BIENVENIDO

Gracias por visitar este Blog.

Se pueden publicar comentarios en cualquier reseña. Para consultar reseñas antiguas, solo tienes que pinchar en "Listado Alfábetico de las películas del Blog".

Todos los comentarios serán contestados. Para plantear dudas, sugerencias o cuestiones puedes enviar un e-mail a: sgmcine@hotmail.com

Actualmente hay 358 reseñas publicadas.

viernes, 29 de febrero de 2008

Un taxi para Tobruk (Un taxi pour Tobruk)

Un taxi para Tobruk (1960)

La acción se sitúa en el Norte de África, a finales de 1942. Tras una incursión de los comandos aliados contra las instalaciones alemanas en Tobruk, un grupo de cuatro soldados franceses supervivientes se interna en el desierto para volver a sus lejanas posiciones en El Alamein. Sin embargo, cuando su vehículo se estropea, no tendraán otro remedio que caminar por el desierto. Casualmente topan en su camino con una patrulla alemana a la que eliminan, capturando su vehículo y a un prisionero, un oficial alemán, el capitán Stiegel. Pese a que la relación de este con sus captores se inicia con desconfianza, a lo largo del peligroso camino de regreso acabará por nacer un sentimiento de camaradería entre todos los integrantes del grupo.

Nacida como coproducción europea, con capital esencialmente frances “Un taxi para Tobruk”, supone un curioso (por temprano) alegato antibelicista, en una época, como los años 60, en la que el cine bélico era más dado a reflejar la épica de la guerra que a mostrar sus miserias. Con un planteamiento argumental que me recordó mucho al clásico del género belico “Sahara” la película nos muestra una historia convencional, aunque bien llevada, con el tema central de la natural fraternidad humana como eje. En general el desarrollo de la historia resulta algo lento, aunque los personajes, bien dibujados, consiguen dotar de mucha humanidad a la historia. El principal fallo es que la ausencia de acción hace que el metraje (de solo hora y media) parezca más largo de lo que es, aunque esto se suple en parte con unos diálogos no sobresalientes, pero sí bien elaborados y naturales. Un aspecto que no me gustó mucho es que la amistad entre el alemán y sus enemigos surge de forma un poco injustificada, aunque dado es escaso metraje supongo que no podía desarrollarse más en profundidad la evolución de los personajes.

La crítica antibélica se hace especialmente patente en el desenlace final del film, el cual resulta bastante “Remarkiano” (lo digo por el autor de “Sin Novedad en el Frente”). La ambientación del desierto resulta adecuada, asi como en cuanto al material bélico; y aunque aparecen algunos vehículos no adecuados a la época, también se aprecian algunos verdaderos, por lo que puede considerarse aceptable. El reparto está bastante correcto, especialmente el actor que interpreta al típico sargento gruñón pero entrañable.

En resumen, “Un taxi para Tobruk” resulta una película medianamente entretenida y con un aseado apartado artístico. Quizás en conjunto resulta un poco lenta y convencional, pero opino que merece al menos un visionado.

Calificación: 5,5/10

martes, 26 de febrero de 2008

Directos al infierno (Straight into Darkness)

Directos al infierno (2005)

La acción nos sitúa en Francia, en algún momento de 1944. Dos desertores norteamericanos, los soldados Deming y Losey, logran escapar de la policía militar al ser atacado el jeep que los trasladaba a prisión. Tras deambular un tiempo por los bosques, llegan a un edificio que parece abandonado buscando refugio. Pero una vez alli, descubren que no están solos, sino que el edificio está habitado por una pareja de franceses a cuyo cuidado está un grupo de niños huerfanos, dispuestos a luchar contra los alemanes, que no tardan en aparecer frente a su refugio en busca de algo que se esconde en el orfanato.

En los últimos tiempos, ha surgido una cierta corriente de producciones de bajo presupuesto que han fijado su atención en el género bélico, y concretamente en la II GM. En esta linea, se pueden mencionar títulos como “Saint and Soldiers” o “El último Asalto”, títulos con ciertas pretensiones pero pocos medios. En el caso de “Directos al infierno”, nos encontramos con más de lo mismo: cine de ideas tan escasas como su presupuesto económico.

