BIENVENIDO

Gracias por visitar este Blog.

Se pueden publicar comentarios en cualquier reseña. Para consultar reseñas antiguas, solo tienes que pinchar en "Listado Alfábetico de las películas del Blog".

Todos los comentarios serán contestados. Para plantear dudas, sugerencias o cuestiones puedes enviar un e-mail a: sgmcine@hotmail.com

Actualmente hay 349 reseñas publicadas.

viernes, 12 de marzo de 2010

Tambien somos seres humanos (The story of G.I. Joe)

También somos seres humanos (1945)

A través de las vivencias del corresponsal de guerra Ernie Pyle, enrolado en la compañía C del 18º regimiento de infantería del ejército norteamericano la película muestra la experiencia en combate de dicha unidad. Liderada por el carismático Capitán Bill Walker (Robert Mitchum) desde su bautizo de fuego en Túnez, hasta la dura campaña italiana, asistimos a la rutina de la vida diaria de los integrantes de la compañía, y como estos tratan de sobrellevar lo mejor que pueden las penalidades y peligros de la vida en la frente.

También somos seres humanos se enmarca dentro de un conjunto de Films bélicos realizados en los últimos meses del conflicto que, asegurada ya la victoria final aliada sobre Alemania y Japón, pretendieron ofrecer una visión humana a la vez que realista, acerca de la contienda. Tanto es así que para el rodaje del film, se emplearon como extras a auténticos soldados del ejército norteamericano, muchos de los cuales habían participado en la campaña italiana. El guión de la película se basó en los artículos periodísticos del por aquel entonces famoso corresponsal de guerra Ernie Pyle, quien no llegó a ver terminada la película, pues murió en un enfrentamiento con tropas japonesas mientras cubría la información relativa al desarrollo de la lucha en el frente del Pacífico.

Como apuntaba antes, estamos ante una de esas películas rodadas en pleno calor de la contienda, y ciertamente se aprecia que la inmediatez respecto a los hechos que se relatan se tradujo en una marcada verosimilitud de lo que se nos muestra en pantalla. El propio título original, que podría traducirse como “Historia de unos soldados americanos” indica las intenciones del film. De modo que no es de extrañar que el desarrollo de la historia huya del tono épico de las típicas hazañas bélicas para mostrarnos a los hombres que hay debajo de los uniformes. Así, la película nos muestra una serie de situaciones arquetípicas que sirven para describir la rutina y los interminables interludios y periodos de espera que jalonan la vida en el frente; así como las penalidades del día a día del soldado de infantería, amén de los combates. Cosa que el film hace con desigual fortuna, pues hay momentos que están bastante logrados (por ejemplo, cuando el mando la compañía comprende que han sido derrotados en Tunez y cunde el desánimo) y otros que sencillamente son pasables.

Hay algunas escenas de acción bélica correctamente filmadas, pero en general, como apuntaba, la película se centra principalmente en describir la vida cotidiana de los hombres en el frente. En ese sentido, es de agradecer el tono deliberadamente realista que adopta la narración al querer mostrarle al público la cara menos épica y atractiva de la guerra. Pero también es cierto que esto se traduce en un desarrollo argumental más bien lento, poco emocionante y un tanto pesado en más de un momento. Al menos la película se beneficia para bien de la sólida interpretación de su actor principal. Robert Mitchum, que sabe imprimirle carisma al papel de capitán de la compañía, y está bien secundado por el trabajo del resto de actores que interpretan a los soldados de la misma.

En definitiva, “También somos seres humanos” es una película que nos cuenta una historia de origen periodístico en tono semi documental. En la época de su estreno seguramente se vió favorecida por lo relativamente novedoso de su planteamiento, pero la verdad es que vista hoy dia ha quedado un tanto desfasada. Pese a ello no deja de tener un punto de interés al mostrar la otra cara de la guerra, si bien lo hace con menos talento que otras películas coetáneas como Fuego en la nieve u Objetivo Birmania. Un título correcto y honesto, aunque no demasiado brillante.

Calificación: 5,5/10

11 comentarios:

Major Reisman dijo...

Buenas

Reconozco que ésta me gustó por su planteamiento, y de hecho es una predecesora de otras producciones bélicas posteriores que buscan el tono casi-documental. Además se agradece que intenten quitar algo del tono propagandístico que hay en muchas de sus contemporáneas. Es cierto lo que indicas de que no está envejeciendo bien, pero es un producto más que digno si tenemos en cuenta cuándo y cómo se realizó.


