BIENVENIDO

Gracias por visitar este Blog.

Se pueden publicar comentarios en cualquier reseña. Para consultar reseñas antiguas, solo tienes que pinchar en "Listado Alfábetico de las películas del Blog".

Todos los comentarios serán contestados. Para plantear dudas, sugerencias o cuestiones puedes enviar un e-mail a: sgmcine@hotmail.com

Actualmente hay 349 reseñas publicadas.

lunes, 28 de abril de 2008

El Submarino (Das Boot)

El Submarino (1981)

La acción nos sitúa a finales de 1941. El submarino alemán U-96 parte del puerto francés de La Rochelle con la misión atacar a los navíos mercantes británicos que encuentre en su ruta desde el Mar del Norte hasta el Mediterraneo. A bordo del U-96 viaja el corresponsal de guerra el teniente Werner Grönemeyer, encargado por el Ministerio de Propaganda para documentar fotograficamente la patrulla de combate del submarino, mandado por el capitán Heinrich Lehmann. Los jóvenes tripulantes del submarino se veran enfrentados ademas de a los peligros propios de la guerra, a la tediosa y clautrofóbica existencia en el interior del submarino.

Con este film, el director alemán Wolfgang Petersen adaptó para la gran pantalla el libro homónimo de recuerdos de guerra de Lothar-Günther Buchheim, un corresponsal de guerra del Ministerio de Propaganda alemán, que viajó como cronista en una de las salidas reales del U-96. Desde su estreno “Das Boot” logró un tremendo éxito de crítica (fue nominada a 6 oscars) y público, convirtiéndose pronto en un film de culto para los aficionados al género bélico. En mi opinion, se trata de una de las películas mas sobrevaloradas de la historia del cine, y como esta afirmación ya me ha costado alguna que otra “dentellada” dialéctica voy a tratar de explicar razonadamente el por qué.

No cabe duda de que Wolfgang Petersen hizo un encomiable esfuerzo por mostrar pormenorizadamente la angustiosa estrechez del submarino y la tensión a la que se vieron sometidos las tripulaciones de los U-Boote alemanes durante la II GM, sin embargo el resultado –a mi modo de ver- dista de ser sobresaliente. Para empezar, el film comienza con una escena un tanto “felliniana” en un cabaret donde varios oficiales de submarino hacen gala expresa de su antinazismo. Para mi, esto ya supone un patinazo. Se supone que estamos en 1941, en plena época triunfal de la Werhmacht, y sinceramente, ni los testimonios de los marinos alemanes respaldan ese sentimiento crítico; ni el ambiente de esa época favorecía que se dieran ese tipo de escenas. Supongo que el director, dada la sensibilidad existente en Alemania hacia el pasado reciente, quiso hacer esa concesión cara a la galeria, pero la verdad es que a mi me pareció bastante poco creíble e incluso forzada esa secuencia.

Pasemos ahora al apartado artístico. Por lo que respecta al argumento, este -desde luego- no es nada original ni especialmente imaginativo. El guión apenas plantea otras situaciones más allá de mostrar la vida cotidiana de los tripulantes, salpimentada con unas escasas escenas de combate. Esto se traduce en una acusada falta de ritmo narrativo, lo cual es una grave falla en una película de más 3 horas de duración. En el apartado técnico encontramos cosas buenas y otras no tanto. La ambientación interior del submarino sí es sobresaliente, ya para la película se fabricaron reconstrucciones casi milimétricas del interior de un submarino Type VII-C real. Igualmente, se recrea de manera excelente la estrecha y sobrecargada atmosfera interior de un sumergible. Pero en cuanto a los restantes efectos visuales, especialmente en las tomas externas del submarino, la cosa deja mucho que desear. La mayor parte de las veces, dichas tomas se reducen a maquetas bastante evidentes de exterior que en poco se diferencian de las películas de los años 40 (especialmente patente en la escena del submarino varado en el Estrecho de Gibraltar). Tratándose de una película de los 80, habría sido de esperar algo más de esmero en las tomas submarinas.

Pasando al trasfondo de la historia, “Das Boot” ha sido muy alabada por su tono antibelicista. Y efectivamente, es de loar que se humanice a los tripulantes alemanes y se les muestre como resignados combatientes rodeados de fatalismo. Pero creo que aquí, como decía al principio, la película peca por exceso. Muchas de las tripulaciones de los U-Boote eran entusiastas voluntarios, y desde luego los capitanes (al menos en la época de 1941-42) disfrutaban siendo loados por sus hazañas contra los mercantes aliados. El hecho de que aquí se quiera presentar a los marinos alemanes poco menos que como “victimas” tampoco lo veo de recibo. En cuanto al antibelicismo que destila la historia en su conjunto, es bastante patente, pero tampoco tiene escenas que resulten especialmente memorables ni una parte discursiva particularmente impactante. Encuentro que una historia con algo más de acción y/o emoción debidamente integrada con la descripción de los personajes hubiera sido de agradecer.

