BIENVENIDO

Gracias por visitar este Blog.

Se pueden publicar comentarios en cualquier reseña. Para consultar reseñas antiguas, solo tienes que pinchar en "Listado Alfábetico de las películas del Blog".

Todos los comentarios serán contestados. Para plantear dudas, sugerencias o cuestiones puedes enviar un e-mail a: sgmcine@hotmail.com

Actualmente hay 357 reseñas publicadas.

viernes, 28 de enero de 2011

El médico de Stalingrado (Der Artz von Stalingrad)

El médico de Stalingrado (1958)

La historia comienza en 1943. Tras la derrota de Stalingrado, el médico militar Fritz Böhler (O.E. Hasse) es capturado por los rusos junto con cientos de soldados, siendo enviados a un campo de prisioneros. Años después del final de la guerra, ya en 1949, Böhler y sus compañeros de reclusión, aun en manos de sus captores, tratan de sobrevivir a las duras condiciones de su cautiverio. Cuando uno de los prisioneros alemanes sufre un ataque de apendicitis, Böhler, pese a la prohibición de los rusos, decide arriesgarse a operarlo, lo cual complicará aun más la situación de los alemanes, expuestos a nuevas represalias de sus captores.

En 1956 aparecía publicada en Alemania la novela titulada Der Artz Von Stalingrad, del escritor alemán Heinz G. Konsalik, antiguo corresponsal de guerra alemán, que en los años posteriores a la contienda se dedicó a escribir una serie de relatos literarios basados en sucesos ocurridos en los frentes de batalla. En este caso, Konsalik se basó en la experiencia personal de un médico militar alemán capturado por los rusos en Stalingrado, el Doctor Ottmar Kohler, quien había sido repatriado a Alemania en 1953, tras diez años de cautiverio en la URSS. El libro pronto se convirtió en un arrollador éxito de ventas, siendo traducido a varios idiomas y alcanzando una gran difusión en Europa Occidental. No es de extrañar, por tanto, que las productoras cinematográficas alemanas se apresuraran a trasladar la historia de la novela al cine. La dirección del film recayó sobre el realizador húngaro Géza von Radványi, mientras que para el papel protagonista del doctor Böhler se eligió al solvente actor alemán O.E. Hasse, quien cuatro años antes, había ofrecido una muy buena actuación en Almirante Canaris, encarnando al famoso jefe del Abwerh.

Entrando a analizar el film, hay que decir que “El médico de Stalingrado” aborda un conjunto de temas interesantes a la hora de narrar la historia. Me gustó especialmente como la película desgrana el complejo entramado de relaciones humanas que se establecen entre los guardianes rusos y sus cautivos alemanes; unas relaciones que oscilan entre la desconfianza y el odio mutuos, pasando por el pragmatismo de unos y otros a la hora de sacar provecho de las circunstancias, e incluso los romances que surgen entre los prisioneros alemanes y las mujeres rusas destinadas en el campo. Igualmente, es interesante señalar que, pese a tratarse de una película de los años 50, tanto por el lenguaje que usan los personajes como por la forma de abordar los temas que se tratan, dan la sensación de que fue un film adelantado a su tiempo en más de un aspecto. También hay diálogos que son muy buenos, como cuando Böhler, ante las quejas de un subordinado por el trato que les dan los rusos, le recuerda que “Somos huéspedes aquí… de hecho, vinimos sin que nadie nos invitara”. En el apartado interpretativo, brilla especialmente O.E. Hasse, estando bien secundado por el resto de actores, entre los que se cuentan varios secundarios ilustres del cine alemán de la época, como Johannes Messemer y Eva Bartok.

Por ponerle algunos “peros” a la película habría que señalar que no termina de ahondar en los temas controvertidos respecto a los sentimientos de culpabilidad por la destrucción causada en la URSS o el odio entre los bandos antagonistas; así como la impresión que transmite de cierta idealización de algunas situaciones y del comportamiento de los personajes principales. Pese a ello, hay que concluir que El médico de Stalingrado, es un film de muy esmerada factura, buen guión y que cuenta con oficio una historia no exenta de interés. Sin llegar a ser una película muy destacada, sí que deja un buen sabor de boca al espectador. Recomendable.

Calificación: 6/10

5 comentarios:

miquel zueras dijo...

Vi esa película en una "Sesión de tarde" de sábado hace años y creo recordar que aparecía Johannes Messener, el comandante del campo de "La gran evasión" quien por cierto fue hecho prisionero en el frente ruso durante la guerra. Saludos. Borgo.

Von Kleist dijo...

Buenas Zueras

Muy cierto lo de Messener, uno de los secundarios ilustres del cine alemán de los 50 y 60, que efectivamente fue el comandante del Stalag en "La Gran Evasión". La verdad es que la película contó con lo más granado de los interpretes alemanes de la época.

Gracias por el dato, muy buen apunte Miquel. Actualizaré la reseña para incluirlo.

Saludos

Anónimo dijo...

la pelicula es buena pero el libro es exelente no podia dejar de leer y eso que solo leo un par de libros al año, si mil veces mejor

Von Kleist dijo...

Buenas anónimo

Pues gracias por el apunte sobre el libro. Me lo apunto por si tengo oportunidad de leerlo.

Saludos

cbqs dijo...

No sé por qué dicen que el libro es mejor que la película, deberían de felicitar al guionista ,en el libro el medico joven creo q se llamaba sellnow era un sátiro y la doctora jefe era una ninfomana hasta sádica ; la otra pareja de doctores(rusa enferma y delicada y el alemán sensible) era mas romántica . Hicieron bien en fundir esa dos parejas para los protagonistas de la película y el final que les espera es mas épico . Casi todas las salvajes rusas se enamoran de los arios y civilizados alemanes jeje;esas partes son a veces bizarras en el libro También la historia del médico viejo en la película tiene más coherencia. Pero la película también creo que se auto censura con respecto al libro en las cosas interesantes que el autor escribe como del desprecio de rusos y alemanes a los judíos, el desprecio de los alemanes hacia los rusos y viceversa , lo que el autor piensa de los campos de exterminio alemanes , la violencia entre los prisioneros , los castigos fisicos. En fin la trama romántica 10/10 en la adaptación del sistema de cautiverio 5/10 le falta realismo.