BIENVENIDO

Gracias por visitar este Blog.

Se pueden publicar comentarios en cualquier reseña. Para consultar reseñas antiguas, solo tienes que pinchar en "Listado Alfábetico de las películas del Blog".

Todos los comentarios serán contestados. Para plantear dudas, sugerencias o cuestiones puedes enviar un e-mail a: sgmcine@hotmail.com

Actualmente hay 349 reseñas publicadas.

lunes, 29 de junio de 2009

Ataque Fuerza Z (Attack Force Z)

Ataque Fuerza Z (1982)

La acción nos sitúa en 1945.Un pequeño comando australiano, perteneciente a la Fuerza Z de operaciones especiales y liderado por el Capitan Kelly (Mel Gibson), desembarca en una isla china del Pacífico ocupada por los japoneses. Su misión será infiltrarse en la jungla para rescatar a los dos supervivientes de un avión aliado que se ha estrellado en la isla o confirmar la muerte de estos, ya que uno de ellos es portador de un secreto de vital importancia para poner fin a la guerra. La misión del comando pronto se complica cuando son descubiertos por los japoneses, quienes no dudarán en atemorizar a la población local para capturar a los supervivientes del avión y eliminar a los miembros del comando.

Ataque Fuerza Z es una curiosa coproducción de bajo presupuesto australiano – taiwanesa, basada en las acciones de un comando integrante de dicha unidad, (que existió realmente) aunque en este caso, relate una misión ficticia. Lo más destacable de esta película, es la presencia en el reparto del por aquel entonces ya emergente actor australiano Mel Gibson (que ya había protagonizado la éxitosa Mad Max e iba a comenzar rodar otro film bélico como Gallipoli) y del neozelandés Sam Neill. Aparte de eso, la película tiene muy poco que ofrecer, ya que tanto por su modestia de medios como por su escasa calidad por momentos parece una producción de serie B. La historia es bastante convencional y está contada con poca imaginación, el guión resulta de lo más previsible que uno pueda imaginar y el desarrollo de los personajes brilla por su ausencia, resultando bastante planos. Las escenas de acción no pasan del aprobado en el mejor de los casos, y la impresión de estar ante un producto de Serie B se ve reforzada por la presencia en el reparto de un actor Taiwanés experto en artes marciales que ejecuta varias exhibiciones de golpes frente a los incautos soldados japoneses, que naturalmente caen como moscas ante los miembros del comando.

Por lo demás, hay poco que comentar. Como en otras producciones australianas, el retrato que se ofrece de los japoneses es bastante negativo, mostrándolos como unos sádicos torturadores sin escrúpulos, lo cual no deja de tener su parte de veracidad histórica, pero sorprende por su tono excesivo. Al menos es de agradecer que, gracias a lo ajustado del metraje (90 minutos), la película no se haga demasiado larga; y también es de reseñar su ausencia de pretensiones más allá de entretener del espectador, cosa que consigue, en mi opinión, solo a medias. En cualquier caso, no deja de ser curioso ver la actuación del jovencísimo Gibson en un papel que se ajustaba al perfil interpretativo de los inicios de su carrera, pese a que el actor no brilla mucho debido a las evidentes limitaciones del guión.

En resumen, “Ataque Fuerza Z” aunque sea una producción de interés marginal, no deja de tener su gracia por aquello de ver a la futura gran estrella australiana en una producción modesta. Un film ideal para desconectar las neuronas en una tarde de laxitud dominical.

Calificación: 4/10

9 comentarios:

Major Reisman dijo...

Buenas

Corrígeme si me equivoco, pero esta me suena que la pusieron en los primeros tiempos de Angustias-3 o de Telahinco, cuando compraban películas de saldo. Si no recuerdo mal salían un puñado de chinos masacrando japoneses que cargaban a lo Banzai. Haré caso a tu consejo y me la veré en un summer sunday a la hora de la siesta.

Un saludo

Von Kleist dijo...

Hola Reisman

Pues sí, si no me equivoco esta fue una de esas películas que daba telecinco en sus inicios de emisión. La verdad es que sorprende mucho que Gibson, que por aquel entonces ya había participado e iba a participar en proyectos de renombre, se prestara a protagonizar este film. Ignoro si lo hizo por motivos patrioticos (porque desde luego, había que echarle narices) o por compromisos comerciales; aunque al menos también puede presumir que lo hizo junto a Sam Neill.

Saludos

Gewehr 43 dijo...

Vi esta peli hace dos dias y la verdad me parecio el tipico film belico echo con cuatro duros y sin un minimo sentido del ritmo. Por lo menos yo me aburri muchisimo.

No se, esperaba la tipica peli de videoclub medianamente potable: un buen monton de tiros, explosiones, japos malo malisimos, lucha en la jungla..., y salvo por lo de los japos retratados como villanos (cosa que por lo demas se merecen ser retratados asi, por como se comportaron en la guerra tanto con los civiles como con los prisioneros), vi una peli de lo mas sosa.

Por cierto Von Kleist, ¿sabes si las metralletas M3 con silenciador que se ven en la peli, las solian utilizar realmente los comandos britanicos y de la Commonwealth?.
¿O fue algo que se sacaron de la manga los productores?.
Yo creia que durante la guerra habian utilizado sobre todo metralletas Thompson y Sten.

Un saludo.

Gewehr 43 dijo...

Por cierto se me olvido comentar un fallo de la pelicula.
En el tiroteo final se ve a los japoneses disparando con una ametralladora norteamericana Browning.
Se ve que los productores no pudieron o no quisieron buscar la alternativa japonesa a esa arma como la ametralladora ligera tipo 99 o la ametralladora pesada tipo 3.

Un saludo.

Von Kleist dijo...

Buenas Gewehr

No habia apreciado el error de ambientación que mencionas, pero bueno, siendo una producción casi de Serie B, en cierto modo es normal que se den ese tipo de fallos. Aun recuerdo una película en la que se veia a los soldados japoneses ¡armados con subfusiles MP-40!. Vamos, que errores de esos, los hay peores.

Saludos

Anónimo dijo...

No merece la pena.

Olvídenla.

Von Kleist dijo...

Buenas anónimo

Al menos, ver al joven Mel Gibson en un papel de sus inicios, tiene su punto de interés. Por lo demás, ciertamente no pasará a la historia de Septimo Arte.

Saludos

Wittmann dijo...

Hola Kleist.

Pues no es andar muy desencaminado en el balance general de esta película el poner la nota en el joven Gibson.

La trama no dejan de ser un cúmulo de circunstancias que, en mi opinión, ya apuntan maneras de fracaso: un comando de élite australiano formado por un variopinto grupo de hombres, a los que se suma un karateka nativo, en una lucha con un grupo de japoneses que no se sabe muy bien si son soldados o qué. Todo ello unido a una pléyade de errores (¿existía la Browning japonesa?) que hace que sobren los calificativos.

Por lo tanto, estoy plenamente de acuerdo con ese suspenso categórico. El consuelo para los productores puede residir en que hay cosas peores...

Von Kleist dijo...

Buenas Wittman

Totalmente de acuerdo, este es un producto de Serie B, que bordea en demasiados momentos la serie Z. Y es una pena porque lo exótico de los paisajes y de una parte de la historia poco trillada (la participación australiana en el conflicto) daban para una película al menos, maja. Habrá que esperar.

Saludos