BIENVENIDO

Gracias por visitar este Blog.

Se pueden publicar comentarios en cualquier reseña. Para consultar reseñas antiguas, solo tienes que pinchar en "Listado Alfábetico de las películas del Blog".

Todos los comentarios serán contestados. Para plantear dudas, sugerencias o cuestiones puedes enviar un e-mail a: sgmcine@hotmail.com

Actualmente hay 358 reseñas publicadas.

viernes, 23 de noviembre de 2007

Infierno en las Nubes (Flying Leathernecks)

Infierno en las Nubes (1951)


La acción comienza a principios de 1942. Una escuadradilla aérea de los marines, la VMF-247, recibe a su nuevo comandante el mayor Dan Kirby (John Wayne) quien ha sido nombrado en detrimento del segundo oficial de la misma, el Carl Griffin (Robert Ryan). El mayor Kirby es un partidario del apoyo aereo cercano a las tropas de tierra, por lo que la escuadrilla es enviada a combatir a Guadalcanal, donde americanos y japoneses se disputan el control de la isla en encarnizados combates por tierra, mar y aire. Pronto, las duras condiciones de combate en Guadalcanal harán que los caracteres de Kirby y Griffin choquen, ya que la muy estricta disciplina de Kirby no es entendida por su segundo, pese a lo cual, Kirby está decidido a hacer combatir a sus hombres hasta la extenuación.

A principios de los años 50, en plenos albores de la “Guerra Fria” muchos estudios de Hollywood decidieron volver la vista atrás, hacia al reciente conflicto mundial, para ensalzar los valores del ejército norteamericano a través de sus filmes bélicos (seguramente, la escalada bélica en Corea tuvo su parte de culpa en esto). En esta película el actor que más veces encarnó al heroe americano por excelencia, John Wayne, es el típico jefe de unidad aparentemente duro e impertubable ante la muerte de sus subordinados, pero en el fondo de gran corazon y que lamenta cada baja entre sus hombres como algo propio.

A partir de ahí, el argumento discurre por los senderos previsibles, con algunas escenas de combates aereos que vienen a recrear las incursiones aereas contra los japoneses en la batalla de Guadalcanal. Lamentablemente, se ve que el presupuesto destinado a los efectos visuales no daba para mucho, por lo que las escenas de combates aereos se reducen a un primer plano de la cabina y piloto, alternándose con multitud de escenas sacadas de documentales reales en color, que se intercalan con algún que otro fallo de continuidad de la acción. Al menos son de agradecer algunas tomas filmadas en las que se aprecian que los aviones usados son auténticos F4 Wildcats y F4U Corsairs (cosa que tampoco era excesivamente difícil, ya que este film se rodó apenas 5 años después del final de la guerra). También se entremeten algunas escenas familiares, afortunadamente breves, que la verdad, no aportan gran cosa.

En el apartado interpretativo, John Wayne está en su linea, con un papel bastante plano al que no le saca demasiado partido y el coprotagonista, Robert Ryan tampoco pasa de discreto. Pero en realidad, tampoco el guión profundiza demasiado en el carácter de los personajes (tenemos al típico mando “duro” frente al buenazo o “flexible” y punto) y en eso la historia resulta tan plana como en todo lo demás.

Desde luego no puede decirse que “Infierno en las nubes” sea una película especialmente memorable y si encima como colofón me ponen el típico plano de la bandera norteamericana izándose en el mástil de turno… me dejan más frio que un iglú. Pasable en el mejor de los casos.

Calificación: 4/10

10 comentarios:

Steiner dijo...

Kleist:

Cieto que no pasa de ser una más entre muchas películas sólo pasables como bien dices. Está llena de tópicos como el enfrentamiento entre el oficial duro por fuera y humano en el fondo con el otro prototipo de mando que confraterniza con la tropa hasta que realmente le toca a él tomar las decisiones.

