BIENVENIDO

Gracias por visitar este Blog.

Se pueden publicar comentarios en cualquier reseña. Para consultar reseñas antiguas, solo tienes que pinchar en "Listado Alfábetico de las películas del Blog".

Todos los comentarios serán contestados. Para plantear dudas, sugerencias o cuestiones puedes enviar un e-mail a: sgmcine@hotmail.com

Actualmente hay 358 reseñas publicadas.

miércoles, 15 de septiembre de 2010

Liberacion (Osvobozhdenie). El Arco de Fuego

Liberación (1969). Parte I: El Arco de Fuego.

La acción nos sitúa en Abril de 1943. Mientras Hitler asiste a unas maniobras en las que se demuestra la vulnerabilidad de los carros Tiger frente a los tanques rusos, en Moscú el Alto Mando sovietico discute la estrategia a adoptar de cara a la inminente campaña de verano. Los generales rusos son conscientes de que el próximo objetivo alemán será la eliminación del saliente de Kursk, por lo que deciden preparar una potente defensa de dicho sector, empleando el grueso de sus fuerzas.

Prácticamente coincidiendo con el 25º aniversario del fin de la II GM, el realizador ruso Yuri Ozerov, se encargó de realizar una serie de películas que mostraran la victoria del Ejército Rojo en la denominada “Gran Guerra Patria” frente a la Alemania nazi. Evidentemente, se trataba de una producción orientada a ensalzar el heroísmo del Ejército Rojo y del pueblo ruso durante la guerra, por lo que no es de extrañar que el rodaje del film contara con un respaldo total por parte del gobierno soviético, obviamente interesado en explotar el contenido propagandístico de la película.

En cualquier caso, el apoyo total prestado por el ejército sovietico al rodaje se tradujo en una espectacular profusión de tanques y material bélico, que Ozerov aprovechó para recrear con un apabullante despliegue de medios las grandes batallas del Frente Oriental. Esto se hace especialmente patente en esta primera parte de Liberación, dedicada a la Batalla de Kursk, donde vemos varias secuencias en las que aparecen decenas de carros de combate y cientos de soldados, espectacurlamente filmados mediante el empleo de tomas aéreas que muestran amplias extensiones del campo de batalla. Ahora bien, en ese aspecto y en la excelente recreación de los exteriores prácticamente se agotan las cualidades cinematográficas del film, que adolece de varias fallas nada desdeñables.

Para empezar, hay varios errores de ambientación: los carros rusos que aparecen son mayormente T-34/85 (que entraron en servicio tras Kursk) e incluso JS-1 (que tampoco estuvieron en la batalla). Por parte alemana, todos los carros son Tigers, cuando en realidad los modelos más numerosos en Kursk seguían siendo los Pz-III y Pz-IV. No obstante, estos errores de atrezzo podrían perdonarse si al menos la historia estuviera bien contada y resultara interesante para el espectador. Pero en este caso nos encontramos ante una historia narrada en tono de auténtico docudrama, que alterna el punto de vista de los lideres políticos y militares (incluyendo a los mismos Hitler y Stalin) con el del soldado de a pie, pero que solo ofrece un catálogo de personajes planos y diálogos vacíos que terminan por aburrir en la mayoría de los casos y que acrecientan el ritmo predominantemente lento de la narración.

Para colmo de males, el momento crucial de la batalla de Kursk, el encuentro acorazado de Projorovka, aparece retratado tal y como se describía en la historiografía oficial sovietica de la época: como una "meleé" de carros acribillándose a corta distancia o embistiéndose, para terminar con una inverosímil batalla cuerpo a cuerpo entre las tripulaciones de los tanques destruidos. En realidad la historia fue distinta, pues tales duelos de carros disparándose a quemarropa no se produjeron. Los Tigers alemanes aprovecharon su superioridad artillera, y dieron en general buena cuenta de los T-34 a distancias de entre 600 y 1000 metros, por lo que esas escenas que representan el climax de la narración resultan, vistas hoy dia, directamente ridículas.

