooke y gracias por el comentario.

Ciertamente cuando Lewis hizo este film se hallaba en la cuesta abajo definitiva de su carrera como cómico, y eso se nota. Hay algún momento inspirado, pero en general a la película le falta ritmo, y su comicidad no deja de ser bastante primaria.

Respecto a los films que hizo con Dean Martin, tampoco es que sean mucho mejores, pero en esa época Lewis estaba en la cresta de la ola, y tenian éxito. Aunque es verdad que de calidad no andaban muy allá.

Saludos

Sygma dijo...

A mi me ha parecido una palícula para perder el tiempo el domingo por la tarde y eso si es que no se tiene a una persona al lado.

En general la película tiene muchas escenas absurdamente repetitivas y de más largas, pero sie pienso en las escenas que me hicieron reír diría que el encuentro con Hitler es muy bueno JAJA, y quizás cuando Shroeder lo emborracha en la reunión con los "chicos" ja...

Sum...

Von Kleist dijo...

Buenas Sygma

Efectivamente, hay algunos momentos aislados de comicidad pero falta un argumento y unos "gags" de mayor calado. Con todo, Jerry Lewis consigue arrancar alguna que otra sonrisa, especialmente en las escenas que hace de Kesselring.

Saludos