BIENVENIDO

Gracias por visitar este Blog.

Se pueden publicar comentarios en cualquier reseña. Para consultar reseñas antiguas, solo tienes que pinchar en "Listado Alfábetico de las películas del Blog".

Todos los comentarios serán contestados. Para plantear dudas, sugerencias o cuestiones puedes enviar un e-mail a: sgmcine@hotmail.com

Actualmente hay 358 reseñas publicadas.

miércoles, 3 de diciembre de 2008

Los Falsificadores (Die Fälscher)

Los Falsificadores (2007)

La historia comienza en Berlin, en 1936, cuando Salomon Sorowitsch (Karl Markovics), judío y uno de los mejores falsificadores de moneda de Europa es detenido e internado en un campo de concentración de Sachsenhausen. Tras unos meses en los que Sorowitsch se las ingenia para sobrevivir realizando trabajos para los guardianes alemanes, será reclutado junto con otros expertos en la falsificación de documentos para una misión secreta. Bajo la atenta supervisión del oficial de la SS Friedrich Herzog, Sorowitsch y sus compañeros tendrán el objetivo de lograr falsificaciones perfectas de las libras esterlinas británicas, que los nazis planean usar para colapsar la economía británica. Los éxitos de Sorowitsch con la falsificación de la libra toparán, no obstante, con la oposición de uno de los miembros del equipo de falsificadores judíos, Adolf Burger, quien se opone a colaborar con los nazis e intenta sabotear la fabricación de moneda falsa por todos los medios.

A estas alturas, resultaba extraño que los hechos que rodearon a la “Operación Bernhard” una de la más extraordinarias operaciones secretas de la II GM, no hubieran sido llevados al cine. Finalmente ha sido esta producción austriaca, inesperada ganadora del Oscar de 2008 a la mejor película extranjera, la que se ha encargado de hacerlo. Bajo la dirección de Stefan Ruzowitzky, y basándose en las memorias escritas por el propio Adolf Burger, la película desgrana los hechos reales que dieron lugar a una de las mayores falsificaciones monetarias de la historia, a la vez que describe el drama personal de los judíos empleados en tales tareas.

He de reconocer que “Los Falsificadores” ha supuesto una relativa sorpresa para mi, ya que tanto por tratarse de una producción austriaca, como por algunas críticas que habia leido antes de visionarla, me esperaba un film mucho más aburrido, de estructura plana y desarrollo gris. Pero en vez de ello, me he encontrado con una pelicula que ofrece una una historia bien contada y desarrollada con pulso, asi como con una notable ambientación y puesta en escena. Además se apunta con acierto la cuestión del dilema moral que atormenta a los protagonistas ¿colaboración o supervivencia?, ¿pragmatismo o integridad moral?; dilema que es desarrollado eficazmente a lo largo de la pelicula, mediante la contraposición de los caracteres de Burger y Sorowitsch. Todo ello sustentado, además, en unas muy buenas actuaciones del elenco de actores, especialmente por parte del protagonista Karl Markovics, que compone un sólido papel como el falsificador, tahur y oportunista Sorowitsch.

También es cierto que, pese a sus virtudes, “Los Falsificadores” no destaca especialmente en cuanto a planteamiento, estructura argumental (que se ciñe a los hechos) u originalidad, y que gran parte de lo que cuenta ya ha sido mostrado antes con mayor maestria en otros títulos sobre el Holocausto. En otras palabras: “Los Falsificadores” es un interesante testimonio histórico-cinematográfico, aunque no llega a la talla de gran película. En cualquier caso, merece la pena verse.

Calificación: 6,5/10

12 comentarios:

Steiner dijo...

Kleist:

Aún la tengo pendiente. Espero poder darte mi opinión en breve.

Un completo comentario.

Steiner :-)

Strategos dijo...

Hola, soy Jesús López de Uribe, de 'Manu Militari' y 'The Blogolist'. Te he 'tagueado'. Pincha aquí y sabrás qué hacer.

Major Reisman dijo...

Buenas

La verdad es que disfruté con esta película. Otro personaje que me gustó fue el del SS Sturmbannführer Herzog, como el típico trepa que se aprovecha de las circustancias, (la pena es que no le hicieran terminar como ocurrió con el personaje histórico en el que está basado: Bernhard Krüger). Y también me gustó mucho la escena final en la playa y la frase final del protagonista (No la digo por no jorobar la película).

Un saludo

PD: El enlace de la operación Bernhard no funciona

Von Kleist dijo...

Buenas y Gracias por los comentarios

Steiner, como siempre me alegro de haber sido fuente de nuevos descrubrimientos filmicos para ti, a ver que te parece.

Reisman, a mi también me gustó el personaje de Herzog, porque se aparte del tópico del nazi "malo, malísimo" para dibujar un personaje mas complejo y matizado. Supongo que el hecho de que se trate de una producción austriaca ha ayudado a huir del tópico.