En ese sentido, no puede decirse que esta producción haga gala de una excesiva imaginación para suplir la falta de medios, ya  que para intentar darle profundidad al relato, recurre a un efectismo visual del malo, mezclando imágenes alucinatorias y recuerdos distorsionados del protagonista, (atormentado-¡que sorpresa!- por haber masacrado por error a un grupo de civiles con un lanzallamas). Por supuesto, en todo esto la película no ofrece nada que no se haya visto con anterioridad ni especialmente original. Pero es que además, el guión hace aguas por todas partes. La historia de los niños huérfanos luchando como soldados experimentados sonroja al mas pintado, y por si fuera poco, el guionista se saca de la manga una “sorpresa” que esconde el edificio (unos cuadros supuestamente valiosos que los alemanes buscan), la cual resulta tan pintoresca como absurda.

Por lo que respecta a la acción, más bien escasa, no pasa de algún tiroteo con las tropas alemanas, incluyendo un tanque (supuestamente, un panzer alemán) que tiene un aspecto de maqueta de cartón piedra… en fin que podriamos seguir enumerando la lista de defectos de esta película, pero creo que no merece mayor comentario. Se trata de un auténtico bodrio infumable.

Calificación: 2/10

domingo, 24 de febrero de 2008

Escuadron 332 (Tuskegee Airmen)

Escuadron 332 (1995)

La acción comienza en 1942. A título experimental, las Fuerzas Aereas de los EEUU han decidido crear un escuadrón de caza integrado exclusivamente por pilotos negros, entrenandolos en la base de Tuskegee, Alabama. A la llamada acudirán un grupo de hombres de elevada formación académica que formarán la primera unidad aerea pilotada exclusivamente por hombres de color, la 99ª escuadrilla. Tras combatir en el norte de Africa, con el tiempo los conocidos como “Aviadores de Tuskegee” formaran el 332º escuadrón de combate, que realizara misiones de escolta de bombaderos en Italia. Pero en este proceso no solo habrán de luchar contra el enemigo, sino también contra el racismo y los prejuicios dentro del propio ejército norteamericano.

Esta producción, realizada para la televisión por la productora especializada en temas históricos HBO, rinde un sincero homenaje a los primeros pilotos de color de la USAAF, que combatieron con extraordinario valor pese a los prejuicios existentes en su contra en el seno de su propio país. El argumento puede encuadrarse dentro de las típicas historias de integración y superación personal que tan del agrado son del público estadounidense. En este caso, la película nos muestra los logros de estos hombres que lucharon por un país que aun los discriminaba en muchos sentidos y que lograron acallar las críticas con sus logros en el campo de batalla.

Con un estilo bastante cercano al docudrama, Escuadron 332 nos va mostrando sin demasiada originalidad, aunque con corrección formal, las peripecias del grupo de pilotos que abrieron el camino para el final de la segregación racial dentro del ejército de EEUU. Como suele ser habitual en las producciones HBO, la ambientación está bastante cuidada y la historia resulta entretenida de ver. El mayor aspecto negativo es que todo discurre por los cauces previsibles y que la mayor parte de las escenas resultan bastante tópicas y suenan a ya vistas con anterioridad. En el desarrollo de la historia y de los personajes, el guión resulta bastante plano y desde luego le falta capacidad para transmitir emotividad al espectador.

Además la película contiene un par de fallos de contexto bastante chirriantes. Por ejemplo, cuando los hombres de Tuskegee son enviados al norte de África (es decir, a principios de 1943), los modelos que pilotan son P-51 Mustang, aviones que entraron en servicio en 1944 (más adecuado habría sido que pilotaran el P-47 Thunderbolt). Por otro lado, en las filmaciones de época que muestran las misiones de ataque al suelo realizadas supuestamente en el Norte de Africa, se nota por el paisaje que se trata de misiones sobre Normandia. En esta linea, se echa en falta alguna escena de acción aérea más elaborada, ya que salvo alguna que otra secuencia realmente filmada, los combates aéreos están extraídos de documentales de la época.

El reparto cuenta con algunos de los actores afroamericanos mas conocidos, caso de Lawrence Fishburne (que interpreta al protagonista, teniente Lee) o Cuba Gooding Jr., pero los personajes no dan demasiado juego ni están demasiado desarrollados, así que ninguno brilla especialmente, aunque cumplen con dignidad en sus papeles.

