BIENVENIDO

Gracias por visitar este Blog.

Se pueden publicar comentarios en cualquier reseña. Para consultar reseñas antiguas, solo tienes que pinchar en "Listado Alfábetico de las películas del Blog".

Todos los comentarios serán contestados. Para plantear dudas, sugerencias o cuestiones puedes enviar un e-mail a: sgmcine@hotmail.com

Actualmente hay 357 reseñas publicadas.

jueves, 28 de octubre de 2010

Anónima: una mujer en Berlin (Anonyma, Eine Frau in Berlin)

Anónima, una mujer en Berlin (2008)

La historia comienza en Berlin, en Abril de 1945. Mientras las tropas sovieticas libran los últimos y encarnizados combates por hacerse con el control de la capital alemana, para miles de civiles alemanas, comienza un calvario debido a la ola de violaciones que desatan los soldados del Ejercito Rojo contra las mujeres alemanas que caen en sus manos. Una de estas jóvenes mujeres anónimas, tras sufrir en sus propias carnes las vejaciones de los soldados rusos, se encargará de narrar los hechos que sucedieron en aquellos peligrosos dias que precedieron el final de la guerra.

Desde el 20 de abril hasta el 22 de junio de 1945, bajo la escasa luz que le proporcionaba una vela de sebo, una joven periodista alemana registró meticulosamente en un cuaderno las peripecias diarias que tanto ella como otros supervivientes civiles vivieron durante los primeros días de ocupación rusa de Berlin. Este cuaderno de vivencias sirvió de base para el libro Eine Frau in Berlin (“Una mujer en Berlin”) que apareció publicado en lengua inglesa en 1954. En este libro, la autora desgranaba la ola de abusos sexuales indiscriminados cometidos por los soldados soviéticos contra las mujeres alemanas que permanecían en las ruinas de Berlin cuando la ciudad fue conquistada por las tropas rusas en Abril de 1945. Sin embargo, el libro no se limitaba a narrar dichas atrocidades cometidas por los rusos, sino que también mostraba la actitud de muchas mujeres alemanas que aceptaron alternar con los ocupantes a cambio de alimentos, protección e incluso para obtener comodidades en los peores días de la posguerra. Por tanto, no es de extrañar que al aparecer publicada en 1959 la edición alemana del diario, se desatara en Alemania una viva polémica respecto al contenido del mismo, ya que los recuerdos de la guerra aun estaban demasiado frescos en la memoria colectiva alemana. Esto hizo que la autora del diario decidiera no revelar su nombre y permanecer definitivamente en el anonimato, dando instrucciones para que su identidad no fuera revelada, incluso después de su fallecimiento, acaecido en el año 2001. Pese a ello, en 2003 se supo que la autora era Martha Miller, una periodista que habia estudiado en la universidad de la Sorbona.

Prueba de que el tema aun sigue siendo candente en Alemania es que ha habido que esperar hasta el año 2008 para que el texto de Una mujer en Berlin fuera adaptado al cine. La adaptación, financiada con capital alemán, corrió a cargo del director Max Färberböck quien también se encargó de preparar el guión del film, en calidad de coguionista del mismo.

Entrando a valorar la pelicula, hay que decir que este tiene un arranque bastante intenso, que muestra la confusión de los civiles que se ven atrapados en medio de una furiosa batalla, un comienzo sazonado con unas eficaces y realistas escenas bélicas que dotan de mucha fuerza a ese primer tramo del metraje. Tampoco están mal las escenas que muestran el inicio del contacto entre la población alemana y los soldados rusos, y el realismo sobrio que, sin caer en la truculencia, muestra como se producían las violaciones de las mujeres alemanas a manos de los soldados sovieticos. Igualmente habría que destacar la cuidada reconstrucción de los escenarios que recrean el Berlin derruido de los últimos días de la guerra, una labor de ambientación que resulta bastante convincente en pantalla.

Ahora bien, no todos los aspectos del film resultan igual de positivos. Como puntos débiles habría que reseñar en primer lugar que a la pelicula, en conjunto, le falta intensidad dramática para conmover realmente al espectador. Todo se cuenta desde una perspectiva deliberadamente equilibrada y sobria, pero lo que cuenta no llega a traspasar la fibra sensible del espectador. Quizás porque al final todo resulta demasiado académico en el plano narrativo, echándose en falta algunas gotas de humor o de tragicomedia que aligeren la carga dramática de la narración. Además, las distintas subtramas que se introducen para acompañar el hilo narrativo principal (como la del jóven soldado alemán que se esconde de los rusos, o el matrimonio maduro que ve su casa ocupada por un soldado ruso casi adolescente) no terminan de estar bien desarrolladas, ni aportan gran cosa a la historia de la protagonista, más allá de su carácter anecdótico. 

En cualquier caso, hay que reconocer que “Anonima…” es una pelicula bastante valiente al retratar unos hechos que muchos han querido guardar en el olvido, y que expone con honestidad y pulcritud formal una historia no exenta de interés. Se trata en definitiva de una película, no de sobresaliente en cuanto a su calidad cinematográfica, pero de indudable interés humano e histórico, siendo uno de esos títulos encargados de recordarnos la otra cara de los conflictos bélicos, la de las víctimas civiles.

