BIENVENIDO

Gracias por visitar este Blog.

Se pueden publicar comentarios en cualquier reseña. Para consultar reseñas antiguas, solo tienes que pinchar en "Listado Alfábetico de las películas del Blog".

Todos los comentarios serán contestados. Para plantear dudas, sugerencias o cuestiones puedes enviar un e-mail a: sgmcine@hotmail.com

Actualmente hay 357 reseñas publicadas.

martes, 14 de octubre de 2008

El Tren de la Vida (Train de Vie)

El tren de la vida (1998)

La acción nos sitúa en 1941, en una pequeña aldea judia de Europa central, cuyos habitantes comienzan a sentirse inquietos ante las noticias que les llegan acerca de las deportaciones masivas de judios que están llevando a cabo los nazis. Para escapar de ellas, Shlomo, el loco del pueblo, propone huir a Palestina con todos los habitantes usando un tren falso de deportación como tapadera para encubrir su huida. Tras ser aceptada la idea de Shlomo por parte del Rabino de la aldea, todos los habitantes del pueblo se pondrán manos a la obra para conseguir engañar a los alemanes y llegar a Palestina en tren para comenzar una nueva vida alli.

Pocos meses antes de que Roberto Begnini comenzara a rodar su brillante “La vida es bella” fue tentado por el director de origen franco-rumano Radu Mihaileanu para participar en su proyecto que iba a ser precisamente una aproximación al tema del holocausto en tono de comedia. La negativa del italiano a participar en el proyecto no sentó nada bien al Mihaileanu quien no dudó en alegar que Begnini se había inspirado en la idea de su film para escribir la historia de “La vida es bella”.

Sea como fuere, lo cierto es que ambas películas tienen ciertas similitudes, pero en esencia son dos films bastante distintos. La película de Mihaileanu adopta un tono narrativo próximo al “realismo mágico” del cine de Kusturica, manteniendo en todo momento un tono cómico pero con un trasfondo poblado de matices dramáticos acordes con la transcedencia del tema que se retrata. Lo mejor del film es, en mi opinión, la idea que sirve de punto partida al argumento y la delicadeza del humor del que hace gala, al tratar un tema de enorme sensibilidad como el del Holocausto. Sin embargo, a la película le falta algo más de gancho a la hora de contar la historia de la huida del tren y, en especial, le falta inspiración para crear unos gags más originales u ocurrentes. Aunque las situaciones estrambóticas se hilvanan con agilidad, en el mejor de los casos resultan más simpáticas que graciosas. Las reiteradas bromas a costa de la facción del grupo de judios comunistas, por poner un ejemplo, no resultan especialmente cómicas, sino más bien pueriles. Y aunque hay momentos en los que los diálogos destilan chispazos de fina ironía, en general la parte cómica del film resulta bastante convencional y previsible.

Pese a ello, hay que reconocer que la película está contada con cierta imaginación y ritmo, y que se apoya en unas buenas interpretaciones de su elenco de actores, lo cual hace que se vea sin especial emoción aunque con agrado. En resumidas cuentas, “El Tren de la Vida” es una comedia agradable, narrada con tacto y que se deja ver bastante bien, pero está muy lejos de la genial inspiración –tanto cómica como narrativa- de la que hizo gala Begnigni con “La Vida es Bella”. Pese a ello, es un film estimable y merece la pena verse.

Calificación: 5,5/10

18 comentarios:

Anónimo dijo...

Sin duda una muy buena pelicula, logra retratar la realidad de la epoca, pero esta muy bien la parte sarcastica, el no llevar a la pantalla tanta crudeza y crueldad como se ha visto en tantas otras peliculas, sin duda alguna un camino hacia la libertad y la esperanza. No logra ser tan impactante como La Vida es Bella, pero sin duda si llega a trastocar la sensibilidad

Luis C dijo...

Si que te curras el blog amigo. ¿te parece si intercambiamos enlaces? Pásate por http://lacronicapolitica.blogspot.com/ y dame una respuesta, consejo... o lo que quieras. Opiniones de grandes del género son siempre bienvenidas.

Major Reisman dijo...

Buenas

Coincido con tu estupendo comentario. Es una película diferente a "La vida es bella". Sin embargo, siempre me he preguntado que hubiera ocurrido si esta película hubiera sido estrenada antes que la otra. ¿Considerariamos tan buena a "La vida es bella" o solo habría sido una película en la estela del "Tren de la vida"?