Por añadidura, el tan ansiado desenlace de la historia me resultó, además de poco realista, escasamente consecuente (y por supuesto, nada tiene que ver con los hechos reales). Es evidente que el director quiso darle un toque a lo “Sin novedad en el Frente” pero la verdad es que a mi me dejó bastante frio. Por todo ello, opino que esta pelicula, pese a ser tan aclamada en su momento, dista, por mucho, de ser la Obra Maestra que algunos han querido ver. Si se quiere buscar un buen ejemplo de tensión y acción submarina, encuentro que "Duelo en el Atlántico" es superior. Pero como suele decirse “es cuestión de gustos”.

La Crítica de Reisman

Calificación: 5,5/10

50 comentarios:

Imrahil dijo...

Muy buenas:

Me parece una película muy bien hecha, pero la tuve que ver en dos veces porque me dormía. Me pasó lo mismo con Stalingrado y habitualmente con todo el cine iraní o similar que gana en los festivales de cine.

Reconozco que es mejor película, más artística, que la mayoría de su género, pero le falta un toque de espectáculo y le sobra un poco de pretensión para ser una gran película.

Saludos cordiales

billy dijo...

Sobre el desenlace tengo que decir que es exactamente el mismo de la novela (las últimas frases se referían a la agonía del capitán mientras veía como su buque se iba al fondo) y sobre la cinta debo decir que es una de esas en las que el libro y la novela van a la par (cuando leí el libro me sentí como si llevase días viendo la película). La escena de Vigo me sorprendió. Si el capitán les ofreció tantos pasteles y viandas porque no les ofrecieron una ducha?.

Añado que para los mitómanos del tema u-boats-Vigo me será un placer recomendarles el espléndido libro ¨Lobos acosados¨ de Jose Antonio Tojo Ramallo y editado por Laverde Ediciones, una recopilación de los submarinos que vieron su fin frente a las costas gallegas con anécdotas muy buenas y perfectamente verificadas con datos, mapas e incluso con datos de las tripulaciones (un familiar mío que veraneaba por la costa fue testigo directo del cancaneo que se llevaban los alemanes en Galicia).

billy dijo...

Y añado http://www.terra.es/personal8/u-boat2/ulibros/ulibros.htm

Von Kleist dijo...

Buenas y gracias por los comentarios.

Imrahil, coincido contigo. La buena factura de -parte- del aspecto técnico de la película es innegable... como también lo es que abundan los momentos de tedio y faltos de ritmo. También estoy de acuerdo que es demasiado pretenciosa, empezando por el principio. Resulta inverosimil que en 1941 la mayor parte de los submarinistas alemanes fueran antinazis y criticaran a Hitler, es incluso ridículo.

Buenas Billy. No he leido el libro, pero sí es tan cansino como el film, no sé si habría aguantado el esfuerzo. Al menos como señalas, aparece el tema de la colaboración española para ofrecer bases y apoyo logístico a los submarinos alemanes, algo inédito en el cine, lo cual es ciertamente de agradecer. Pero poquito más me llevo de esta pelicula, por mucho éxito que tuviera.

Saludos

Major Reisman dijo...

Buenas

Esta vez no coincido contigo Kleist, pero siempre me gusta leerte porque argumentas muy bien.

Tienes razón en muchas cosas del trasfondo histórico sobretodo en lo de "suavizar" el caracter nazi de las tripulaciones (Que digo "suavizar", Petersen realmente lo altera con todo el morro). De hecho cuando la vi por primera vez pensaba que estaba ambientada en el 42-43. Me di cuenta más tarde de la ambientación en el 41.

Pero yo reconozco que para mi es una obra maestra. La sensación de claustrofobia que sentí cuando la vi todavía me produce escalofrios.

Bueno, si todos pensaramos igual esto sería muy aburrido. Vive la diference! ;-)

Un saludo

PD: voy a aprovechar para actualizar la entrada y de paso poner el link a tu crítica. A ver si puedo hacerlo durante el puente.

Von Kleist dijo...

Buenas Reisman (nuevamente gracias por el comentario).

Efectivamente, la sensacíón de estrechez del submarino está más que lograda. Pero -en mi caso- eso no me basta para meterme entre pecho y espalda 200 minutos de celuloide a menos que me aporte algo más que la cuidada ambientación interior del Type VII... y la verdad es que a mi esta peli me aportó poquito. Pero como dices, ¡viva la diferencia!.

Pd. Espero con ansia releer tu reseña actualizada

Saludos

billy dijo...

Sacrilegio!, desdígase de este comentario DE INMEDIATO! ;)

kike dijo...

Esta pelicula me gusto muchisimo. La vi cuando era chico y ahora la vuelvo a ver de vez en cuando. Aunque es verdad q es un poco larga creo q esta muy bien lograda y hace honor a los "lobos grices".
Gracias

Von Kleist dijo...

Hola Kike

Sin duda, "El submarino" hace una muy buena recreación de la vida a bordo de los U-Boote. Ahora bien, como decia, a mi se me hizo demasiado larga, tediosa en bastantes momentos y con un desenlace efectista pero no efectivo. Cuestión de puntos de vista.

Saludos

Anónimo dijo...

A ver... un 5??? esta pelicula es de 10!!!!!

Paulus dijo...

Hola von Kleist.

Siento la insistencia de estos días pero mis ocupaciones me inducen a dejar comentarios estos días. Espero no ser molestia. He decir que en lo que a esta película se refiere tengo respecto a tus criterios varios puntos de encuentro así como varios de discrepancia.

