BIENVENIDO

Gracias por visitar este Blog.

Se pueden publicar comentarios en cualquier reseña. Para consultar reseñas antiguas, solo tienes que pinchar en "Listado Alfábetico de las películas del Blog".

Todos los comentarios serán contestados. Para plantear dudas, sugerencias o cuestiones puedes enviar un e-mail a: sgmcine@hotmail.com

Actualmente hay 357 reseñas publicadas.

lunes, 13 de julio de 2009

El Lector (The reader)

El Lector (2008)

La acción nos sitúa en Alemania una década después del fin de la II GM. El adolescente de 15 años Michael Berg, enferma en el camino de vuelta a su casa y es ayudado por Hanna Schmitz (Kate Winslet), una mujer que trabaja como revisora de tranvía y que le dobla la edad. Semanas después, y ya recuperado, Michael vuelve a visitar a Hanna con lo que comienza un apasionado idilio, marcado por sus encuentros sexuales, y por las sesiones de lectura de libros con las que Michael entretetiene a Hanna. Un día, esta desaparece repentinamente dejando a su joven amante totalmente abatido. Sin embargo unos años más tarde, Michael, ya estudiante de derecho en la universidad, volverá a reencontrarse con Hannah cuando asiste como espectador a un juicio donde se la juzga, junto con otras mujeres, por haber sido una de las guardianas de un campo de concentración y estar implicada en la muerte de 300 prisioneras judías.

Aunque no es una película ambientada en la II GM, ni en puridad, en la posguerra, me ha parecido interesante abordar el comentario de “El Lector” por ser una de las producciones más recientes que se han aproximado al tema del nazismo desde la perspectiva de la sociedad alemana. La película, basada en el best seller de Bernhard Schlink, titulado Der Vorleser (“El lector en voz alta”) y dirigida por el realizador británico Stephen Dauldry, cosechó muy buenas críticas en su estreno y recibió 5 nominaciones a los Oscar, aunque solo acabó recibiendo una estatuilla, la que ganó Kate Winslet como actriz principal.

Entrando a valorar el film, hay que decir que como ocurre con prácticamente toda adaptación literaria (sobre todo, reciente) que se precie, “El Lector” resulta una película que da la impresión de no haber sabido trasladar a la pantalla todos los matices del texto en que se inspira. En ese sentido, la historia que se mueve en un triple plano: el amor, el sentimiento de culpa, y los dilemas morales, comienza de una forma bastante sólida, mostrando como se entabla la relación prohibida entre el adolescente y la enigmática mujer analfabeta, fascinada por las lecturas que escucha de su joven amante. En esa primera mitad, el film avanza con pulso firme gracias sobre todo a la muy buena interpretación de Winslet en el papel de Hannah, bien secundada por la de su compañero de reparto David Kross, que da vida al jóven Michael, además de tener algunos momentos muy logrados, realzados por una elegante factura formal y visual.

Sin embargo, en la segunda mitad del film, la que muestra el procesamiento de Hannah y su posterior encarcelamiento, la historia pierde claramente fuelle. En esa parte, la historia deviene en un típico (y manido) drama judicial en el que los elementos sentimentales y morales que afectan a los protagonistas se mezclan de una forma un tanto confusa y se desarrollan de manera un tanto desdibujada, anulando el buen hacer de la primera mitad del film. De modo que la película navega hacia un desenlace que no termina de llenar al espectador, dejando muchas preguntas en el aire, amén de dar la sensación de que la historia en esa parte se ha contado omitiendo importantes matices que habrían dotado de más coherencia al relato en su conjunto. En particular, eché en falta que se ahondara algo más en el pasado nazi de la protagonista y su visión de los acontecimientos, aspecto por el que el film pasa de puntillas. Finalmente, habría que añadir que la interpretación de Ralph Fiennes como el maduro Michael flojea bastante respecto a la de sus compañeros de reparto.

En definitiva “El Lector” se queda en un título interesante en su primera mitad, y correcto en lineas generales, pero es una película a la que le falta “alma” y algo más para transmitir al espectador todo lo que apunta. Como apuntaba antes, y pese a que no he leido la novela, da la sensación de que no ha sabido reflejar en pantalla todo lo que el libro contenía. Lo mejor, con diferencia, la magnífica interpretación de Kate Winslet.

Calificación: 6/10

11 comentarios:

Santi dijo...

Creo que "The Reader (El Lector)" trata fundamentalmente del silencio, de la vergüenza, de la culpa y de la sexualidad.

Creo que se reflejan tres tipos de vergüenza en el film: primero la de Hanna de no reconocer que es analfabeta, incluso es capaz de cargar con la culpa de todos los crímenes para no sufrir la vergüenza. Luego está la vergüenza de Michael de reconocer que estuvo liado y enamorado de una mujer que fue una genocida o ayudó a ello. La tercera y última vergüenza reflejada claramente en el film es la de la nación alemana, que quiso lidiar con las atrocidades cometidas en los campos de exterminio y afrontarlas y sobre todo mostrar su vergüenza por ello. Bruno Ganz refleja excepcionalmente este último apartado de forma muy condensada.

Efectivamente coincido que la película pierde fuelle una vez pasada la primera mitad, y es que el idilio entre el jóven Michael (gran papel de David Kross) y Hanna (espectacular Kate Winslet aunque desgraciadamente no pude verla en versión original) acaparó toda la atención e interés de la cinta. Los momentos del reencuentro final son interesantes y desperanzadores pero no tienen tanta carga emocional como deberían, aunque el trabajo de Winslet es realmente soberbio en ese aspecto.