Por cierto que la frase final en la playa es de "chapeau" y pone una adecuada guinda al desenlace de la historia. Como apunto en la reseña, es una película más que digna, aunque no sobresaliente.

Saludos

kike dijo...

Mu gusto la peli. Interesante la historia q desconocia completamente.
Mi puntuacion: 7/10.
Gracias

Von Kleist dijo...

Buenas Kike

Pues sí, un nuevo caso de esos en los que la realidad supera a la ficción.

Saludos

Santi dijo...

Buscando un artículo en el que esté de acuerdo con su opinión, Von Kleist, me he topado con esta, ¡por fin! :D No sé lo merecido que estuvo el Oscar aquel año pues no vi ninguna de las otras 4 nominadas, pero "Los Falsificadores" es una buena película, no sé si tanto como para llevarse una estatuilla pero buena al fin y al cabo.

Es interesantísimo el dilema moral propuesto en la cinta, el personaje de Adolf Burger es pieza clave para presentar la dicotomía y el final está muy bien resuelto. Técnicamente la película es correcta en el amplio sentido de la palabra (de nuevo como en "El Niño con el Pijama de Rayas") y no llega a destacar precisamente por nada en concreto. Eso sí, apoteósico Karl Markovics.

¡Un saludo Von Kleist!

Von Kleist dijo...

Buenas Santi

Poco más que añadir, aunque respecto a lo de discrepar, creo que eso es lo bonito del cine y de la vidad: la diversidad.

Saludos

Paulus dijo...

¡Hola von Kleist!

He disfrutado mucho de la película en aquellos puntos que tu refieres en el comentario a la perfección. Al margen del contexto histórico o del bando, la situación que debe vivir un prisionero de un campo de concentración no debe ser muy distinta: ora la colaboración en orden a la supervivencia, ora la insurgencia discreta con peligor de muerte. Son las dos caras de una misma moneda que Sorowitsch y Burger reflejan a la perfección. Además, la maquinaria de falsificación se recrea muy bien. Ello es lo que hace de esta una gran película en comparación con "El niño del pijama de rayas" que no es sino una secuencia de imágenes vacía de contenido.

Pero ahí se terminan los elogios. Por lo demás lo que observamos a todas luces es una perversión de lo que se pueda reputar un reflejo serio de la historia. Se busca, y lo diré siempre, azuzar las heridas (ciertas o no) de la historia pero siempre en un sentido, pues al incidir en otros aspectos, como en "El hundimiento", llueven críticas a raudales acusadoras de maniqueísmo y de teorías exculpatorias. El hecho de que se hagan más películas en el sentido más próximo a unas sensibilidades no les da legitimación histórica. ¿Y donde se ven estas situaciones en la película?

En primer lugar, se refleja al oficial al mando de Herzog casi como una bestia. Cuando golpeaba a un prisionero judío al grito de "¡Judío, judío!" y expeliendo saliva por la boca se asemeja más a un monstruo que a un humano. Sin comentarios.

Por otra parte, desde el comienzo hasta el fin se ven los prisioneros de Sachsenhausen por doquier. Pero hay algo extraño: todos son judíos. Me parece desde siempre una aberración que se le denomine Holocausto judío y ello se refleje en esta película. En Sachsenhausen había multitud de gitanos, pero no se ve ni el primero en el film. La muerte de una persona no vale más por ser de una u otra condición. Además en Sachsenhausen no había cámaras de gas ni crematorios. Y en la película hay una escena en la que sus protagonistas observan el humo de uno.

Una historia de fondo muy buena, pero que se utiliza para justificar otros hechos muy distintos y controvertidos. Esa es mi conclusión.

Un saludo.

Von Kleist dijo...

Buenas Paulus

Es muy cierto lo que dices respecto a la focalización del Holocausto en los judios, pero bueno, es comprensible porque fueron con diferencia, el colectivo más afectado por la persecución nazi.

En cuanto a la demonización del personaje de Herzog, creo que es cierto a medias. Es verdad que a veces se echa en falta algún matiz más a la hora de describir este tipo de personajes, pero también es verdad que los oficiales y guardas de los campos de concentración solían ser nazis muy imbuidos de la ideología de odio y desprecio racial hacia los judios.

Saludos

Anónimo dijo...

>>>no hubieran sido llevados al cine>>> (V.K.)

Pero... ¿no había un filme británico, en blanco y negro, allá, en los cincuenta, en el que al final se enterraban las cajas herméticas en el lago Leman?

Pedro Rey

Von Kleist dijo...

Buenas Pedro

Desconozco la película que mencionas, pero puede ser, hubo muchas producciones británicas de los años 50 sobre la II GM que apenas tuvieron difusión fuera de Reino Unido. Gracias por el apunte.

Saludos