Estoy de acuerdo con tu acertado análisis en lo que se refiere a la impronta ideológica en 1941-42 no sólo de la Kriegsmarine sino de todas las fuerzas armadas alemanas, las cuales se encontraban en pleno apogeo. Es normal que así fuese. Asimismo, y en ello convengo que no se merece un 10, aunque la película es buena dista mucho en dinamismo, acción y movimiento en general, de obras como "Duelo en el Atlántico" que, en mi opinión, y dentro de la pléyade de películas que sobre el tema he podido ver, marca la diferencia. Por lo menos a mi me ha gustado más.

No obstante, y he aquí los desencuentros, creo que es una buena película y no sólo por la recreación del interior (casi claustrofóbica del submarino). Me permito afirmar que esta película es acreedora de algo más que un simple 5.

Esa es mi opinión.

¡Un saludo!

Von Kleist dijo...

Buenas Paulus

Antes que nada, agradecerte el comentario y asegurarte que es un placer contestarlo porque para eso está el blog.

En cuanto a la falta de acción, estamos de acuerdo. Hay muy poca tensión bélica para una cinta de más de 3 horas de duración.

En cuanto a la puntuación, no eres ni mucho menos el único que opina que merece más nota (en este caso estoy en minoría). Pero yo para una película que casi me durmió... es que no puedo darle más puntos.

Saludos

David Lean dijo...

Bueno, a mí me gusto más Duelo en el Atlantico.

Esta película a mí, personalmente, pues sí que me parece muy buena, pero...

BRAVO HERR KLEIST ESO SE LLAMA RAZONAR.

Von Kleist dijo...

Buenas David

Gracias por el elogio. En cuanto a esta película, no puedo evitar preguntarme que es lo que tiene para levantar tantas pasiones. A mi desde luego, me parece muy normalita. Y aburrida en muchos momentos.

Saludos

Anónimo dijo...

Mmmm... pues sí, es muy interesante.

Yo creo que todo depende de el punto de vista que se mire: para mí es una película de suspenso psicológico. Lo que importa NO es el combate, sino el retrato de los sentimientos de los combatientes metidos dentro del submarino.

(Sólo tiene sentido vista así; porque si la ves como una película bélica propiamente dicha, pues claro que te vas a dormir).

El problema es que es un tanto tramposa; parece una película de guerra y no de suspenso, y por eso, es fácil esperar una cosa y no estar preparado para que el film te salga con otra. El mismo título favorece el engaño, y por eso puede decepcionar.

Hay una película de Hitchock sobre unos supervivientes en una balsa también ambientada en la IIGM (no me acuerdo ahora del título) como es una historia de naufrágos, por alguna razón el público no espera combates ni acción por ningún lado.(parece que en un relato de naufrágos el publico está dispuesto a aceptar la carencia de acción con más facilidad) Y curiosamente, eso hace que disfute muchísimo más su estilo de suspenso psciológico y el ambiente igualmente opresivo de la balsa. (por cierto, recuerdo que hay una escena en que aparece Hitchok en la portada de un periódico: como no podía hacer un cameo personal de un minuto como tenía la costumbre de hacer en otros filmes recurrió a ese artificio).

Comparar las dos películas te demuestra que es importante no darle pistas falsas al espectador: si vas a hacer una película de suspenso dilo desde el principio, porque si le haces creer que va a recibir acción y no se la das nunca, pues corres el riesgo de que salga de la sala sintiendo que lo han estafado.

Yo creo que su misma fama es un hándicap. Si fuera menos famosa, se visionaría con menos expectativas y gustaría más.

Iñigo de Balboa dijo...

Bueno, sobre lo de el antinazismo de los oficiales, pues debo decir algo.

1. En 1941 Hitler NO era tan popular en Alemania como Churchill en Inglaterra. Los alemanes aplaudían su política contraria al tratado de Versalles, pero no quería un nueva guerra. Babeaban por Hitler en Munich, pero después de la guerra se enfriaron muchísmimo. Precisamente por eso Hitler tuvo que firmar el armisticio con los frances en el mismo vagón en que estos obligaron a firmar a los alemanes en la IGM. El golpe publicitario le era muy necesario, y en definitiva su poder se basaba más en su condición de generalísimo (no tenía que convencer ni persauadir: sólo que oredenar) que en el alciente emocional que ya estaba empezando a perder. Cuando la guerra se puso difícil tuvo más apoyo precisamente porque la adversidad obligo a los alemanes a unirse en torno a él. Y la razón porque a Reader lo echaron fue precisamente porque no hizo nada por acercar a la armada al partido. Al contrario de su sucesor Doenitz.

2. No todos los oficiales eran partidarios del partido. (pregúntenle a los Walkiria y a el almirante Canaris)

Ahora bien...

Iñigo de Balboa dijo...

La escena felliniana se nota demasiado que es un puro pretexto para hacernos más simpáticos a los oficiales. Contar la historia de unos soldados que no creen en aquello por lo que están luchando es un tema que da para muuuucho más. Y aquí ni la película tiene el arte ni el director ni el guionista se toman el trabajo necesario para explotar como es debido la trama del outsaider.