En definitiva, esta primera película de la serie ofrece pocas cosas aparte de lo que puede esperarse de un pastiche de propaganda sovietica. Sin duda, lo mejor de El Arco de Fuego, radica en su aspecto documental, por la minuciosa reconstrucción que hace de los hechos que rodearon la Batalla de Kursk. Pero en el aspecto cinematográfico no pasa de la más absoluta mediocridad.

Calificación: 4/10

La pelicula en You Tube (9 archivos, V.O. con subtítulos en castellano)

La Crítica de Reisman

6 comentarios:

Ipcress dijo...

¿Esta no era una serie de películas al estilo ESDLA?

Porque yo creía que era una saga de muchas películas, que constituían una sola, y que tenía el récord de ser la más costosa película jamás filmada.

Major Reisman dijo...

Buenas

Veo que al final también te has animado a verla. Espero que no hayas necesitado mucho café para mantenerte despierto ;-)

Para mí lo más destacable es el aspecto de recreación histórica de alguno de los personajes que aparecen, así como las reuniones en la Wolfsschanze y la Stavka.

Un saludo

miquel zueras dijo...

Hola, Reisman. Vi esta película hace años y otra de la serie: "La batalla de Berlín". Las escenas panorámicas son impresionantes, al estilo del "Waterloo" de Bondarchuck, pero todo tiene un estilo demasiado plano y documental.Además de un tufillo patriotero que tira de espaldas y una música de fondo muy molesta.
Recuerdo especialmente las escenas de los tanquistas lanzándose a un lago para apagar las llamas de sus uniformes. Borgo.

Von Kleist dijo...

Buenas, y gracias por los comentarios.

Ipcress, efectivamente, bajo el título de "Liberación" se agrupan una serie de 5 películas que abarcan el periodo de 1943-45 en el frente oriental. El Arco de Fuego es la primera de ellas. En cuanto al coste de producción desconozco las cifras, pero evidentemente fue elevado. Basta pensar que Ozarev contó con mas de un centenar de carros de combate y 3.000 extras para el rodaje. Pero como Moscú subvencionaba... supongo que todo fue más sencillo.

Hola Reisman. De momento solo he "disfrutado" la primera de la serie, pero ciertamente a veces hace falta un gotero intravenoso de Red Bull para mantener la atención a lo que sucede en pantalla. Y las escenas de heroismo patriotero dan mas ganas de llorar que otra cosa. Pero al menos -y en eso concuerdo contigo- la ambientación y recreación histórica es de primera. Menos mal, porque de no ser asi, estariamos ante un bodrio totalmente infumable.

Hola Miquel. Hay un pequeño lapsus en tu comentario: estás en mi blog, no en el de Reisman...;). Efectivamente las tomas aereas abundan, supongo que plagiando el sello visual de Bondarchuk, un realizador que, a mi modo de ver, estaba no uno sino tres peldaños por encima de Ozarev. En cuanto a la escena que comentas, efectivamente los tanquistas rusos y alemanes acaban combatiendo cuerpo a cuerpo (y...¡cuchillo en mano!) en un pequeño lago. Al final, ganan los rusos, claro. Realismo en estado puro.

Saludos

miquel zueras dijo...

Hola! Es que quería decir Von Kleist pero escribí "Reisman". Hace un par de semanas que he sido padre y voy un poco "atontao" (el no dormir) Por cierto que me han encargado la portada para la novela "La noche de los generales" de Paul Dehn. Sin duda recordarás la película con Sharif y O´Toole. Saludos. Borgo.

Von Kleist dijo...

Hola Miquel

Enhorabuena ante todo por tu recien estrenada paternidad, y que esas noches de insomnio pasen pronto.

No te preocupes por el lapsus,nos pasa a todos. Ah y me pasaré por tu blog para ver la portada.

Saludos