BIENVENIDO

Gracias por visitar este Blog.

Se pueden publicar comentarios en cualquier reseña. Para consultar reseñas antiguas, solo tienes que pinchar en "Listado Alfábetico de las películas del Blog".

Todos los comentarios serán contestados. Para plantear dudas, sugerencias o cuestiones puedes enviar un e-mail a: sgmcine@hotmail.com

Actualmente hay 358 reseñas publicadas.

viernes, 3 de diciembre de 2010

John Rabe

John Rabe (2009)

Nanking, China, Noviembre de 1937. Tras una larga estancia en el país asiático, el alemán John Rabe (Ulrich Tukur), jefe de la planta hidroeléctrica que la empresa alemana Siemens tiene en la ciudad, prepara su retorno a Alemania. Sin embargo, cuando las tropas japonesas se acercan a la ciudad con intención de tomarla por asalto, coincidiendo con el día de la despedida oficial de Rabe ante las autoridades locales, los japoneses comienzan sus bombardeos. Ante el cariz de los acontecimientos, Rabe, con la ayuda del médico británico Robert Wilson (Steve Buscemi), la directora de la universidad de Nanking, y el diplomatico alemán Georg Rosen (Daniel Brulh), deciden organizar una “zona de seguridad” en el interior de la ciudad para proteger a los ciudadanos chinos de las atrocidades de los soldados nipones.

Es curioso comprobar como la guerra chino-japonesa, hasta hace poco un conflicto bélico semidesconocido y olvidado por el cine, se ha convertido en los último años en objeto de varias producciones de estimable presupuesto como las muy recientes Los niños de Huang Shi o la magnífica, Ciudad de vida y muerte.

En este caso, John Rabe aborda la reconstrucción de los hechos que rodearon la captura de Nanking por parte de las tropas imperiales japonesas, y la subsiguiente infame masacre, desde la perspectiva de este ciudadano alemán, miembro del partido nazi, que no dudó en arriesgar su propia vida y seguridad para ayudar a la población china frente a la barbarie japonesa. Los esfuerzos de Rabe, junto a los de otros residentes europeos en Nanking, sirvieron para crear una zona de seguridad donde se refugiaron más de 200.000 habitantes de Nanking, que salvaron sus vidas gracias a la existencia de dicha zona. Sin embargo, pese a la hazaña humanitaria conseguida, John Rabe no fue profeta en su tierra. A su vuelta a Alemania, en Febrero de 1938, su denuncia de los crímenes japoneses en Nanking solo le valió para ser arrestado por la Gestapo y ver como sus documentos sobre la masacre eran confiscados. Rabe murió en 1950, sin recibir reconocimiento oficial alguno, y su memoria cayó en el olvido hasta que en 1996 fue publicado su diario personal sobre los hechos acaecidos en Nanking, lo cual finalmente le valió el reconocimiento por parte del gobierno chino y la prensa internacional, que lo bautizó a posteriori como “El Schindler de Nanking”.

Entrando a valorar el film, hay que señalar en primer lugar su esmerado aspecto formal. La ambientación de Nanking (filmada en una zona antigua de Shangai), la puesta en escena y la excelente fotografía realmente introducen al espectador en la época y el ambiente de la china de los años 30. También es igualmente destacable el apartado interpretativo, con un Ulrich Tukur muy creible en su encarnación de Rabe y secundado perfectamente por el resto de los actores incluyendo al siempre eficaz Steve Buscemi. Sin embargo a mi modo de ver, a la película le falta algo más para desarrollar la materia prima que ofrecía la historia real del personaje.

En la primera mitad del metraje, el ritmo de la narración no llega a ser todo lo vigoroso que la historia requería, y en la segunda mitad, pese a ofrecer algunos momentos de intensidad dramática (por ejemplo cuando Rabe asiste a la decapitación de su chofer), a la historia le falta capacidad de conmover al espectador. Además, da la impresión de que la historia adopta deliberadamente un tono excesivamente melodramático, algo que no era necesario pues ya venía dado por la historia real, y en ese sentido la película me pareció que quedaba un peldaño por debajo de la sobriedad narrativa de “Ciudad de vida y muerte”.  Tampoco las historias paralelas de los personajes secundarios, pese a estar bien insertadas en la trama, me terminaron de satisfacer plenamente, porque al final parece que no están del todo desarrolladas.

En cualquier caso, y pese a los aspectos anteriores, hay que reconocer que la película ofrece un muy interesante relato de solidaridad humana, y pese a que le falta un punto mayor de ritmo narrativo, su esmerada factura formal y sus buenas interpretaciones la hacen un título no exento de interés, que sirve de merecido homenaje un hombre bueno que hizo cuanto pudo por ayudar a los demás en un momento de enorme peligro. Recomendable.

Calificación: 6,5/10

11 comentarios:

Piru dijo...

Tiene muy buena pinta Von Kleist, me la apuntaré para verla y poder comentártela como es debido.

Un saludo!

Von Kleist dijo...

Buenas Piru

Te recomiendo que la veas. Y si tienes oportunidad de descargarla, te diría que buscaras la version blu ray, que ocupa mas de 2 gigas, pero que permite disfrutar al máximo de la fotografía de la película, absolutamente de lujo.

Saludos

miquel zueras dijo...