Creo que es una buena película pero nada realmente memorable.

Un saludo ;) .

Von Kleist dijo...

Hola Santi

Gracias por tu comentario, y por cierto, enhorabuena por las reseñas de tu blog, que son muy detalladas.

Pues básicamente coincidimos en la opinión. Una muy buena primera mitad de metraje que no sabe mantener el tono en la segunda, algo muy parecido a lo que ocurre con "Expiación, más allá de la pasión". Estoy igualmente de acuerdo contigo en lo que mencionas respecto a los sentimientos de verguenza, aunque también nuevamente dichos sentimientos están mejor explicados en la primera mitad que en la segunda.

Es una pena que la película no supiera mantener el nivel a lo largo de todo su metraje, pues es vez de un título correcto habriamos podido disfrutar de una de las películas de la década.

Saludos

Descubre Irlanda/Vive lEmpereur! dijo...

Vive l'Empereur!

¡Bienvenido/a lector/a! Esta aventura por recorrer el Mundo de la mano del Emperador Napoleón Bonaparte (1769-1821) nació el 30 de Abril 2009, día en el que además, Napoleón vendió Luisiana a los Estados Unidos por 80 millones de francos.

http://vivelempereur.blogspot.com/

Major Reisman dijo...

Buenas

Pues totalmente de acuerdo contigo Kleist. Lo mejor la Winslet, que poco a poco se va consolidando como una de las grandes actrices del cine actual, y que no se ha quedado en un rostro bonito (que también lo tiene). Fiennes es el gran chasco, y reconozco que cada vez estoy más desencantado con ese actor. Y el joven David Kross es la gran sorpresa.

En cuanto a la película. Como bien dices hay algo que no se ha sabido transmitir en la segunda parte. Cuesta creer el comportamiento del personaje de Fiennes, sobre todo cuando intenta "expiar" un pecado de juventud (voy a intentar no dar detalles para no destripar la película). Mientras que el comportamiento de Hanna durante el juicio es perfectamente entendible, no pasa lo mismo con el de Michael de adulto. No se si esto es debido a las limitaciones interpretativas de Fiennes, al guión, al director o a todos ellos.

Destacaría una parte que me gustó bastante, y es cuando están en medio de los debates en el aula universitaria.

Y por último, no se si te ha pasado, pero en mi caso todas las féminas que conozco y han visto la película la han puesto de sobresaliente para arriba. Y sin embargo, casí todos los hombres (me incluyo) le hemos encontrado unos cuantos "peros".

Lo cierto es que es una película que invita a reflexionar y a discutir.

Un saludo

Santi dijo...

Ups, perdón por los spoilers de mi primer comentario, no he caído :S .

Ahora he visto que has reseñado "Expiación", en cuanto pueda la comento porque esa a mí me pareció de lo mejor del año pasado, una película infravalorada (a nivel "de la calle", no en los círculos críticos que es donde creo que ha recibido el trato merecido). Luego la comento.

Un saludo.

Creo que Stephen Daldry hace un trabajo no lo suficientemente notable como para ser una película tan destacable, como bien comentas. Quizá él tiene la "culpa" de que la película no sepa mantener el ritmo y sea algo irregular.

También estoy de acuerdo con el Major Reisman, los debates en el aula son la mar de interesantes y quizá donde más se muestra la vergüenza de la nación alemana que he comentado antes.

Conde de Salisbury dijo...

Tengo poco que añadir a lo que ya se ha dicho. Coincido con otros comentaristas en que la película baja en su segunda parte y, como dice el mayor Reisman, lo mejor es el debate en el aula.

Von Kleist dijo...

Buenas y gracias por los comentarios

Reisman, estamos plenamente de acuerdo. La verdad es que la actitud del Michael maduro no se comprende y está muy mal explicada en la película. Y creo que ese es el gran problema que lastra la segunda parte del film (junto con la floja interpretación de Fiennes, desde luego). Respecto a la escena de los debates en el aula no está mal, aunque personalmente me pareció un poco trillada. En cuanto a la valoración de las mujeres... no sé, supongo que ellas se quedarán más con la parte romántica del asunto, no sé.

Santi y Conde de Salisbury, creo que vosotros habeis apreciado algo bastante evidente: que la película pierde pulso en su segunda mitad. La parte judicial está desarrollada de un modo bastante previsible y, desde luego, nada original. Y el desenlace de la relación entre ambos personajes resulta bastante frio e incluso incoherente. Ese es a mi modo de ver el gran problema que desmerece la buena primera mitad del film.

Saludos

andreina dijo...

Bena pelíclula pero me esperaba algo mejor.

angelina dijo...

Pues a mí no me termino de cuajar.

Piru dijo...

Aquí tengo que discrepar contigo en la segunda parte del film, rebajaría un poco tu valoración elevándola un par de puntos en la nota. Con esta película me pasó algo que no me pasaba desde hace mucho tiempo: me emocionó. Es la película por la cual clint eastwood me dejó frío en su Gran Torino. Imagínate lo que me pudo impactar este lector. Es algo que solo ha conseguido El secreto de sus ojos y celda 211 (hablando de las últimas películas que he visto ultimanete) pero bueno ten en cuenta que entra una valoración muy subjetiva por mi parte. Es un gran acierto que la incluyas en el blog porque tiene una calidad notable.

Von Kleist dijo...

Buenas Piru

Sigo pensando que el desenlace de la pelicula no terminó de agradarme, quizás por demasiado melodramático, y también porque la interpretación de Fiennes no daba más de sí. Pero en fin, ya se sabe, para gustos, colores.

Saludos