Un saludo

Von Kleist dijo...

Buenas y gracias por los comentarios

Anonimo, como bien dices, a este film le falta la fuerza emotiva de "La vida es bella" no deja de tener su encanto por la forma en la que se aproxima al tema del holocausto, mezclando ironía y dramatismo.

Luis, no hay problema, en breve añadiré tu enlace a la lista de mi blog.

Reisman, sobre lo que preguntas, yo sigo pensando que "La vida es bella" habría sido igual de impactante independientemente de las fechas de su estreno. Personalmente la considero una de las mejores películas de la historia del cine, aunque quizás Begnini le deba algo de inspiracion a Mihaleanu, cosa que me parece más que posible.

Saludos

kike dijo...

Particularmente no me gusto, no me conmovio y me aburrio. Quiza no era lo q esperaba ver. No encuentro encuentro similitudes con "la vida es bella" q me parecio genial.
Mi puntuacion: 4/10
Gracias

Von Kleist dijo...

Buenas kike

Hombre, similitudes temáticas hay, aunque naturalmente en cuanto a calidad son la noche y el dia.

Saludos

mercucio_09 dijo...

La diferencia que hay entre ambas peliculas es que el tema del holocausto en la segunda parte de "La Vida es Bella", puede ser interpretado como la inocencia que el mundo debe perder para evitar que nunca jamas se repita algo tan abominable; en cambio en "El Tren de la Vida" se trata de que tanto judios, nazis, gitanos o comunistas son en su naturaleza iguales al eliminar la miseria del error humano, la insensata locura de la guerra, ya que en el fondo todos ansiamos que el mundo sea como el mundo solo ha sido hasta ahora dentro de la mente del loco Schlomo. Asi, en la primera pelicula se pinta una fantasia ridicula que satiriza vergonzosamente la realidad, y en la segunda una hermosa locura, nunca real hasta hoy pero que anida dentro de todos como un mundo necesario y perfectamente posible.

Von Kleist dijo...

Buenas Mercurio

Interesante reflexión, aunque a mi modo de ver la "Vida es bella" tiene un mensaje más profundo: el de que el amor y el optimismo puede salvarnos incluso en las circunstancias más dificiles. En cuanto al "Tren de la vida" el mensaje que me transmitio es más confuso, aunque en definitiva se trata de satirizar las diferencias políticas, raciales o religiosas para hacer ver que en el fondo todos los seres humanos somos iguales.

Saludos

mercucio_09 dijo...

Gracias, Von Kleist. Por cierto, los esfuerzos de Guido en la "Vida es Bella" recuerdan a los trabajos de Seita por proteger a su hermanita Setsuko en el Japon de la WW2 en "La tumba de las Luciernagas" (anime), donde la muerte de la pequeña simboliza la perdida de la inocencia de la que hablaba. Mientras que toda la pelicula "El tren de la vida" es solo una fantasia en la mente de Schlomo. Estas peliculas podrian ser ecos de la genial "El gran Dictador", donde es tan loco el megalomano como el pacifista, quiza por que el mundo aun es asi.
Saludos, interesantes cometarios.

Ronaldo dijo...

Muy buenos y muy maduros todos los comentarios que se vierten aqui.El tema de las 2 peliculas es muy parecido,quizas la de benigni este un paso adelante porque el tema es un poco mas creible que la del tren de la vida,pero a las dos las une la tematica del holocausto vista desde otro angulo,mas tipo comedia con unos personajes muy queribles,satiricos y emotivos.

Von Kleist dijo...

Buenas Ronaldo

Bueno, para mi sí que hay una gran diferencia entre ambas películas. "La vida es bella" me parece que ocupa ya un lugar entre las diez mejores películas de todos los tiempos. Porque es una historia humana, emotiva, que emociona, y -lo que es más dificil-consigue tratar el tema de holocausto desde un punto vista tragicómico con un gusto exquisito.

"El tren de la vida" es má satírica sin duda, y quizás por esos sus personajes, mayormente caricaturescos, no me llegaron tanto. Si a eso le unimos que en general no hace demasiada gracia, se entiende mejor la diferente repercusión de una y otra en cuanto a su éxito de crítica y público.

Anónimo dijo...

la vida es bella sin duda es muy, muy buena pelicula... pero el tren de la vida es fascinante, me encanto

lara ruiz ch. dijo...