Un saludo

David Lean dijo...

Es interesante de comparar con Hurt Locker ya que en definitiva las dos siguen un planteamiento similar. Esta me parece más realista y coherente. Pero menos interestante. (para mi gusto personal).

Quizá sea que la IIGM tenía más apoyo de el pueblo que la guerra de Irak; no se necesitaba tanto tono de propaganda, o no se consideraba tan importante que éste fuera más allá del realismo puro.

Me explico: en las pelis sobre Irak o Vietnam se tiene tanto miedo de hacer un bodrio propagandistíco que lo único de bueno que tenga sean las escenas de acción (porque lo demás no sirva) que se va para el lado contrario: o son presuntuosas, y cargantes en el enfásis sobre el alegato antibélico o son una propaganda que por lo menos se esmeran en que este bien hecha.

Vamos, que a nadie se le ocurre ambientar Top Gun en Irak.

Y es interesante que las parodias, como o Hot Hosh sí se pueda.

En Mash pasaba algo parecido. Parece como si las parodias pudieran tocar el tema de una guerra impopular sin miedo de ser consideradas pura propaganda...

Tayllerand dijo...

Bueno, depende: Platoon y La chaqueta métalica tenían muy cargadas las tintas en el alegato antibélico, pero eran buenas. No cargantes. Aunque sí que había muchas que sí que lo eran.

Iñigo de Balboa dijo...

¿Cómo haces una peli sobre una guerra considerada por muchos como muy injusta y por otros como justificada sin sonar a propaganda y sin que te caigan encima tirios y troyanos?

No creo que sobre Irak se filme nada parecido a esto, por la sencilla razón de que el público no estaría tan dispuesto a aceptar este planteamiento fílmico sobre Irak. En cambio, contra los nazis sí que funcionaba. Es una de las razones por la que envejece mal.

Curiosamente, cuando la ví, pensé en que debía ser un bodriazo infumable si daba origen a la serie de dibujos animados G.I. A Joe. (esa de los rambos buenazos contra los terroristas malísimos).

Y miren que si no fuera por ser de una época muy anterior, es la típica serie que uno asocia con el bushismo de la línea más dura: quién iva a decir que iva a ser tan prófetica.

Desde luego no los que la produjeron.

miquel zueras dijo...

Las crónicas de Pyle fueron todo un acontecimiento pues daba voz a los soldados de a pie. Seguro que su estilo influyó en escritores como Cornelius Ryan. Muy bueno el libro de cómics de Hugo Pratt "Pike" basado en Ernie Pyle. Por cierto, Von Kleist, me han encargado una portada de un libro de Sven Hassel: "SS General". Ya la pondré en el blog. Saludos. Borgo.

Von Kleist dijo...

Buenas y gracias por los comentarios

Reisman, es cierto que el planteamiento de la película es bueno. Pero el desarrollo no tanto. Personalmente las comparo con dos películas similares como "Fuego en la nieve" y "Objetivo: Birmania", que fueron hechas durante o inmediatamente después de la guerra. Y esas películas ofrecen realismo pero a la vez una intensa historia bélica. Y a esta le falta precisamente eso, ya que la parte de la acción es solo pasable.

David Lean, estoy de acuerdo contigo. La II GM era una guerra muy justa para el pueblo norteamericano, mientras que Vietnam o Irak han levantado muchas más controversias. Por eso Hollywood ha abordado esos dos conflictos de manera muy distinta. Y fijaté que incluso en el tema de Somalia ("Black Hawk, derribado")el tema de la guerra se aborda de una forma bastante aséptica. Se nota que la conciencia nacional no estaba del todo tranquila.

Talleyrand, me reitero en lo que digo antes: cuando la conciencia nacional no está tranquila, ciertos temas se abordan de una manera o mucho más crítica o aséptica para no meterse en jardines.

Iñigo, lo que dices es verdad. Va a ser muy dificil hacer una película sobre Irak parecida a esta. Y es lo que pasa cuando la justificación moral de la guerra no está del todo clara. En el caso de la II GM no había dudas: se trataba de una guerra justa. Pero en el caso de Irak, cada vez está mas claro que no lo era, y además, lejos de pacificar la zona, lo que ha logrado el conflicto es avivar los odios étnicos y religiosos. Así que va a ser dificil hacer algo "bonito" sobre Irak.