Además es totalmente previsible en muchas de sus partes como en el cambio de actitud de Robert Ryan que acaba por comprender a Wayne y a admirarlo como jefe. También se ve venir que algunos pilotos van a morir como el cuñado de Robert Ryan.

En fin, el poco interés que tiene se reduce a la ambientación.

Saludos

Steiner dijo...

Ah, se me olvidaba mencionar al "consiguelotodo" del sargento mecánico, otro estereotipo que aparece en muchas otras películas.

Otro saludo

Von Kleist dijo...

Buenas Steiner

Acertadísimo en tus apuntes, concuerdo totalmente contigo en que lo peor de esta peli es lo absolutamente sobado, manido y previsible que resulta todo casi desde el principio. Y como no, los "enemigos" Griffin y Kirby, al final, tan amigos...

Saludos

profeballa dijo...

existe una película buena de John Wayne?

saludos

Major Reisman dijo...

Buenas

Buen comentario Kleist. Realmente un título del montón. Al parecer la película está mal hecha a posta. La pasta la ponía Howard Hughes y quería un éxito del tipo "Arenas de Iwo Jima" por lo que supuso que con John Wayne tendría bastante. Pero metió a Nicholas Ray en la dirección y ese fue su error. Ryan se llevó mal con Wayne desde el principio por motivos políticos, así que parece ser que la forma de pelearse fue permitir que Wayne sobreactuara y dejar que la película se llenara de topicazos patrioteros. (el plano del piloto yanqui muriendo en la carlinga es un clásico del topico)

Parece que lo consiguió.

Por cierto, creo que el mejor personaje de la pelí es el que ha señalado Steiner: el sargento "manitas" (Jay C. Flippen)

Y contestando a la pregunta de profeballa, en mi opinión varias. "El hombre tranquilo" es la mejor de ellas.

Un saludo

Von Kleist dijo...

Hola a todos y gracias por los comentarios.

Profeballa, en relación a tu pregunta, creo que John Wayne sí que tiene alguna que otra película buena ("El hombre tranquilo", o por ejemplo en el género bélico "El día más largo") lo que pasa es que un actor con más de 150títulos a sus espaldas necesariamente ha tenido que participar en algun que otro bodrio.

Reisman, la verdad es que no conocía el trasfondo que había detras del rodaje, con el enfrentamiento de Wayne con el director, pero la verdad es que aun con el mejor director del mundo opino que el guión no daba para mucho más. De todos modos, si realmente hubo ese "sabotaje" intencionado, desde luego se logró el objetivo.

Saludos

zeitzler dijo...

el filme hubiera sido BUENO si se hubiera profundizado mejor el binomio oficial duro-flexible tal y como se hizo (hay que reconocer que no mucho, pero muy bien para la epoca) en almas en la hoguera. Pero claro, con la vendetta director-wayne y con la pasta de Hughes (que dejaba muy claro la clase de películas que quería) no se podía esperar otro casablanca. Creo que algún listillo debió de pensar eso de combinar escenas de documentales para ahorrar centavos.

Von Kleist dijo...

Buenas Zeitzler

Es verdad que el film hace aguas por demasiados lados para resultar memorable. Al menos, nos queda una buena fotografía en color y el uso de los verdaderos aviones de la II GM, que ofrecen algunos bellos planos de vuelo.

Saludos

juan dijo...

Dejando de lado los comentarios anteriores, y refiriendonos al personaje "consigelotodo", en todo servicio militar, siempre hay un personaje que es como el humo, se mete por todos lados y es capaz de conseguir cualquier cosa. En mi país, en nuestras fuerzas militares le llamamos el "jabon Ace"

Von Kleist dijo...

Buenas Juan.

Ciertamente, el personaje del suboficial "consiguelotodo" se ha convertido en un personaje clásico, y hasta tópico, dentro del género bélico. En ese sentido me gustó mucho el que aparece en la película sobre la I GM "Largo domingo de noviazgo", capaz de encontrar chocolate caliente incluso en la más humeda de las trincheras del frente occidental.

Saludos