Vamos, que en Pelotón o Sendetos de Gloria (por sólo poner dos ejemplos, igualmente se podría mencionar La Cruz de Hierro o tantos otros filmes bélicos) se explota mucho más. Aquí se nota a la legua que es un puro parche, un simple artificio para hacer "buenos" a los protas aunque luchen en el bando equivocado. En ese sentido sí lo considero una falla y bien gorda, no porque no fuera teóricamente posible que hubiera oficiales antinazis en 1941, sino porque no se ve algo natural. Es 100 veces más creíble el piloto trepa de blue max (y que diablos, nos cae más simpático) que todo ese victimismo, todo ese tabú...

Ahora bien, eso no pasa aquí nada más: en Bailando con Lobos, no se nos explica muy bien que digamos que porras es lo que mueve a un soldado del ejército de los EU en plena época del salvaje oeste (acostumbrado a ver a los indios como a verdaderas alimañas a los que hay que perseguir) a pasarse al bando contario. Pero por lo menos, la historia esta lo bastante bien contada como para que de algún modo el público se la trague...

Es interesante preguntarse porque allí el truco sí funciona y aquí no.

Tayllerand dijo...

Nota. el comentario anónimo que esta entre el de david y el de iñigo es el mio, no sé porque salió anónimo.

Von Kleist dijo...

Buenas Gracias por las respuestas

Talleyrand la película que comentas de Hitchkock se titula "Naufragos y la puedes encontrar comentada en este blog. En cuanto a lo que dices del suspense... decir que si Wolfgan Petersen quería crear tensión (bélica o sicológica) para mi gusto lo que crea es todo lo contrario (distensión/aburrimiento). Nada que ver con "Naufragos" por cierto. En esta, Hitch se las arregla para crear tensión en un escenario muy reducido y con solo 7personajes. Algunos deberían aprender del mago del suspense.

Iñigo. Lo de que Hitler no era tan popular en 1941... que quieres que te diga. Estaba en la cenit de su prestigio militar y la Werhmacht aun no había sufrido una sola derrota en los campos de batalla. Curiosamente, la oposición en el ejército que mencionas fue mucho más activa en 1938 (el circulo de generales afectos a Ludwig Beck llegó a planear deponer a Hitler) que durante los primeros años de guerra. Las fulgurantes victorias alemanas de 1939-41 pesaron mucho. Al menos, esa es mi opinión.

En cuanto a la motivación de la escena, concuerdo plenamente contigo. Se trata de humanizar a los tripulantes del submarino para acercarlos a la audiencia. Y si te fijas, en la película el enfoque es muy claro: el submarino pasa de cazador a cazado. A mi me parece un toque bastante tramposo (por manipulador) del guión.

Saludos

Iñigo de Balboa dijo...

Pues sí. De hecho, hubo un atentado contra Hitler en justo después de inciada la guerra. Claro que fue una chapuza, pero estuvo a punto de tener éxito; le pusieron una bomba y esta fallo por poco. Curiosamente, se tomo la irónica desición de nombrar a Rommel director de la seguridad personal del Fhürer. Pero si nos fijamos bien, no puede ser casualidad que todos esos atentados, (incluidoyendo la oposición que usted menciona de 1938)la aventura de Hess y la destitución flagrante de Reader y Brautchistsch hayan sido señales de popularidad precisamente...yo digo que no es teóricamente imposible que hubiera oficiales antinazis en 1941, pero que el defecto del filme es que no están presentados de forma creíble. Por eso comparo con el caso de Bailando con Lobos. Que tampoco es que sea muy creíble, pero sí esta presentado de forma más pausible al espectador. Si la idea era identificarnos con los alemanes a bordo, pues el piloto de Peppard nos cae mucho mejor a todos los espectadores, y es más creíble.

Tayllerand. dijo...

Ya leí la crítica a esa película, ya. Diablos es que ni me acordaba de ella de tanto tiempo que hace que la ví.

Retiro lo dicho.

¡Es que si la comparamos con Naufrágos ES muy inferior!

De todos modos, a mí me parece que en cierto modo va en el fondo en la misma línea. Pero ahora que ya me ha refrescado usted los reduerdos de Naufrágos, debo añadir:

"salvando las distancias, claro"

Vaya, es curioso que sólo baste recordar bien una peli que has visto hace tanto tiempo...

De todos modos, la pregunta de Iñigo me parece válida: ¿Porque Bainlando con Lobos sí resulta más creíble y aquí no?

Me gustaría saber dónde es EXACTAMENTE que está la falla.

Von Kleist dijo...

Hola de nuevo

Iñigo vayamos por partes. Una cosa es la oposición interna a Hitler (que existió, evidentemente) y otra el tema de Raeder y Hess. El Gross Admiral es cesado no en 1941 o 42, sino en 1943, y lo es porque su estrategia naval basada en el empleo de buques de superficie había fracasado, por lo que Doenitz como "apostol" del arma submarina es puesto en su lugar. En cuanto a Hess, las teorias conspirativas son atractivas, pero los autores serios lo tienen muy claro: estaba mentalmente perturbado y su vuelo a Inglaterra fue una decisión unilateral del propio Hess. No hubo "conspiración" de por medio.

En lo que si estoy de acuerdo contigo es que el piloto "trepa" de Stackel cae mucho mejor que los tripulantes del submarino.

