BIENVENIDO

Gracias por visitar este Blog.

Se pueden publicar comentarios en cualquier reseña. Para consultar reseñas antiguas, solo tienes que pinchar en "Listado Alfábetico de las películas del Blog".

Todos los comentarios serán contestados. Para plantear dudas, sugerencias o cuestiones puedes enviar un e-mail a: sgmcine@hotmail.com

Actualmente hay 358 reseñas publicadas.

viernes, 18 de diciembre de 2009

Stalingrado, batalla en el infierno (Hunde, wollt ihr ewig leben)

Stalingrado, Batalla en el infierno (1959)

La acción nos sitúa en noviembre de 1942. Un joven oficial de enlace, el teniente Wisse, es destinado al frente del Don como adjunto a una división rumana. Pocos días después de su llegada, los rusos desencadenan una ofensiva general a lo largo del frente de Stalingrado que logra cercar al 6º Ejército Alemán alrededor de la ciudad. En las semanas siguientes Wisse y los altos oficiales del ejército, como el mariscal con Paulus o el general Seydlitz asistirán a la desesperada agonía de todo un ejército luchando por su supervivencia en medio del duro invierno ruso sin apenas suministros, a la espera de que se produzca un milagro que los saque de su apurada situación.

El cine bélico alemán de los años 50 estuvo dominado por dos constantes: por un lado, eran películas con un evidente contenido autoexculpatorio: se trataba de mostrar que no todos los soldados alemanes fueron nazis (lo cual era lógico, dada la situación política de la época); y en segundo lugar, los horrores del nazismo hicieron que la mayor parte de las producciones bélicas alemanas tuvieran un marcado componente antibelicista. En este caso, Stalingrado, batalla en el infierno supuso una temprana mirada (realizada tan solo 16 años después de los hechos) del cine alemán hacia los acontecimientos que rodearon a la catastrófica derrota sufrida por el 6º Ejército en Stalingrado. La película se basa en la novela de uno de los supervivientes alemanes, Fritz Woss, cuyo título original se traduciría como Perros, ¿quereis vivir para siempre?, el cual hace alusión a una célebre frase de Federico II de Prusia a sus soldados, y que nos indica que los dos componentes a los que aludía antes (el antinazi y el antibélico) confluyen en este film.

Porque lo cierto es que esta película puede considerarse un precedente de la más moderna versión -también de producción germana- de Stalingrado (1993) dirigida por Joseph Vilsmaier. Al igual que en esta última, aquí se nos muestra como los soldados alemanes comunes y corrientes sufren, luchan y mueren, mientras que Hitler y el alto mando no son capaces de hacer nada por rescatarlos. También está presente la figura del oficial nazi fanático y cobarde, que simboliza las maldades del III Reich, e incluso se muestra el dilema del general Paulus, incapaz de dar la orden de intentar romper el cerco debido a su sentido de obediencia. Y por supuesto, aparece el componente antibelicista que se plasma en las escenas que muestran los sótanos atestados de heridos agonizantes, mientras Goering habla por la radio sobre el sacrificio del VI ejército; o la desesperación de los soldados por ser evacuados en avión (secuencias, por cierto, que seguramente inspiraron las de la versión de Vilsmaier, porque las similitudes entre ambas son evidentes).

Hay que decir que la película, pese a que las evidentes limitaciones de su presupuesto, es más que decente sobre todo en el aspecto bélico. La recreación de las barracas, trincheras, y de las condiciones invernales de la batalla en medio de las ruinas de la ciudad está muy lograda. Asimismo, las escenas de combate están bien filmadas e incorporan imágenes de documentales reales de la batalla que, gracias a la fotografía en B/N encajan bien con las secuencias filmadas. También aparecen los soldados y oficiales rumanos, algo que se echa en falta en otras producciones más recientes. Lo que sí se echa en falta es quizás alguna mención a las atrocidades cometidas por la Werhmacht en la URSS y algo más de profundidad a la hora de desarrollar el aspecto antibélico de la historia.

En resumen, Stalingrado, batalla en el infierno supone una más que correcta reconstrucción del cerco del 6º ejército, visto desde la perspectiva alemana. Una película quizás no especialmente sobresaliente en ningún aspecto, pero sí que estamos ante un film de buena factura y con unas escenas bélicas bastante apreciables para la época. Para mi gusto, puede contarse entre los mejores films bélicos que se produjeron en Alemania en la década de los 50.

Calificación: 6,5/10

4 comentarios:

Major Reisman dijo...

Buenas

Totalmente de acuerdo con tu excelente crítica. A mí me llamó la atención que gran parte de la misma transcurre con el contingente rumano. ¿Una forma de disculparse con los aliados o de repartir culpas? ¿Quizás ambas?

Y en el terreno exculpatorio de "alemanes buenos"· ¿Qué me dices de la escena en la dacha rusa dando de comer a los pequeños ivanes? Un pelín fantasiosa pero perdonable.

Un saludo

Von Kleist dijo...

Buenas Reisman

Gracias por el comentario. En cuanto al papel de los rumanos, yo creo que en cierto modo, es una forma de repartir culpas, aunque también de explicar que las unidades rumanas estaban en malas condiciones (como le explica el general rumano al teniente Wisse) debido a la imprevisión del alto mando alemán, que no les proporciono el material necesario.

En cuanto a la escena de los niños rusos en la dacha, a mi también me llamó la atención, pero bueno, supongo que se trataba de un peaje necesario para una producción "made in Germany". En esa época había que justificar de algun modo las atrocidades alemanas, y en parte podía hacerse dando a entender que también hubo casos en que los soldados se portaron bien con los rusos. Aunque la verdad es que la escena parece poco creible.

Finalmente, otro aspecto que me ha llamadado bastante la atención es como Vilsmaier se ha "inspirado" bastante en esta película para su "Stalingrado". Las escenas del hospital de campaña en el sótano; las del Ju-52 despegando en medio de la maraña de soldados; el personaje del oficial nazi fanático o incluso la chica rusa que habla alemán... son demasiadas coincidencias. Vamos, que si me dicen que es un "remake" me lo creo.

Dessjuest dijo...

Acabo de ver la peli, realmente no es gran cosa, pero tiene sus momentos, se ve casi como un documental, quitando alguna escena como la que citais, que realmente sobraba, sí que refleja bien el sufrimiento que el ejército nazi padeció en Stalingrado.

Von Kleist dijo...

Hola Dessjuest

Gracias por el comentario. A mi me parece una película bastante apañada, teniendo en cuenta la época (fijaté que es de los años 50) pues la ambientación y la puesta en escena son bastante buenas.

Por lo demás, creo que esta película es superior a la 1992 de Vilsmaier, y como dices, refleja bien la agonía del VI ejército en la célebre batalla. No es una grandisima película pero sí que es un título más que digno.

Saludos