Calificación: 6/10

15 comentarios:

Piru dijo...

Tiene buena pinta esa parte no tan retratada de la Batalla de Berlín y los días finales de la guerra.

Un saludo, seguimos por aquí aunque no tan asiduamente como me gustaría, me falta tiempo para todo!.

Heraldo dijo...

Pues sí: es muy buena la intención, pero creo que se pudo haber desarrollado mejor.

He dejado un comentario en La Batalla de las Ardenas y voy a escribir otro en Europa Europa.

Von Kleist dijo...

Buenas Piru

Te recomiendo que la veas si tienes ocasión, porque la parte bélica, aunque breve, es bastante apreciable, y la parte humana de la historia presenta interés. Creo que no te vas a arrepentir. Y espero que saques más tiempo para tu blog ;)

Buenas Heraldo. Efectivamente, la idea de partida es muy buena, pero al final -como suele ser la norma en el cine alemán- el desarrollo es demasiado convencional. Respecto a los otros comentarios, no te preocupes, me llega un e-mail de confirmación de comentarios. Paso a verlos.

Saludos

miquel zueras dijo...

Leí la novela cuando fue publicada por RBA y me pareció muy interesante. Desde luego debe ser una película sobre la posguerra alemana más cruda que "Berlin Express" o "El buen alemán". Saludos. Borgo.

Von Kleist dijo...

Buenas Miquel

No he tenido oportunidad de leer la novela original, pero por los comentarios que he visto, como suele ocurrir en las adaptaciones, al trasladarla a la pantalla se pierden matices. Pero por lo que se vé la pelicula es bastante fiel al espíritu del libro. En cuanto a la crudeza, hay que decir que sí tiene dosis de ella, pero sin caer en lo truculento.

Saludos

Guillermo de Almagro dijo...

Leyendo los conocidos libros sobre la caida Berlin, Beevor por ejemplo, o Max Hastings en "Armagedon", vemos un relato adecuado de la pelicula, las escenas de guerra si bien no son muchas son correctas. Lo destacable a mi entender es la actuacion de Nina Hoss en el rol principal, logra darle el punto adecuado que requiere el filme.
Como negativo la relacion que se plantea con el comandante ruso, una ambiguedad que creo que no se da en el libro, el cual no he leido, pero leere y hare un comentario con conocimiento de causa.
Me parecio una pelicula MUY BUENA.

Saludos

Von Kleist dijo...

Buenas Guillermo de Almagro

Ciertamente las escenas bélicas, pese a su brevedad, no están nada mal. En cuanto a la interpretación de Nina Hoss, concuerdo contigo en que resulta bastante creible su encarnación del personaje, y la evolución de este, desde la indignación inicial hasta el pragmatismo de tratar de hacer la situación lo más llevadera posible.

Yo tampoco he tenido ocasión de leer el libro en que se basa la historia, pero por las referencias que he visto, ciertamente el tema del comandante ruso está desarrollado en el film de una forma más ambigua que en el texto literario. Creo que se ha tratado de suavizar o hacer más amable el personaje para no demonizar en exceso a los rusos.

A ver si cuando tengas ocasión de leer el libro puedes confirmar este punto.

Saludos y gracias por el comentario.

Guillermo de Almagro dijo...

El de destacar el blog ya que los comentarios son siempre atinados, solo elogios para vos.
Respecto del libro, apenas lo lea lo comentare en este sitio.
Algo que no dije, hay subyacente en la pelicula una suerte de justificacion de lo que hacen los rusos por lo que les hicieron los alemanes en la invasion, se hacen varias veces referencia a esta situacion, como justificarlo y que los rusos no se vean tan "culpables" y siempre las realidades son mas complejas y no necesariamente esta situacion es un plan orquestado por los mandos sovieticos, fue una situacion que se les escapo de las manos, inclusive soldados y prisioneras sovieticas sufrieron violaciones.
Por otro lado esta situacion ya se habia dado en Prusia Oriental. con lo cual no era algo que no se hubiera podido preveer.
Finalmente, nuevamente felicitaciones por el blog.
Saludos argentinos

Von Kleist dijo...

Buenas de nuevo Guillermo

Un placer intercambiar comentarios con los blogeros del otro lado del Atlántico.

Como apuntabamos antes, quizás el tema estaba en que no se quiso demonizar excesivamente a los rusos para exculpar a los alemanes por los crímenes de guerra cometidos en la URSS. En cierto modo, es un peaje que había que pagar. Aunque, como acertadamente señalas, los rusos ya habían entrado a sangre y fuego en Prusia Oriental y habían desatado una ola de violencia en los territorios alemanes que iban ocupando. De modo que era previsible que esos hechos se repitieran en Berlin, y como dices, fue una situación que se les escapó de las manos a los mandos sovieticos.