Talleyrand efectivamente "Naufragos" me parece muy superior a "Das Boot", pero es el "Hitch" era uno de los grandes del cine. Y ha habido pocos genios como el. En cuanto a lo que dices de "Bailando con Lobos", yo creo que el tema es de enfoque. Para mi es mucho más creible que un hombre a título individual y traumatizado por la guerra se "pase" al enemigo, antes que toda una tripulación de sumergible, en plena fiebre de victorias alemanas, parezca una reunión de un club antinazi.

Saludos

Iñigo de Balbo dijo...

Que sí, hombre que sí, que es inverosímil, pero el hecho es que realmente hubo algunos oficiales antinazis incluso en 1941. Ahora bien: claro que TODA la tripulación de un submarino no iva a parecer un club antinazi ni siquiera después, pero lo que yo le reprocho a la peli es que no muestran ese antinazismo de una manera convincente: para empezar, a muchos oficiales lo que no les gustaba del partido era que se ascendía a muchos "enchufados" y no la política del partido en sí. Para seguir es claro que ese sentimiento en una dictadura no se expresaba tan abiertamente, sino que era algo tácito, oculto, y eso la película no lo retrata bien. Para mí se pueden poner cosas no muy creíbles, siempre y cuando se tenga el arte de hacerlas parecer realmente posibles. Ejemplo: en el salario del miedo el final es poco creíble, ah, pero está presentado de una manera que te lo crees. Algo parecido pasa en Bailando con Lobos. Y aquí como ya se ha dicho, ni se toman el trabajo de hacerlo creíble, ni tienen el arte para convencer al espectador. Y si la meta era hacernos "buenos" a los chicos en el bando contrario, pues en Blue Max se consiguió mucho mejor...

Tayllerand dijo...

Pues sí, esa técnica de Hitchok no la tiene cualquiera...

Me voy a permitir un off-topic. Me lla´mo la atención que Leningrado esté en vídeo en la red. ¿Usted sabe cómo se hace para grabar un vídeo de YouTube en CD? Hay muchos vídeos, especialmente musicales que a mí me gustaría tener pero no sé cómo se hace para grabarlos. Si usted tiene algún conocimiento sobre el método a seguir me gustaría mucho saberlo.

Von Kleist dijo...

Buenas Iñigo

Estamos de acuerdo en lo que dices en cuanto a la forma de "vender" el antinazismo de la película. Para mi se trata de una especie de concesión del director al público internacional. Algo así como decir "sí, esta pelicula va de alemanes, pero ninguno nazi ¿eh?. Por eso no resulta creible, a mi modo de ver. Pero bueno, teniendo en cuenta que se trata de una película alemana y que en 1981 los acontecimientos de 1939-45 no quedaban tan lejanos, es comprensible en cierta medida.

Estimado Talleyrand, para grabarte videos de You Tube o similares, necesitas descargar un programa (en la red hay varios) que convierta el formato de ese video a uno de los que puedes grabar en CD (AVI, WMV...etc). Ahora mismo no recuerdo el nombre de ninguno pero si tecleas en Google "programa convertir videos youtube" te deben salir. Espero haber sido de ayuda.

Saludos

Liddell Hart dijo...

Pues yo también creo que esta película es buena, pero no tanto como dicen.

Pero el comentarista Iñigo ha señalado un punto muy interesante: en una peli se pueden poner cosas que miradas en frío no sean muy verosímiles que digamos. (En La Naranja Mécanica hay muchas cosas que están un poco sacadas de quicio) siempre y cuando el director se tome el trabajo de trabajarlas (Valga la redundancia) para que el espectador se las considere reales. Si no lo hace, especialmente si se nota que es una concesión, accsoria del argumento, pues es un patinazo, de la película y bien gordo.

Que Diablos, en La Cruz de Hierro los alemanes nos caen mejor. Si la idea era hacerlos potables, en vez de que fueran siempre los mismos chicos malos de siempre, pues había herramientas mucho mejores. Como lo del trepa de Blue Max...

Por cierto, hay una película de Viggo Mortensen titulada Good (no conozco el título en españól) donde se nos toca precisamente el tema de qué es lo que hace que un hombre bueno se haga nazi. La idea me parece interesante, pero me dicen que no se ha desarrollado muy bien en la peli. ¿Se podría comentar ese filme?

Tengo curiosidad...

Von Kleist dijo...

Buenas Liddel Hart

Muy atinado lo que dices. Si se trata de "vender" un concepto, digamos, a contracorriente, al menos uno espera que esté justificado. Como por ejemplo, en "La Cruz de Hierro", donde los alemanes son al fin y al cabo, unos soldados que luchan por el compañero que tienen al lado y por sobrevivir. Pero en este caso, desde luego, no es creible precisamente porque no hay justificación. Simplemente el director nos dice "Estamos en 1941 y los oficiales desprecian a Hitler". Así, pues no.

En cuanto a "Good" la tengo en la recámara desde hace tiempo, y espero poder comentarla de aqui a unas semanas, pero por lo que he leído, no es ninguna maravilla.

Saludos

club de caballeros dijo...

HERMANO DEL ALMA.

Yo mismo me he hecho esa misma pregunta: ¿Que porras tiene esta película para que tanta gente la defienda a capa y espada?

Estilo no. Acción no. Personajes memorables no. Intriga no. ¿Entonces?