Es interesante la generosa oportunidad que se nos brinda, al poder compartir y enriquecernos en el ejercicio de la comunicación, unos de otros. Mi mas sincero agradecimiento. Y aprovecho esta ocasión para aportar, o mejor, expresar mi humilde punto de vista cuando considero este film como un guiño, visualizado desde una perspectiva totalmente judía, acostumbrada a tener que campear los avatares de sus vidas, desde la tragedia continua de todo un Pueblo, con la conclusión tragicómica de vivirse practicando un sentido del humor muy peculiar y poco entendido generalmente, pero, que refleja bastante fielmente, la idiosincracia de este Pueblo, desde la película "el tren de la vida", donde prima la capacidad de compromiso y trabajo en equipo, que generacionalmente, los judíos, han ido asimilando, sin obviar por ello, la búsqueda de libertad que alberga todo corazón hebreo, reflejado en este caso, desde la visión ingenua de unos jóvenes con la energía marcada por su edad, que les impulsa a hacer, a intentar, a no resignarse, aunque no sepan muy bien como canalizarla. Es en nombre de su amor por la vida, que unos y otros, se afanan por descubrir e intentar sobrevivir. El grupo de jóvenes disidentes, decide primero revelarse con lo impuesto, aun no conociendo en profundidad, el significado y alcance de sus decisiones, desde los limitadísimos márgenes de actuación, en que se mueven. Lo cual puede justificar perfectamente, en la dramaturgia de esta tragicomedia; la torpeza o puerilidad de sus comportamientos.
Por otra parte la premura de estos seres humanos por encontrar vías de solución efectivas, es lo que avoca como seres racionales con capacidad aún de actuar, a ejecutar una locura. Y el guionista, consciente de la escasa frecuencia con que se reacciona en lucidez, generalmente, decide juiciosamente, encomendar la misiva, a un loco. Solo ellos serían capaces de actuar sin prejuicios, sin medir las consecuencias...(a fín de cuentas no tenían nada que perder) y no duda en anteponer su locura frente a la locura, no menor, de los comportamientos nazis. Y tienen mucho mayor sentido aún los inentos y actuaciones infantiloides, de todo el comboy, reaccionando como un niño lo hubiera hecho en todo momento, sin perder los papeles, implicandose de lleno en tan macabro juego; cuando nos vemos burlados los expectadores, por la imaginación fresca y totalmente viva, de un loco invitando a aplicar la loca cordura, cuando su amor por la vida, y la esperanza de su corazón, resiste, circuncidado por una alambrada.

Pepa Lopera dijo...

pues muchas gracias por esta reseña, yo no soy muy conocedora de cine y de grandes directores sin embargo creo que si se puede rescatar una gran diferencia a favor de el tren de la vida, esta película esta musicalmente muy enriquecida en tres ocasiones me deleite klezmer y en otra ocasión un enfrentamiento entre gypsy y jewish.

Anónimo dijo...

Creo que el costado de comedia que pueda atribuirse a esta película, deja de ser tal, sobre el final.
Si se hace un análisis sobre la base de que es el pensamiento de un "loco", o que quizás, es todo parte de un "pensamiento loco" de alguien que necesita escapar, durante el mayor tiempo posible, de una realidad espantosa, todo cobra sentido. Se trata del afán de alguien de haber salvado a sus pares. De jugar, aunque sea en su cabeza, a imaginar un pasado que lo salve de su presente.
Así, dejan de ser situaciones que buscan parecerse a una comedia y mantener al espectador riendo a carcajadas, para ser motivo de reflexión.
Creo que sentarse a ver esta película, esperando por una comedia, sería un error. Me parece que va más allá de ese género.

Humilde opinión.
Saludos!

Von Kleist dijo...

Buenas anónimo

Posiblemente es como dices, y la pelicula quiere ir mas allá del genero cómico. El problema es que no consigue ni lo uno (la comedia) ni lo otro (ir más allá). Como comedia resulta demasiado poco graciosa para el espectador, y en cuanto a dotar de profundidad a la historia, a mi modo de ver se queda corta.

Saludos

Anónimo dijo...

Hola, en realidad existió o solo es un cuento bonito, saludos

Anónimo dijo...

A mí me gustó muchísimo más que #La vida es bella" (a pesar de que he visto y leído el manuscrito de la galardonada película italiana). Reconozco que es un humor diferente al que se acostumbra en "occidente". A mi me encantó su locura.