En resumen, Escuadron 332 es una película correcta y que se deja ver con cierto interés, pero tampoco puede sacarse demasiado jugo de ella. Medianamente entretenida y poco más.

Calificación: 5/10

martes, 19 de febrero de 2008

Escuadron Mosquito (Mosquito Squadron)

Escuadron Mosquito (1969)

La acción nos sitúa en 1944. Durante una misión de bombardeo contra las bases de lanzamiento de las bombas V-1 el escuadron de boimbarderos “Mosquito” del comandante Quint Monroe (David McCallum) sufre la pérdida de uno de sus mejores amigos, el comandante Scott, que es dado por muerto tras ser derribado su avión. Pese al tremendo golpe animico, Monroe pronto recibe una nueva misión. El escuadron de Monroe debe destruir el castillo francés de Charlon, donde se sabe que los alemanes están experimentando un nuevo y extremadamente destructivo tipo de bomba volante: la V3. Pero las dificultades no acaban ahí: la misión de bombardeo deberá realizarse empleando un nuevo tipo de bomba rebotadora que debe alcanzar el objetivo con total precision, disponiendo de un plazo de solo diez días para entrenarse en el empleo de este nuevo tipo de bomba. Simultáneamente, Monroe iniciará un romance con la viuda de su amigo Scott.

Este film de producción británica, rodado siguiendo la estela del éxito de una pelicula ilustre dentro del cine bélico como “Escuadron 633” (1964), es claramente tributario en más de una parte de su predecesora. Las similitudes y paralelismos entre ambas películas son bastante evidentes, empezando por el tipo de avión que se emplea –el famoso Bombardero Mosquito-, y terminando por las lineas maestras del argumento, que son prácticamente calcadas de aquella película. Todo ello aderezado con la peculiaridad de que aparece reflejado el empleo de las bombas rebotadoras, (idea, por cierto, sacada de otra producción clásica “The Dam Busters”). Pero más allá de estas poco casuales coincidencias, las similitudes entre ambas producciones terminan ahí. En cuanto a calidad cinematográfica, a las dos peliculas las separa un abismo.

Las más que evidentes limitaciones presupuestarias de la producción hacen que la película cojee en demasiados aspectos. El defecto más importante se encuentra en las escenas de acción, que resultan bastante cutres. Las tomas aéreas que muestran a los "Mosquito" en vuelo no están del todo mal, pero el resto son maquetas de las malas, junto con escenas “cortadas y pegadas” entresacadas de documentales de la época; y todo ello aderezado con explosiones de andar por casa. La escena final del bombardeo del castillo es sencillamente de risa por lo mal hecha que está. Tampoco el guión, que reúne un conjunto de clichés y lugares comunes del cine bélico, resulta lo que se dice original. Además, la historia incluye el típico romance empalagoso, con protagonista femenina irritantemente llorona incluida, lo cual no redunda precisamente en un mayor interés argumental. En cuanto al reparto, plagado de actores de segunda fila, solo puede decirse que cumplen con mayor o menor correción.

En definitiva, lo mejor que puede decirse de “Escuadron Mosquito” es que es una mala copia de “Escuadron 633” y un refrito fallido de filmes bélicos, además de tener una factura más propia de la Serie B que de otra cosa. Una pelicula bastante floja.


Calificación: 2/10

jueves, 7 de febrero de 2008

Los heroes de Telemark (The heroes of Telemark)

Los heroes de Telemark (1965)

La película nos traslada a la Noruega ocupada por los nazis. En el pueblo de Vermok, condado de Telemark, al Sur de Noruega, los alemanes confiscan la mayor fábrica de agua pesada de Europa. La confiscación del agua pesada, un componente que los cientificos noruegos usan como fertilizante, pero que los alemanes desean usar para fabricar una bomba atómica, supone un enorme riesgo para los aliados. La Resistencia noruega, enterada de las intenciones alemanas, y con la ayuda del servicio secreto británico forma un grupo liderado por el profesor Rolf Pedersen (Kirk Douglas), y Knut Strand (Richard Harris) un intrépido hombre de acción, para sabotear las instalaciones de la fábrica. Tras ser lanzados en paracaídas sobre Noruega, Douglas y Strand comenzarán una peligrosa misión con el objetivo de eliminar la amenaza del agua pesada.