POR DIOS QUE ALGUIEN ME DIGA. Que diablos, ya llevo años haciendo la misma pregunta y nadie me contesta.

¿Por qué, por qué?

Von Kleist dijo...

Buenas Club de los caballeros

Me alegro de ir sumando nuevos partidarios para la causa...;)

La verdad es que muchas veces me he sentido respecto a esta película como el niño del cuento que veia al rey desnudo cuando todos lo veian vestido. Yo no sé que es lo que tanta gente ve en este plomazo, como dices, lento hasta decir basta, con unos personajes planos y esquemáticos, y con unas escenas de acción bélica normalitas, y en algunos momentos, directamente cutres.

Pero bueno, las cosas son como son, y hay que decirlo. Ya somos unos pocos valientes que lo hemos expresado en este blog.

Saludos y gracias por el comentario.

club de caballeros dijo...

Pues mira: a mí no me molesta tanto lo de los alemanes antinazis inverosímiles. Será cuestión de gusto, o lo que sea, pero no soy tan puntilloso con esas cosas. Lo que me revienta es la lentitud de Plomazo (con mayúsculas) de la trama, y sobre todo lo inexplicable de su fama. Vamos, que si fuera de esas pelis "cultas" que se supone que no debemos esperar que sean interesantes, pero sean meritorias, bueno, pase.

Pero es que yo no le veo nada de nada.

Lo único que le encuentro de interés es tratar de averiguar porque es que tiene tantos partidarios. ¿Por inercia de la fama? ¿Porque es de las pocas peliculas que trata de hacerles justicia a los alemanes siquiera no poniéndolos TODOS como una banda de sanguinarios? (si nos fijamos bien, casi todas las pelis que lo han hecho salieron clásicos: Cruz de Hierro y Duelo en el Atlántico. Pero esta útlima me DUELE recordarla: es que la comparo con este bodrio y me dan ganas de llorar)

A lo mejor será una ley de la reacción contraria: como siempre nos daban alemanes caricaturizados que no se los tragaba nadie, y viene esta peli a tirar contracorriente le salió un exitazo.

Si es así es toda una lección de como la propaganda masiva antinazi puede hacer que, por contra, nos traguemos cualquier cosa.

Curioso de verdad...

Von Kleist dijo...

Buenas Club de caballeros

Que conste que el tema de los alemanes antinazis es simplemente un detalle más, que chirría bastante eso sí, para que no me guste la película. Pero es que como dices, lo peor son el plomazo de 3 horas de duración sin prácticamente un momento interesante que llevarse a la boca.

En cuanto a los muchos seguidores del film, yo creo que los tiros van por donde apuntas. Por un lado hay que reconocer que la reconstrucción interna del submarino es muy buena, y por otro, era una de las primeras veces en que los alemanes no eran retratados en pantalla como una panda de fanáticos nazis. Porque yo, por mucho que miro, otra cosa no le veo la verdad... seguramente si se estrenara hoy día, pasaría mucho más desapercibida.

Saludos

Lauengram dijo...

Oye Kleist anuncia este cometario en la red.

Yo llevo años buscando una crítica como la tuya. ¿Que porras tiene este PLOMAZO para que levante tantas pasiones?

Yo tampoco lo veo.

Eso sí: aplicando la técnica del "tijeretazo sin piedad" te sale un documental dramatizado de la vida en los submarinos alemanes de 30 minutos de duración al que sí es verdad que hay que ponerle 10/10.

Pero eso sí: de no más de 30 minutos.

Von Kleist dijo...

Buenas

AMEN, Lauengram. Totalmente de acuerdo contigo, como docudrama para reflejar el tedio de la vida de las tripulaciones de submarino durante el 90% del tiempo de sus misiones, es de 10. Ahora bien, lo malo es que como película no se sostiene, porque lo que consigue es que el tedio, al final, sea para el sufrido espectador que espera durante 3 horas y pico a que pase algo en pantalla.

Muy atinado el apunte.

Saludos

Investigador dijo...

Un filme pesado donde lo pongan. Lo único rescatable es su valor instructivo sobre la realidad de la guerra submarina, en ese sentido sí tiene mérito, pero lo que es como peli...

Estoy haciendo una investigación en la que quizá sus conocimientos me puedan ser útiles herr kleist. Son muchas las pelis de cine bélico que hacen sátira o crítica de la derecha. (Como leones por corderos o W) pero me han hecho un encarguito duro: averiguar si hay lo contrario. Pelis que hagan sátira o crítica de denuncia de la izquierda. Yo conozco Quemado por el sol. Topaz. goodby lenin. Children of glory y la vida de los otros.

¿Usted podría mencionarme algún otro título en particular?

Me gustaría muchisímo porque estoy pasando trabajos...

Von Kleist dijo...

Buenas investigador

Pues sí, en eso coincidimos. Das Boot es plúmbea hasta decir basta..

En cuanto a películas satíricas con la izquierda, yo sin duda me quedaría con la genial "Bananas" de Woody Allen, una feroz y ácida parodia de la revolución castrista, y de las dictaduras sudamericanas en general. Y además bastante divertida. Espero haberte sido de ayuda.

Gewehr 43 dijo...

DAS BOOT O DAS TOSTON

Para mi esta es la tipica peli que empieza bien pero que se va desinflando mas y mas y mas...bufff.

