BIENVENIDO

Gracias por visitar este Blog.

Se pueden publicar comentarios en cualquier reseña. Para consultar reseñas antiguas, solo tienes que pinchar en "Listado Alfábetico de las películas del Blog".

Todos los comentarios serán contestados. Para plantear dudas, sugerencias o cuestiones puedes enviar un e-mail a: sgmcine@hotmail.com

Actualmente hay 358 reseñas publicadas.

lunes, 18 de mayo de 2009

Espía por mandato (The Counterfeit Traitor)

Espia por mandato (1962)

La acción nos sitúa en Estocolmo, en 1942. Erik Ericsson (William Holden) es un importante importador de petroleo sueco con influyentes contactos comerciales y politicos en la Alemania nazi. Su vida se ve alterada cuando es incluido en la “lista negra” aliada y coaccionado por un agente del servicio secreto británico para que espíe para los aliados y los informe acerca de la producción de petroleo y las condiciones económicas en el interior de Alemania. Forzado por las circunstancias, Ericsson accede a suministrar información, sin embargo para ello deberá aparentar ser un colaboracionista, lo cual le costará el desprecio de su familia y amigos. No obstante, con la ayuda de otra agente, Marianne Mollendorf (Lili Palmer), una alemana católica y de fuertes convicciones antinazis, Ericsson se las arreglará para proporcionarles a los aliados una muy valiosa información sobre las fábricas alemanas.

La historia real del espía norteamericano de origen sueco Eric Ericsson, es una de esas historias que se prestan a ser llevadas al cine. Ericsson, que había adquirido la nacionalidad sueca en la década de los 30, se las arregló para establecer relaciones comerciales con industriales alemanes, y durante la contienda facilitó importante información al OSS sobre la producción de combustible sintético alemán gracias a sus frecuentes viajes de negocios a Alemania. La historia de este espía sirvió para inspirar en 1958 la novela "The Counterfeit Traitor" (algo así como “El Falso Traidor”), del escritor Alexander Klein, la cual fue retomada por el realizador George Seaton para elaborar el guión del film.

De lejos, lo mejor de esta película es la variedad de la temática que abarca, ofreciendo una historia que contiene no solo los tipicos elementos del cine de espionaje espionaje, sino también de drama, thriller y romanticos, además de ahondar en las motivaciones morales y personales de los protagonistas. También es destacable, a diferencia de otras películas de contemporaneas, “Espía por mandato” no elude mostrar la cara más sucia del mundo del espionaje, un mundo en el que, por ejemplo, los agentes británicos no dudan en amenazar y coaccionar al protagonista con tal de ganarlo para la causa. También es destacable como se nos muestran las motivaciones de los protagonistas, Eric y Marienne. El primero, como hombre de negocios, solo mira por su seguridad y la de su patrimonio, mientras que la segunda es la típica idealista convencida de combatir por una causa justa. El choque de caracteres entre ambos personajes es otro de los elementos muy bien desarrollados en el film.

También es reseñable la riqueza de las distintas subtramas que se introducen en la historia, especialmente la denuncia de la crueldad nazi, ejemplificada en el niño fanatizado por la ideología hitleriana, que no duda en denunciar a su propio padre a la Gestapo como traidor. A todo ello se une el buen hacer del elenco de actores, tanto por parte de los protagonistas, con un William Holden en uno de sus mejores papeles, y una muy convincente Lilli Palmer; como de los solventes secundarios que los acompañan, destacando entre ellos a Hugh Griffith, como el cínico y socarrón agente británico que recluta a Ericsson, y un joven Klaus Kinski, que da vida a un judío que trata de huir de los nazis.

En definitiva, “Espía por mandato” es uno de esos films de muy pulcra realización, buena puesta en escena y convincentes actuaciones. Sin llegar a ser una grandísima película, sí que es un título de sólida factura formal y artística, además de ser uno de los que más profundidad han dado al tema del espionaje en tiempos de guerra. Desde luego, es un título de los que hay que ver al menos una vez. Una película muy completa en todos los sentidos.

La Crítica de Reisman

Calificación: 7/10

6 comentarios:

Wars boy dijo...

yo ya te sigo, sigueme en:
http://the-last-war.blogspot.com/

Fleming, Ian Fleming dijo...

Una muy notable película, es muy acertada la visión que nos da de la vida en la retaguardia alemana. Tal vez el título se traduciría más literalmente al castellano como "El traidor falsificado", aunque en nuestro idioma suena mal se ajusta más a la realidad, no es un falso traidor, por inictaiva propia, ha sido "falsificado" por los servicios secretos aliados, el juego de palabras resulta mejor en inglés.

Von Kleist dijo...

Muy buenas Fleming, Ian Fleming

Espero que no pidas ahora un Martini seco, removido, no agitado...;)

Sobre la traducción del título, personalmente creo que, por esta ocasión, el título en español es más adecuado que el original. Aunque es verdad que el juego de palabras resulta mejor en inglés. Pasa algo parecido a lo que ocurre con la película de espionaje "Triple Cross", que juega con el significado de "Double Cross" en inglés.

Saludos y bienvenido al blog.

Zeitzler dijo...

Pues será por costumbre o lo que se quiera, pero para mí el mejor Holden es el de la profecía II. Claro, que el MEJOR allí era el niño...de lejos.

Lo curioso es que a veces los chicos superan a los grandes de una manera...

El otro chico que aparecía con Steve McQueen en Rebeldes, ese sí que actuaba bien: opaca a Steve...y ni él ni Holden son de los que se dejan "quitar el caramelo por un niño" je je.

Es curioso como un chico puede superar a un actor mayor, incluso a un buen actor mayor.

Lástima que la profecía II no sea bélica: me hubiera encantado conversar con usted sobre ese film.

Von Kleist dijo...

Buenas Zeitzler

Recuerdo el papel de Holden en la Profecia II, y ciertamente era una muy buena interpretación. Y aunque he de admitir que el género de terror es uno de los que menos me atrae, las dos primeras partes de "La Profecía" son de lo mejorcito que he visto, dese luego mucho mejor que los bodrios sangrientos que se estilan ultimamente.

Saludos

Major Reisman dijo...

Buenas

Ya estamos de vuelta por aquí. Poco que añadir a tu comentario, y coincido en que es uno de los mejores papeles de Holden, aunque discrepo en la valoración de "La profecia II" (La I son palabras mayores). Pero es solo una opinión más.

Un saludo