Durante década de los 60 se produjeron numerosos títulos ambientados en la II GM en los que, partiendo de hechos reales, el argumento se primaba la parte de acción y aventuras antes que la veracidad histórica (por ejemplo, en títulos como “Los cañones de Navarone” u “Operación Crossbow”). Tales producciones solían incluir como aderezo la presencia de grandes estrellas en el reparto así como la inclusión de partes románticas para atraer al gran público a las salas de cine. En ese sentido, “Los heroes de Telemark” es un típico producto de su época. Partiendo de lo que se conoció como "Batalla del Agua Pesada", la película exalta la valentía y abnegación de la resistencia y el sacrificio de los patriotas noruegos frente a los malvados ocupantes alemanes. En general la película respeta los hechos reales que llevaron a la destrucción de las existencias de agua pesada (se nota el asesoramiento histórico que contó la producción por parte de veteranos de la resistencia noruega), si bien, debido a lo dilatado de dicho proceso (que conllevó casi dos años y varias operaciones, incluyendo incursiones aéreas, acciones de comandos y sabotajes) el desarrollo argumental resulta un tanto farragoso y además no explica bien el aspecto temporal de la historia, haciendola excesivamente secuencial.

Por otra parte, la típica historia de amor que se introduce como trasfondo romántico no aporta nada a la historia, y perfectamente podría haberse suprimido. Otro aspecto que no me terminó de convencer es el de las escenas de acción, que me parecieron monótonas y carentes de nervio visual. Al menos, la fotografia saca partido a los bellos parajes naturales nevados de Noruega, bien captados en la película. En el plano interpretativo, Kirk Douglas y Richard Harris están bien en sus respectivos papeles, aunque tampoco sus personajes dan mucho de sí.

En resumidas cuentas “Los heroes del Telemark” dista mucho de ser una película redonda. El film acusa mucho la falta de ritmo de la historia, y su escasa capacidad para transmitir tensión. Si a esto se añade que adolece de un guión demasiado lineal y monótono, el resultado es claro: no engancha al espectador. La pelicula se salva del suspenso gracias a una aseada producción y buena ambientación en los escenarios naturales, pero ofrece poco más aparte de esos aspectos. Un título solo medianamente correcto.
Calificación: 5,5/10

martes, 5 de febrero de 2008

Roma, Ciudad Abierta (Roma Città Aperta)

Roma, Ciudad abierta (1945)
La acción se situa en Roma a comienzos de 1944. La GESTAPO busca acabar con uno de los jefes del Comité de Liberación Nacional, el ingeniero Manfredi, quien logra escapar por poco a la captura. Huyendo de sus perseguidores, Manfredi se refugia en casa de la viuda Pina, novia de otro de los miembros de la resistencia, el tipógrafo Francesco. Con la ayuda del Padre Pietro, un cura que colabora con la resistencia, Manfredi intenta continuar sus actividades, pero resultará localizado por los alemanes y detenido, muriendo en el curso del arresto la viuda Pina. Aunque Francesco y Manfredi son liberados por la resistencia cuando los trasladan, Marina, antigua novia de Manfredi, delatará a este, dando lugar a una serie de trágicos acontecimientos.

En plena época de posguerra, con las heridas morales de la contienda aun sangrantes y los destrozos físicos aun presentes, el director italiano Roberto Rosselini marcó un hito en la historia del cine con este título, considerado justamente como el que sentó las bases del Neorrealismo (el precursor del moderno “Movimiento Dogma” que propugna un acercamiento del cine a la realidad huyendo de todo artificio técnico y argumental). Partiendo de un hecho real acaecido en los últimos meses de ocupación alemana, en concreto el fusilamiento de un cura por colaborar con la resistencia, Rosselini construyó una historia sencilla y sin alardes, con un estilo que muchas veces parece semidocumental por el realismo que rezuma cada plano. Especialmente destacable -y memorable, por ser un autentico icono del septimo arte- es la secuencia de la detención de Francesco y la muerte de Pina. Unas escenas magistralmente construidas, que impactan por su sobrio verismo y que ponen un nudo en la garganta por el intenso dramatismo que transmiten al espectador en cada fotograma. Puede decirse sin temor a exagerar que los gritos de Pina llamando a Francesco mientras corre tras el camión que se lleva a los detenidos saltan del celuloide y se atraviesan en el alma.