Los primeros 90 minutos,en general, me gustaron bastante, especialmente la vida dentro del submarino cuando parten para la nueva mision y se ve el interior lleno de comida. Me gusto ver los embutidos colgando por todas partes, los platanos (me pregunto si el Caudillo, durante la guerra, los enviaria a Alemania desde Canarias), las revisiones medicas y en general toda la parte relacionada con la vida en el interior del ataud de acero.
Pero la ultima hora de pelicula se me hizo eterna.¿Era necesario darle tando tiempo a la parte del bombardeo con las cargas de profundidad y toda esa supuesta tension que el director intento mostrar?, porque llego un momento que de tanto que se alarga esa escena, al final, en mi opinion, la tension se rompe. El publico no es tonto ya se da cuenta de lo dramatico de la situacion, no es necesario alargarla taaaaanto.

Coincido contigo en lo erroneo de mostrar a la tripulacion con ese aire fatalista de sufridos soldados que solo cumplen con su deber. Por favor si las tripulaciones de submarinos se encontraban entre las mas fanaticas de las fuerzas alemanas y a medida que la guerra se desarrollaba se fanatizaron mas todavia, sin contar el echo que al volver de las misiones se les recibia como heroes.

En fin, pelicula muy sobrevalorada (los gafapasta tienen sueños eroticos con ella) y que si hubiera durado solo 2 horas, al menos desde el punto de vista del entretenimiento hubiera quedado mejor.

Saludos cordiales desde el Salto del Caballo, recordemos el resultado Toledo 3 - Getafe 1...mier****, juego demasiado al FIFA 11.

Von Kleist dijo...

Buenas Gewerh

Creo que en alemán el título sería Der Grossen Tosten

La verdad es que no necesito mucho para "encederme" criticando esta película (y eso que algunos la consideran ¡¡¡DE CULTO!!!, será de culto maligno...). Vale que la primera hora no está del todo mal, pero después, es lo que dices, tedio elevado al cubo.

Y respecto a la actitud de las tripulaciones, más de acuerdo aun. En 1941 con Alemania arrasando en todos los teatros de operaciones y estos chicos en plan "que pobrecitos somos y que pocos nos quejamos". Vamos, no se lo cree ni el que escribió el guión.

Pd. Pasalá, pasalá... que estoy solo en el segundo palooooo....

Sandino SCHIAVONE dijo...

Me pareció una película excepcional. Me quedo con la impresión de la primera vez que la ví. Reitero, me pareció una película muy buena. Considero acertados los comentarios y las puntuaciones con las que categoriza a las películas. Los argumentos sobre la presente podrían considerarse fundados. Pero en este caso puntual debo indicar que un 5.5 no refleja la realidad de lo que es esta película. Además existe la potencialidad de inducir en error a personas que no la hayan visto.

Von Kleist dijo...

Buenas Sandino

Lamento que en este caso mi valoración no te haya parecido ajustada a la calidad del film. Pero este es un blog en el que necesariamente pongo mis impresiones PERSONALES, y por tanto, cuando una película no me gusta o no me termina de llenar, tengo que decirlo, por mucho que pueda gustar a otros espectadores. Para no alargarme en exceso, repito los fallos que tiene:

1. Falsedad histórica en cuanto a la actitud antinazi de las tripulaciones de los U-Boote.

2. Efectos especiales cutres.

3. Desenlace efectista.

4. Personajes planos y sin personalidad.

5. Actuaciones discretas.

Saludos

Anónimo dijo...

Ya es mala suerte, haberme enterado de todo eso, justo después de haner comprado la película.

Anónimo dijo...

Pues miren, a mí me han encargado justo la misma investigación: cine ya satírico o ya de denuncia en el que la víctima no sea la derecha sino la izquierda, es curioso pero lo cierto es que hay muy pocos filmes.

Tomo nota de los títulos mencionados, pero creo que Bananas satiriza por igual a los dos bandos, porque también critica mucho a unos y otros.

Creo que Katyn podría pasar como ejemplo de cine de la IIGM. (Aunque es drama y no sátira a mí me lo aceptan; el drama vale tanto como la sátira)

Me han mencionado una película española por cierto, titulada GAL donde como ejemplo del género en el cine español. (Debo decir que soy latinoamericano así que no sé si me podría servir y quisiera saberlo antes de verla) Comoquiera que no me ponen limitaciones de época ni que sea de los ochenta o los noventa, ni que sea drama o parodia, me parece que podría servir. Pero no sé. El director es un tal Miguel Courtois. No sé si les suene el nombre. Si me podrían decir algo sobre el filme me gustaría mucho, así no tendría que visionarla sin saber si me puede ser útil o no.

Von Kleist dijo...

Buenas anónimo

La verdad es que hay pocos films que denuncien los crímenes comunistas, y efectivamente "Katyn" es una de las pocas películas que lo hace. En cuanto a la de los GAL, no he tenido ocasion de verla, pero por los comentarios que he escuchado y las críticas que he leido, es bastante mala.

Saludos

Anónimo dijo...

Hombre, que sea mala o buena no importa mucho para el caso, porque es la intención de denuncia y su rigurosidad (o falta de la misma) lo que cuenta. Me explico, El Acorazado Potemkin El Nacimiento de una nación y El triunfo de la voluntad son basura desde el punto de vista moral, pero obras maestras desde el punto de vista cinematográfico, a la inversa una película puede tener muy buenas intenciones pero ser un bodrio.