Saludos desde España, y gracias por los elogios.

montefusco dijo...

En mi opinión la paranoia por evitar cualquier indicio de apología del 3er Reich debe explicar el extremo cuidado en presentar a los soviéticos como "victimarios provocados" o "victimas victimarias" (algo parecido a "La Caida" donde se introducen algunos comentarios racistas de Hitler o despectivos hacia el propio pueblo alemán, que no fueron dichos en el bunker). De todos modos no olvidemos los discursos de Ilya Ehrenburg, así q no creo que los altos mandos sovíeticos se hayan esforzado mucho en evitar lo que sería la humillación suprema a aquellos q se consideraban la "raza superior"

Von Kleist dijo...

Buenas montefusco

Opino como tu, que existe cierto temor en el cine alemán a dar pie a pensar que, si se demoniza demasiado al Ejercito Rojo, se hace una apología del nazismo. Típico ejemplo de componenda ideológica, que la verdad, resulta un poco absurda a estas alturas. Curiosamente, el cine sovietico también se cuidó mucho de mostrar los horrores del nazismo en sus películas de los años 50 a 70, porque en aquella época la RDA era parte del bloque comunista, y no se querian remover mucho esos temas.

Saludos

Von Kleist dijo...

Buenas montefusco

Opino como tu, que existe cierto temor en el cine alemán a dar pie a pensar que, si se demoniza demasiado al Ejercito Rojo, se hace una apología del nazismo. Típico ejemplo de componenda ideológica, que la verdad, resulta un poco absurda a estas alturas. Curiosamente, el cine sovietico también se cuidó mucho de mostrar los horrores del nazismo en sus películas de los años 50 a 70, porque en aquella época la RDA era parte del bloque comunista, y no se querian remover mucho esos temas.

Saludos

Paulina Elizabeth dijo...

Se ve bastante interesante. Me fascina el cine de la segunda guerra, y esta en especial llamó mucho mi atención. Veré si la puedo conseguir para verla a la prontitud. Me imagino que como es cine alemán es un poco más difícil de conseguirla.

Gracias por compartir.

ALOMA69 dijo...

El libro en el que se basa la película es el mejor libro que ha caído en mis manos jamás.
La autora del libro era una mujer muy inteligente y valiente, la autenticidad del relato hace que sea muy difícil una adaptación cinematográfica, en la cual es imposible meter todo el material que contiene el libro ya que esa autora anónima se cuestiona absolutamente todos los aspectos de su vida y de la vida en general, siempre bajo la tremenda presión del momento histórico.
Como bien apuntas en el film la ambientación y el arranque son lo mejor, igual que los actores muy bien escogidos para sus papeles, a destacar la actriz principal y el actor que interpreta a Anatol, pero después las tramas poco tienen que ver con las del libro y el tema principal es el hambre y la supervivencia y la película lo pasa por alto al centrarse únicamente en las violaciones.

Estupendo blog, felicidades!

Martellso dijo...

Una extraordinaria película que aborda un tema muy poco tratado en el cine, las atrocidades de las tropas soviéticas que entraron a Berlín, pues prácticamente todo el cine bélico que vemos hoy día, está orientado a alabar a los “héroes americanos” y cuando se trata de mostrar algo ya con más contenido dramático se echa mano al holocausto, y entonces vemos respetables judíos de abrigo y sombrero, que viven en cómodas casas y cuyas hijas estudian piano o violín caminando resignados hacia una estación de trenes donde a punta de ladridos de perros son embarcados en vagones para ganado, camino a los hornos crematorios. Pero, jamás se nos ha mostrado la otra cara de la medalla, la barbarie de los “salvadores de la humanidad”, los aliados que se repartieron Europa como un feudo. En esta película, hecha con seriedad y basada en el diario de una desconocida periodista y fotógrafo, que por muchos años fue prohibido en Alemania por considerarse que iba en contra de la dignidad de la mujer alemana, no encontraremos a soviéticos comedores de niños ni a soldados mongoles llevándose los grifos para tener agua en sus remotas tierras, ni a castas y puras doncellas alemanas muriendo resignadas para salvar su honra y así irse a los cielos, ni mucho menos violaciones explícitas, solo las vivencias relatadas en primera persona por una mujer, cuyo nombre no conocemos nunca, cuyo marido soldado de la wermacht, orgulloso y confiado partió a frente en pos de la victoria final, mientras ella se queda en Berlín. Allí sabrá lo que es vivir contantemente hacinada en refugios, allí verá barrios enteros destruidos, conocerá el hambre en su más sublime expresión y también deberá sufrir en carne propia las vergonzosa vejaciones sexuales a las que los soldados soviéticos sometieron a las mujeres berlinesas…Esta bella mujer sin nombre, anónima para muchos, sufre estoicamente una y otra violación hasta que decide escoger a su violador, un correcto comandante de uno de los batallones que ocupaban la ciudad, así estará protegida y no le faltará comida. Pero, un buen soldado soviético, ¿puede amar, puede ser correcto y caballeroso?
.