Hola, Von Kleist: lo que más destacable me pareció fué su ambientación, pero es verdad que los secundarios da la impresión de que "van y vienen" quedando desdibujados.
Curiosa historia viniendo de la Siemens, una empresa que al final de la guerra se le acusó de usar mano de obra esclava de países ocupados. Saludos. Borgo.

Anónimo dijo...

Hola, muy interesante el post, felicitaciones desde Panama!

Von Kleist dijo...

Buenas Miquel

Encantado de verte nuevamemte por aqui. Efectivamente, la ambientación y la puesta en la escena es lo mejor de la película, y la historia tampoco desmerece, aunque le falta algo más de nervio narrativo. En cuanto a la Siemens, hay que tener en cuenta que se trataba de la filial de China, y que la empresa matriz en Alemania sí que se vió muy implicada con el régimen nazi.

Hola anónimo, un placer que los lectores del otro lado del Atlántico aprecien el blog. Gracias.

Saludos

Casandra dijo...

Una pregunta que no tiene nada que ver con la película. (mil perdones pero es que necesito un poco de ayuda) ¿Se sabe de aluna película o serie que trate de Pitt el joven? La única que conozco es La Locuta del Rey Jorge y me gustaría saber si hay alguna otra.

Sobre el film, es curioso que un alemán haya tenido tan curiosa relación con los japoneses. Es lo que más me llamo la atención cuando la ví. Pensé al principio que era un error. Cuando supe que era real, me sorprendí más todavía.

Casiopea dijo...

Mmm... yo desearía hacer una consulta aparte.

Estoy interesada en conseguir buenas series bélicas de Tv sobre tres períodos históricos concretos:

La Edad Media.

Siglos XVI-XIX. (Menos Los Tudor y John Adams que ya ví)

Ciencia Ficción: períodos del futuro en que presenten versiones interesantes acerca de lo que se supondría que podría ser una batalla en el espacio. (Un tema que me interesa mucho: estoy escribiendo un ensayo sobre el tema acerca de las visiones que el cine nos ha brindado sobre ellas, pero quiero documentarme también sobre las versiones que la Tv haya ofrecido...la laguna que me queda por llenar)

Si alguien podría darme alguna indicación, o recomendarme alguna otra página, me sería realmente muy útil.

Von Kleist dijo...

Buenas Casandra

Pues la verdad, no conozco más películas sobre el tema de Pitt el joven... esa es una época histórica en la que estoy un poco "pez" la verdad. En cuanto a la relación de Rabe con los japoneses, como se apunta en el film, los europeos en China tendían a agruparse y desde luego tenían más cosas en común entre ellos que con los orientales. Es algo que el film muestra con humor, en la escena en que los miembros del NSDAP chino comparten el club social con los veteranos británicos, y tienen que quitar de la pared el retrato del Rey Jorge VI para que se vea el de Hitler.

Casiopea, la verdad es que, hasta donde yo sé, no hay demasiadas series de la temática que planteas. Abundan las de la época romana y el S. XX, pero sobre la E. Media... A ver si algún seguidor del blog te puede ser de ayuda.

Saludos

billy dijo...

Edad media:

La víbora negra (desternillante), la extraña ¨Guillermo tell¨, por supuesto todas las inspiradas en Robin Hood, la miniserie sobre Juana de Arco y rebuscando quizás haya series inglesas de los 70 con esa misma temática.


16-19:

Seguimos con la vibora negra, Hornblower (maravillosa: Master and Commander hecha serie), Pordark, Marco Polo (RAI), Shogun (siglo 16), Dick Turpin, La pinpinela escarlata y otras tantas de la BBC...

Para el XIX hay de todo: series del oeste, series de la GC americana y hasta Curro Jimenez y otras ambientadas en la España del 19 como cañas y barro, los pazos de ulloa etc..

Futuristas: Galactica, Captain Power, La fuga de Logan, Blake´s 7, El enano rojo (humor), Espacio 1999, Star Trek, UFO, Otro mundo, Babylon 5...

Espero en todo caso haber sido de ayuda y no haber metido demasiado el hocico en un blog que no es mío pero todo por ayudar.

Mario Estanislao dijo...

Me gustó, y como bien dices esta guerra previa a la segunda guerra mundial es muy poco conocida por el mundo occidental. Y es interesante bajo el punto de vista que un alemán, seguramente miembro del partido nazi, sea el verdadero protagonista de una cinta en la que se ensalza el valor y el buen corazón de un hombre ante el sufrimiento de miles de personas pertenecientes, en este caso al bando contrario. Parlo los que les interese ver autenticas películas donde se muestra la guerra tal como fue, y no solo el folletín made in USA, recomiendo la cinta china "Ciudad de vida o muerte"

Von Kleist dijo...

Buenas Mario Estalisnao

Comparto tu recomendación de "Ciudad de vida y muerte" (por cierto, la tienes comentada en blog). Es una película tremendamente realista, humana y honesta a partes iguales. De lo mejor que he visto en el cine del último lustro.

En cuanto a John Rabe, como dices era un militante del partido nazi, pero con buen corazón, y que acabó siendo postergardo en su propio país por haber intentado proteger a la población china de la barbarie japonesa. Esta película hace justicia a su memoria. A mi me gustó, especialmente por el hecho de que se rescate del olvido a este tipo de personajes.