Buenas Miquel. Sí efectivamente, Ernie Pyle se hizo muy famoso y popular en EEUU durante la guerra gracias a sus crónicas desde el frente. Por cierto avisamé cuando tengas la portada si la publicas en tu blog para echarle un vistazo.

Saludos

Tayllerand dijo...

Bueno, sobre guerras consideradas injustas se han hecho buenas películas a veces. Como Platoon. Lo que pasa es que en los tiempos de Saddam Hussein éste podía matar como a cucuarachas a sus propios ciudadanos y nadie decía nada. ¡Cuidadito con hablar mal de Saddam porque te pueden acusar de estar a favor del imperialismo yankee! Mientras que cuando el malo-requetemalo- Bush ocupo Bagdad, ah, entonces sí que todo el mundo esta pendiente de a que "inocente mártir" matan allí. (Yo creo que una vida es una vida, y lo mismo vale el pobre infeliz que muere a manos de Bush que el que muere a manos de Hussein, pero por alguna razón que nadie me ha sabido explicar parece que TODO EL MUNDO opina diferente: los únicos "buenos" son los que murieron a manos de los americanos, y que me maten a mí si lo entindo o le veo la maldita lógica al asunto) Ese es el problema de un filme sobre Irak: no puedes hablar bien de Bush porque eso es una herejía, no puedes hablar mal de Hussein porque eso es un "pecado" ni puedes hablar bien porque parece que no hay nada bueno que decir, y si no puedes poner a nadie como el bueno de la peli pues, a ver cómo te las arreglas...

Von Kleist dijo...

Hola Talleyrand

Comparto en parte tu reflexión, aunque quizás añadiría un matiz. Sobre Vietnam sí pueden hacerse buenas películas, siempre que sean de temática antibélica y ofrezcan una visión crítica sobre la intervención de EEUU alli.

En cuanto a Irak, yo creo que la primera guerra sí que estuvo justificada por la invasión de Kuwait. Lo malo es que si se hace una película sobre esa primera guerra, siempre se tendrá en mente el conflicto actual, en el cual, como señalas, hay tantos condicionantes morales a la hora de abordar la historia que es dificil no meterse en jardines.

Saludos

Zeitzler dijo...

Bueno, sobre Viet Nam el defecto congénito que le veo a todas las pelis es que hablan exclusivamente desde el punto de vista americano, y aunque generalmente lo hagan más con ánimo de criticar que de defender apenas se nos dice nada sobre el otro bando. Como si fuera muy difícil encontrar algo bueno que decir de ellos, pero "no se vale" criticarlos como a los americanos. Se pierde la galería de tipos humanos correspondiente (el vietnamita fánatico, el víctima de la guerra y el simple y sencillamente metido en el mismo fregado) porque por miedo a que te acusen de "suavisar" la crítica a los americanos si muestras los sufrimientos que el ejército vietnamita inflingía a sus propios soldados, o la crueldad con que estos combatían, terminas perdiendo, paradójicamente, objetividad...

Von Kleist dijo...

Buenas Zeitzler

Has mencionado un punto muy interesante. Es verdad que las peliculas norteamericanas sobre Vietnam adolecen del otro punto de vista: el del bando contrario. Y es una pena porque aparte de la galeria de personajes, ofrecería otro aspecto esencial: las motivaciones del otro bando. Es verdad que la visión que nos ofrece Hollywood de los conflictos bélicos suele ser bastante sesgada y a veces incluso erronea, por incompleta.

Saludos

Anónimo dijo...

Esta película no me gustó nada. Aparte de la reseña, que comparto plenamente, debo añadir la desvergonzada manipulación histórica norteamericana, pura propaganda falsaria, que hacen de las dos batallas perdidas por los americanos. Por un lado la batalla del paso de Kasserine, en la película para justificar la lamentable huida de los soldados americanos en más de una ocasión el jefe del batallón dice que unos novatos no podían con los veteranos de Rommel que además tenían superioridad numérica. Falso totalmente. Luego en Montecassino se justifica el bombardeo del monasterio, donde no había soldados alemanes, pese a lo que se dice en la película y por último se hace ver que la batalla de Montecassino la ganaron los americanos, cuando la contribución francesa, sobre todo de sus tropas coloniales, fue trascendental para lograr la caída de todo el frente en Montecassino.