Otro aspecto destacable del film es como va mostrando el entramado de relaciones y actividades que se tejen entre los protagonistas y como se van desenvolviendo estas hacia el trágico final. A ello contribuyen unas actuaciones sobresalientes de la mayor parte del elenco de actores, que logran expresar una naturalidad pocas veces vista en pantalla, lo cual contribuye a reforzar el aspecto semidocumental del film.

En cuanto a los aspectos negativos, hay que reseñar las bastante evidentes limitaciones técnicas de que adolece el film, especialmente las deficiencias en cuanto a iluminación y fotografia, impuestas tanto por las circunstancias (prácticamente todos los estudios de Roma habían quedado destruidos, por lo que había que filmar en exteriores con luz natural) como por las limitaciones presupuestarias. Sin embargo, estos defectos, lejos de restarle calidad al film, redundan en una mayor coherencia con estilo que Rosselini imprime a su obra.

En pocas palabras, “Roma, Ciudad Abierta” constituye un título fundamental para entender una época y la misma esencia del cine. Con esta película se abrieron nuevas vías narrativas y se creó un lenguaje cinematográfico propio que inauguró una corriente cinematográfica que influyó notablemente al cine posterior, además de dejar para la posteridad algunas de las secuencias más memorables del Séptimo Arte. Un clásico imprescindible para todo buen aficionado al Cine.

Calificación: 8/10

viernes, 1 de febrero de 2008

Muerte en Roma (Rappresaglia)

Muerte en Roma (1973)

Roma, marzo de 1944. Mientras los ocupantes alemanes ven con inquietud los avances aliados, la resistencia italiana prepara un atentado contra una compañía alemana que patrulla las calles romanas. Cuando la bomba estalla, matando a 33 alemanes e hiriendo a mas de sesenta, el general Kurt Malzer clama venganza y ordena duras represalias contra la población italiana. Pese a que el jefe de la GESTAPO en Roma, el coronel Herbert Kappler (Richard Burton) en principio desea mantener una política moderada y recibe el apoyo Kesselring; Malzer apela directamente a Hitler y obtiene permiso para fusilar a 10 italianos por cada alemán muerto, dando comienzo a una infame represalia contra personas sin ninguna relación con el atentado. Mientras tanto un modesto cura italiano, el padre Antonelli (Marcello Mastroianni) hará lo posible por evitar la masacre de sus compatriotas.

Basándose en los hechos reales que rodearon la matanza de las Fosas Ardeatinas, una de los más infames crímenes de guerra perpetrados por tropas alemanas en suelo italiano, el director George Cosmatos abordó la reconstrucción de los hechos relativos a dicha salvaje masacre. En lineas generales, la película resulta correcta tanto en tocante a la ambientación (ya que se filmó en los escenarios reales de Roma) como en el desarrollo de los sucesos históricos. Un aspecto que me gustó es que no solo se limita a exponer los hechos sino que también plantea los puntos de vista de sus protagonistas: el Coronel Kappler, un hombre de cierta sensibilidad e inteligente, enfrentado a la brutalidad de las órdenes que recibe de sus superiores; las motivaciones de los miembros de la resistencia, la angustia del padre Antonelli ante la barbarie que presencia…etc.

Otro aspecto muy bueno de este film reside en los actores principales, un muy solvente Marcelo Mastroianni en su papel de cura, y un enorme Richard Burton como Kappler, dan mucha credibilidad a sus respectivos personajes. De toda la película me gustó especialmente la escena del atentado, muy bien construida, y como va creando tensión antes de que se produzca la explosión (la pelota que rueda calle abajo, el ruido de las botas alemanas acercándose…) de manera muy realista. En el aspecto negativo, lo que se le puede achacar a este film es que resulta algo típico, con un planteamiento muy lineal y escasa capacidad de sorprender, por mucho que el final (por cierto un tanto brusco) pretenda dar un giro emotivo a la historia.

En definitiva, “Muerte en Roma” es una película correcta y de buena factura, que suple su ausencia de pretensiones con el buen hacer interpretativo del dúo protagonista, y sobre todo, de un excelente Richard Burton en el papel de Kappler. Recomendable.

Calificación: 6/10