Mientras su contenido sea de denuncia o sátira basta, y como tú dices, el problema es que se han hecho muy pocas películas de ese tema y a uno le exigen encontrar siempre más. (¡Ay ay ay!)

Lo que escama de la tal GAL es que la acción transcurre en España pero no trata de la guerra civil española. Yo creía que todas las que respondían al patrón de denunciar los crímenes o abusos de la izquierda que se han hecho en España transcurren en la GCE. Y todas las que critican los abusos de la derecha son de nuestra época. (Ya dije que soy latinoamericano y no ando muy ducho que digamos en eso) Por eso no veo muy claro cómo puede servir. ¿Que quiere decir eso de los GAL? ¿Algo así como los Baader Meinhoff españoles?

Von Kleist dijo...

Buenas anonimo

Es cierto que muchas películas ambientadas en la Guerra Civil española tienden a cargar las tintas sobre lo que podriamos denominar "la derecha", ensalzando "la izquierda", pero es que la gente de cine suele ser de ideas izquierdistas más que conservadora, así que eso casi es de recibo. Pero es cierto que en el cine histórico español, si algo sobra, es maniqueismo ideológico.

En el caso de los GAL, el problema no es del enfoque ideológico, sino que, por lo que dicen, la película es mala cinematograficamente hablando, mala de solemnidad. Básicamente los GAL fueron un grupo antiterrorista auspiciado por el gobierno socialista de Felipe Gonzalez para la lucha ilegal contra ETA, y cuyas actividades fueron más bien poco exitosas, además de ilegales.

Saludos

lola dijo...

Hola, ayer la vi. La encontré demasiado larrrrrrrrrrga, en fin que no me gustó demasiado. El final lo adiviné, estaba cantado.
Saludos,

Von Kleist dijo...

Buenas Lola

Pues poco más que añadir. Veo que, como a mi, se te hizo larga. Y yo la verdad es que no explico que le encuentra la gente a esta película, de desarrollo lento, personajes planos y efectos visuales más bien cutres. Un auténtico "Expediente X" cinematográfico para mi...;)

Gracias por compartir tu impresión al respecto.

Saludos

Anónimo dijo...

El desánimo de algunos nazis empezaria más con el final de la guerra.Y en la película no da lugar, pues era la época "buena" en el tema militar.Es un fallo, pues parece que estén en el 1944 que en 1942.La renuncia al líder (Hitler)
Sencillamente esto se debe por el miedo a ser tachados(o censurados)por supuesta apología del nazismo(condición para ser aprobada su difusión).
La película no es bélica, se quiere retratar más las penurias de una tripulación que los objetivos militares a destruir.
Respecto al final decir que no es extraño, destruir submarinos con bombarderos y que mejor sitio para ello que bombardear una base, se pueden destruir a muchos e inutilizar las instalaciones para impedir que operen o reposten otros submarinos.La película es larga,pesada rutinaria como la vida misma de una tripulación y los oceános por dónde transcurren.
También hay que destacar que en las profundidades los hombres luchan por su vida y la ideológia sin ser olvidada pasa a un segundo plano.

Anónimo dijo...

Respecto a los efectos especiales, decir que dependen del presupuesto económico y no de la falta de arte en quienes hicieron la película.
la parada en Vigo se supone que harían más cosas que comer pero no se puede poner todo.La película es lenta(sobretodo en los ataques con cargas de profundidad) porqué la angustia y el sufrimiento se hacen muy largos.Los submarinos de la época sumergidos no eran muy rápidos tampoco.

Anónimo dijo...

"4. Personajes planos y sin personalidad."

En un submarino y con peligro de muerte constante, no sé si los personajes, se pueden explayar tanto respecto a su personalidad, como en otras situaciones.

Sólo se pueden catalogar por su valentía o cobardía,su reacción frente al peligro y la tensión,miedo,profesionalidad,disciplina y poca cosa más.Ya digo,el ambiente determina mucho que hacen o dicen los personajes.

Von Kleist dijo...

Buenas anónimo

Gracias por los comentarios. Se mire por donde se mire, la pelicula se toma algunas licencias para hacer más "simpáticos" a los alemanes de cara al publico internacional. Pero ese no es el mayor problema sino que, como bien dices, la película "es larga, pesada y rutinaria". Tanto que aburre y mucho. Así que, por mucho que me quieran vender el realismo, (de acuerdo, es realista) al final lo que tenemos es "Das Tostón". Y el realismo "per sé" no mantiene en pie una película de 3 horas de duración.

Respecto a los efectos especiales, sea por la época o por limitaciones presupuestarias, me parecieron muy mejorables, la verdad. Y vistos hoy dia directamente parecen de saldo, por lo que el paso del tiempo tampoco está ayudando a mejorar la opinión que tengo de este film.

En cuanto a los personajes desde luego que pueden desarrollarse más. En "Duelo en el Atlántico", sin ir mas lejos, realmente uno consigue empatizar con el capitán alemán y su tripulación. Aqui solo tenemos una galeria de personajes planos y esquemáticos.

Como diría cierto publicista: "Das Boot"... no te compro.

Saludos